Militares en clases presenciales en Linares

El Ejército debe dejar de lado las labores académicas porque un ascenso más o un ascenso menos bien poco le importa a la comunidad.

Polémica ha generado que oficiales y cabos dragoneantes pertenecientes a la Escuela de Artillería de Linares sigan participando de clases presenciales cuando en el país se extreman las medidas preventivas por la pandemia del Covid-19 y las acciones académicas como escolares están centradas vía on line o a distancia.

Fue una interrogante planteada por Diario El Centro la que abrió del debate. Lo anterior agudizado con una clara sensación de inseguridad que viven los habitantes de la principal ciudad del Maule sur y los cuestionamientos de la ciudadanía ante la escasa presencia de efectivos del Ejército en el horario de “toque de queda”. Hay que añadir una “oleada” de robos y asaltos.

La razón esgrimida para seguir en el aula por el Ejército de Chile es más bien técnica. “Hoy día por un tema legal, obviamente de formación que tienen tanto los cabos dragoneantes como los oficiales para poder dar cumplimiento a lo que establece el DFL N°1, que es el Estatuto Administrativo de las Fuerzas Armadas, para poder acceder a un grado superior deben tener un curso de capacitación. Por ende, es lógico que tengan que cumplir con ello o sino legalmente no se les puede conferir el ascenso y además que están en un proceso formativo que les va a permitir al término de éste, integrarse a las fuerzas terrestres y co-ayudar a todo este trabajo de control de la pandemia que estamos realizando. Efectivamente, si hay clases presencial porque tiene una razón técnica. O sea, las Fuerzas Armadas en general manejan mucho equipo, mucho material que debe ser manipulado y a distancia obviamente no se puede. En razón de esto la Escuela de Artillería establece por parte del grupo de educación y doctrina que tienen que continuar en clases para finalizarlas por este requerimiento legal que se genera producto de los tiempos de capacitación. Las clases se hacen, se toman todas las medidas relativas al distanciamiento social dentro de ellas. Esto obedece a un tema legal”, dijo el Jefe de la Defensa en el Maule, General Hugo Lo Presti.

El alcalde Mario Meza afirmó no compartir la explicación que dio el Jefe de la Defensa Nacional en el Maule sobre la escasa presencia militar en Linares. “Las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública existen para velar por el bien común de los chilenos. Hoy día se le pide particularmente al Ejército en Linares que las clases presenciales de los soldados dragoneantes y oficiales se realicen igual que el resto de las universidades, CFT, IP, colegios particulares, subvenciones y públicos, vale decir, de manera no presencial (on line). El Ejército debe dejar de lado las labores académicas porque un ascenso más o un ascenso menos bien poco le importa a la comunidad. Dios quiera que el día de mañana no tengamos un conflicto bélico con los países vecinos porque bajo el argumento del General Lo Presti los soldados no podrán acudir a defender nuestros intereses por estar en clases y tramitando un ascenso”.

Un tema que no deja de llamar la atención y que debería generar una revisión del Ejército de Chile en tiempos en que la comunidad requiere a la fuerza militar en la calle de día y, principalmente, de noche. Además, como es un recinto privado no se puede informar si efectivamente se cumple en el aula con el distanciamiento físico y qué medidas hay para prevenir la transmisión del Covid-19. Por lo menos de casos positivos al interior de la Escuela de Artillería no hay confirmación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here