Militar quedó libre tras ser exculpado por muerte de joven curicano

publicado por

Avatar
11 de diciembre de 2019
341
La audiencia se realizó esta mañana en el Juzgado de Garantía de Curcó (fotografía twitter Fiscalía Maule)

El juez, Patricio Navarro, del Juzgado de Garantía de Curicó, resolvió esta mañana decretar la libertad y dejar sin medidas cautelares al cabo segundo de Ejército, Juan Carlos Jesús Reyes, luego que la fiscalía de Curicó anuló los cargos criminales en su contra por el supuesto delito de homicidio, cuya víctima fue el joven, José Miguel Uribe Antipani, ocurrido el octubre pasado en esta ciudad.

Tal como se había anunciado previamente por las partes en litigio, el fiscal, Jaime Rojas, quien se encuentra a cargo de la investigación, reformalizó los cargos criminales contra el imputado, pasando de homicidio simple en grado de consumado al supuesto delito de disparo injustificado. Tras ello, solicitó medidas cautelares, lo cual fue respaldado por todas las partes querellantes en este caso criminal.

Esto es, abogados que representan a la familia de la víctima, a la municipalidad de Curicó y al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). En contraparte, el abogado, Rodrigo Flores, jefe de estudios de la Defensoría Regional del Maule, se opuso a las medidas cautelares, señalando que las circunstancias que se vivieron el día de los hechos permiten justificar que el imputado hiciera uso de su arma de servicio institucional.

Al término del debate y, a petición también de las defensas, el juez programó para el 3 de febrero del próximo año, una audiencia de sobreseimiento del militar, en el caso específico de la investigación por el homicidio de José Miguel Uribe. Otro dato relevante es que, tras la primera audiencia, la misma fiscalía formalizó cargos contra un civil como presunto verdadero responsable del asesinato.

Los hechos se remontan al 21 de octubre pasado, cuando un convoy militar viajaba hacia Santiago y, a la altura de Curicó, debió detenerse por barricadas en la carretera. El capitán a cargo del grupo hizo bajar a los soldados, quienes hicieron uso de sus armas de fuego para dispersar a los manifestantes. El cabo segundo Jesús Reyes declaró que primero disparó su fusil con una bala de salva y, luego, volvió a percutar, esta vez, con una munición de guerra.

Pero advirtió que el segundo disparo fue direccionado hacia algunos arbustos y no en dirección a los manifestantes. Luego, el joven José Miguel Uribe, estando en la barricada, resultó lesionado con una herida de bala transfixiante que le causó la muerte. Por estos hechos, la fiscalía inicialmente formalizó al militar, Jesús Reyes quien estuvo por casi 47 días en prisión preventiva en un regimiiento de policía militar en Santiago.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here