Me defino… Javiera Alexandra Widdles Cortés

Javiera, tiene 24 años, estudia Educación Parvularia y además es estudiante y monitora de danza Nacional Chilena la cueca.

publicado por

Avatar
17 de marzo de 2020
717

¿De dónde surgió el amor por el amor por la danza?

“El amor por la cueca se fue desarrollando con el tiempo. En primera instancia partió por mi vínculo familiar, el hecho de vivir los primeros años de mi infancia en un sector rural de la costa curicana, llamado ‘Barbarrubia’ me acercó a las festividades, donde no podían faltar las cuecas. Desde muy pequeña, me vestían con el atuendo típico. Al pasar los años y viviendo en la comuna de Curicó, comencé a pertenecer a diversas academias y ballet, siempre ligados a la cueca. Desde entonces, el amor por la danza ha ido aumentando”.

¿Desde qué edad usted baila cueca?

“Yo bailo cueca desde que tomé por primera vez un pañuelo (debe haber sido a los 2 ó 3 años). Ahora, si hablamos ya de saber la estructura de la cueca, eso lo aprendí de mi abuela, mi mamá y también de la ‘Academia de Cueca Huaso González Muñoz’, a la edad de 7 años.

¿Qué satisfacciones le ha brindado su oficio?

“Bastantes, tanto en el ámbito personal, como también en el profesional, ya que me ha permitido realizar viajes en el territorio nacional y al extranjero. En el 2013 viajé a New York, en Estados Unidos, y en el 2014 a Mar del Plata. Sin embargo, más allá de los viajes, las satisfacciones personales son las que más me llenan. El ambiente de los cuequeros permite hacer vínculos afectivos tan fuertes que pueden –incluso- perdurar para toda la vida, lo cual es gratificante. En la actualidad, la satisfacción mayor ha sido tener la oportunidad de transmitir todo mi conocimiento a las futuras generaciones, siendo monitora -junto a mi pareja- de nuestra academia de cueca”.

¿A qué retos se ha tenido que enfrentar para llegar donde hoy está?

“Pienso que la vida está llena de retos, debemos saber enfrentarlos y aprender de ellos. Pero creo que el reto más importante ha sido ir desarrollando mi personalidad, la cual aún sigue en proceso. También, un reto constante es la organización del tiempo, en cuanto a la universidad, la academia y/o compromisos”.

¿Qué emociones siente usted al bailar esta danza tradicional?

“Al bailar, desde muy pequeña siento que el mundo se paraliza, me dejo llevar por las melodías y entro a un estado de felicidad inexplicable. Pero también las emociones -al danzar- se van desarrollando con el tiempo. Hoy puedo decir que disfruto al sentirme segura de mí misma, dominando mi cuerpo y en forma complementaria con mi pareja, que es mi compañero de vida. Y hacer lo que amas con quien amas, tiene una emoción especial”.

¿Qué representa este baile tradicional para usted?

“Para mí, nuestra danza nacional representa la comunicación, amor y conquista de una pareja, con coqueteos a cierta distancia, sin tener contacto físico. La danza representa a la mujer chilena, representa nuestras raíces y nuestra esencia propia. Este baile nacional personifica lo que fueron las mujeres y lo que somos hoy en día, tanto en la danza, como en el canto.”.

¿Cree que la cultura de bailar cueca se ha perdido con los años?
“No se ha perdido debido a los diversos campeonatos de Cueca que en la actualidad existen, los que han permitido masificar y mantener viva nuestra danza nacional. También vemos como los padres y/o apoderados tratan de inculcar a los niños y niñas aprender la Cueca, asistiendo a cursos y academias.

Yo, en lo particular y junto a mi pareja, hemos fundado nuestra propia academia desde el año 2017, llamada ‘Academia de Cueca Pasión y Tradición de Curicó’, donde difundimos nuestra danza nacional a menores desde los tres años de edad.

Tener la posibilidad de trabajar con niños y jóvenes, ha permitido darme cuenta de que faltan mayores oportunidades para nuestra danza nacional, ya sea en los establecimientos educacionales, en las municipalidades, en actividades públicas. Ya que la cueca es una ventana de escape y resiliencia ante diferentes obstáculos que presenta la vida”.

¿Cree que este baile tiene algo de machismo?
“En cierta parte de la historia tuvo carácter machista, sin embargo, tenemos versiones completamente opuestas, donde la cueca hace referencia a respetar y cortejar caballerosamente a la dama.

Yo creo que depende mucho de las versiones. Pienso que debemos ver nuestra danza nacional, como un baile de pareja que demuestran que el hombre y la mujer están en una igualdad de géneros, con características muy diferentes, pero que el aporte de uno y el otro hace de la danza un disfrute, representando el complemento entre dos personas, en igualdad de condiciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here