Me defino… Benedicta Aravena Carrasco

Benedicta Aravena es directora del Centro Mujeres Quidell, tiene 60 años y es madre de 3 hijos.

¿Cuéntenos cómo fue su etapa estudiantil?

“La enseñanza básica fue muy tranquila y feliz, en una escuela de barrio (Escuela N°18 de niñas 15 oriente 7 sur), donde todas nos conocíamos y las profesoras eran nuestras madres y tías, éramos una gran familia. La enseñanza media fue más compleja, estudié en un colegio religioso católico CIT Colegio Integrado de Talca, empecé en el año 1973, cuando el país atravesaba un duro momento histórico y político. Me volví introspectiva y solo observaba, muchas veces, tuve miedo de dar mi opinión. A su vez, participaba en otros grupos sociales y políticos, donde era genuina, mejor dicho, era yo”.

¿Pensó alguna vez tener la función que hoy desempeña?

“Mi sueño frustrado fue ser maestra rural, por el romanticismo que me embargaba y la labor social que la llevo en la sangre. Desde joven he participado en trabajos comunitarios y tomando algún liderazgo. Fui: directora de la Casa de la Mujer Yela, la primera casa de acogida en Chile para mujeres que viven violencia, Coordinadora Regional del Foro Red de Salud y Derechos Reproductivos Región del Maule; Coordinadora Nacional del Foro de Salud y Derechos Reproductivos Chile; y hoy Coordinadora del Centro Quidell, apoyo a mujeres que viven violencia. Siento que mi gran apoyo al trabajo social con las mujeres se basa en la experiencia y la lucha continua por mejorar las condiciones de vida de las mujeres”.

¿Qué satisfacciones le ha brindado su cargo?

“Las satisfacciones son infinitas, el solo hecho de saber que una mujer salió del circulo toxico de una relación violenta es un gran logro. Participar en diferentes instancias, tanto de gobierno como de la sociedad civil, han sido un gran aprendizaje… Lamento mucho que a tantos años de la democracia, las mujeres no tengan el espacio en la sociedad que nos corresponde por derecho”.

¿Cuál es el secreto del éxito laboral?

“La perseverancia, la empatía y estar en un continuo aprendizaje. En nuestro centro, llegan muchos alumnos y alumnas en práctica de trabajo social y psicología, principalmente, de la Universidad Santo Tomas, Universidad Católica y Autónoma. En su primera entrevista siempre les digo, que vamos a aprender y crecer juntos, porque nosotras tenemos la experiencia del trabajo y ellos, nos traen toda la savia nueva”.

¿Cree en las capacidades del género femenino?

“Por supuesto, tenemos las mismas capacidades y conocimientos que los hombres. En las diferentes instituciones educativas donde nos hemos preparado, hay muchos mitos que nos rondan y que son netamente de una cultura machista y opresora. Pero las mujeres estamos plenamente capacitadas para ejercer cualquier labor, ya sea dentro del ámbito doméstico como laboral”.

¿Cómo puede una mujer convertirse en líder?

“Teniendo conocimiento del tema, ser empática y ponernos en el lugar de la otra, escuchar, dar un abanico de posibilidades y ver cuál es la que más nos conviene, delegar funciones y jamás perder la motivación”.

¿Qué herramientas necesita una mujer para salir victoriosa de cualquier situación de riesgo que se esté presentando en su vida?

“Estar empoderada, creer en sus capacidades, tener mucha fe confiar en sus pares, y si no tienes conocimientos, buscar ayuda.

¿Qué les diría a aquellas mujeres que se sienten incapaces de surgir y sostenerse por ellas mismas?

“Siempre tenemos que tener en cuenta que nadie es perfecto, todas tenemos cosas que mejorar, lo importante es hacernos cargo de nosotras mismas y de nuestros actos. Que la mayoría de nuestros fracasos son una oportunidad que nos acercan a ver mejor nuestras capacidades resolutivas, que tenemos muchas virtudes, aunque a veces las escondemos por una cuestión de autoestima, pero están y las tenemos que aflorar, siempre entregar lo mejor de nosotras”.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa