Me defino: Ana Paola Ponce Rojas

Ingeniera civil industrial - Licenciada en ciencias de la ingeniería - Seremi del Trabajo y Previsión Social.

0
85

¿Describa su etapa universitaria?

“Tengo muy lindos recuerdos, pero también fue una etapa de mucho sacrificio. Para poder estudiar en la universidad, yo tenía que pagarme todo, ya que mis padres no tenían la posibilidad de ayudarme y no existían todos los beneficios de hoy. Conocí el rubro agrícola, me fui a Parral y, con la camioneta de mi padre, me puse a comprar y vender frambuesas todo el verano. Eso me dio la oportunidad de estudiar ingeniería civil e industrial, aunque durante seis años, todos mis veranos fueron de trabajo. No era una tarea fácil, ya que el trabajo requería esfuerzo físico, pero me dio muchas satisfacciones personales”.

¿Cómo se relaciona su carrera con su rol actual?

“Siempre quise estudiar algo que me permitiera tener amplio desarrollo profesional y mi carrera me permite eso, ya que es polifuncional. Las herramientas que adquirí en la universidad las estoy aplicando en mi actual desempeño, ya que tengo que planificar labores, administrarlas, generar estrategias, desarrollar programas, manejar indicadores, evaluaciones, estadísticas y probabilísticas, además, reconocer y valorar todo lo que tenga que ver con recursos humanos. En el cargo que desempeño, tenemos que ser eficientes con lo que somos, generando apoyo con otras seremías y gobernaciones, para obtener el fin que deseamos”.

¿De dónde surgió su amor por el servicio público?

“Era algo que no tenía contemplado. Estaba en la ciudad de Santiago y se me dio la posibilidad de ser candidata en mi ciudad natal que es Curicó. Al realizar este trabajo de resolver las necesidades de una comunidad, fortalecer la confianza de las personas, permitió darme cuenta del alto nivel de responsabilidad que se debe tener, ya que las acciones que se desarrollan repercuten en otras personas. Poder realizarlo me dio una gran satisfacción personal y eso no tiene precio. Descubrí el amor por el servicio público al entregar mis conocimientos y habilidades por el bien común de las personas”.

¿Qué satisfacciones le ha brindado su cargo?

“En este momento, el cargo es un gran desafío por la etapa que estamos viviendo, pero me encantan los desafíos. Hacerlos y realizarlos de la mejor forma, entregando lo mejor de mí, es una de las cosas que me motiva y complementan. La satisfacción de estar en contacto con las personas y ayudar a otros no tiene precio, poder entregarles ayuda social, comunicarles lo que existe, generar estrategias y conciencia para que las empresas puedan tener las condiciones necesarias, ir a visitarlas y esforzarme el triple para ver las condiciones de los trabajadores, eso es algo que a uno la va engrandeciendo cada vez más”.

¿A qué retos se ha tenido que enfrentar para llegar donde hoy está?

“Haber elegido carreras que, en la época, eran preferentemente de hombres y que dificultaban mucho la inserción laboral;  las oportunidades que se generaban por ser de familia de esfuerzo fue otro reto importante; también la región que no cuenta con un campo laboral tan amplio”.

¿Qué tan difícil es para una mujer posicionarse en esta área?

“Antiguamente muy difícil. Hoy en día esto ha cambiado, ya que hemos demostrado que las mujeres podemos, tenemos las mismas competencias técnicas y habilidades para llevar este cargo, siempre y cuando estén las oportunidades y condiciones para desempeñarse”.

¿Cuáles son los sueños que desea cumplir?

“Seguir creciendo como profesional, como mamá y como mujer. Si bien hay cosas que no he podido cumplir -como continuar estudiando, que es mi pasión- siento que he avanzado dentro de mi vida profesional y familiar”.

¿Cómo distribuye el tiempo entre el trabajo y la familia?

No ha sido difícil, ya que tengo la fortuna de contar con excelentes redes de apoyo y que son mi familia. En un trabajo de alta dedicación y jerarquía, muchas veces, tienes que abocarte a temas urgentes fuera del horario laboral, y en esos momentos, cuando se necesita contar con más de una red de apoyo, yo he tenido ayuda. Mis padres, hermanos, hermanas y el papá de mi hijo han sido fundamentales”.

¿Ha avanzado el empoderamiento de la mujer en cargos públicos y políticos?

“Creo que antes la presencia de las mujeres en estos cargos no era muy valorada. Actualmente, el rol de las mujeres ha cambiado y tiene mayor relevancia, gracias a las mujeres que han demostrado tener la mismas competencias y habilidades en cargos públicos y privados, desarrollando sus tareas con gran éxito. Pero de igual modo, queda mucho por avanzar en esta materia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here