Alejandra Urbina Muñoz: el paso de la ciencia al emprendimiento

Profesora de Ciencias con mención en Física - Emprendedora de “Alma Jabones Artesanales” - 34 años - Talquina

0
251

¿Cómo fue su infancia?

“Muy feliz, junto a mi hermana y mis padres. Mi papá es profesor y ya está jubilado, pero sigue dando clases en un programa que se llama Asesores Seniors. Mi mamá -además de ser modista- vendía productos que traía desde Argentina, Perú y Bolivia, por lo cual, desde pequeñas nos inculcó el valor de ser independientes y esforzadas. Enfermó cuando yo tenía 14 años de una meningitis, lo cual detuvo de cierta forma su vida, pues quedó con una Neuropatía. Al entrar a la universidad, descubrí una etapa llena de muchas actividades, entre la cual, estaba la danza y el deporte”.

¿Siempre quiso dedicarse a lo que hoy es su pasión?

“Sí, la vocación de ser profesora nació en la enseñanza media, en el Liceo Abate Molina de Talca, donde siempre estaba atenta a la Academia de Ciencias y a la instrucción del profesor, Víctor Inzulza. Frecuentemente asistía a las olimpiadas de física, así fui aprendiendo y fue surgiendo el amor por todo lo relacionado con la materia”.

¿Cómo pasa una profesora de física a emprender en productos naturales?

“Tiene que ver con el bienestar, una forma de buscar las propiedades de lo natural -científicamente probado- y que también genera un bienestar en el cuerpo, para las varices, las estrías, las líneas de expresión y todas las dolencias que uno pueda tener.”.

¿De qué trata el emprendimiento Alma?

“El emprendimiento de Alma (nace de juntar nuestros nombres: Alejandra y Marisel) surge junto a mi hermana, por una idea que tuvimos, con la finalidad de entregar regalos de Navidad, llevando bienestar a nuestros seres queridos, hace más de cinco años. En Alma realizamos sales de baños, labiales, cremas regeneradoras, jabones a base de leche de cabra para las estrías, la rosácea, el acné, entre otros productos naturales. Esperamos seguir divulgando Alma, para que pueda posicionare como una marca natural de cosmética”.

«Almajabonestalca», Emprendimiento local.

¿Cuál ha sido su trayectoria?

“Soy docente desde hace más de 10 años, Salí en el año 2008 de la Universidad Católica del Maule. En el año 2014 fundé la Academia de Bioastronomía en el Colegio Juan Píamarta, donde inicialmente prestaba mi telescopio galileano (sencillo) a mis estudiantes, para llevarlos por una semana a sus casas, lo cual los motivó a clasificar a tres Ferias Científicas Nacionales.

En el año 2016 nace ‘Alma jabones’ como un proyecto de jóvenes emprendedores con apoyo del Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec), lo cual nos permitió crear un Atelier de trabajo. A fines del año 2016 viajé a Heidelberg, Alemania, a perfeccionarme sobre Didáctica de la Astronomía en el HdA de la Universidad de Heidelberg, lo cual me permitió impartir talleres a docentes y compartir junto a profesores alemanes en el Norte de Chile, por medio del Heidelberg Center y la Universidad Católica.

Posteriormente en la región, pude impartir talleres de Astronomía junto a Explora Maule y en la Universidad Católica del Maule en la carrera de Pedagogía en Ciencias. De esta forma, coordino a nivel regional la Red Astro para Profesores de Chile. En el año 2018, ingresé al programa de Magíster en Enseñanza de las Ciencias de la Universidad de Talca, lo cual me ha ayudado a adquirir nuevas herramientas para el quehacer de un docente de Ciencias”.

Observaorio Max Wolf junto a profesionales de la HdA en Heidelberg, Alemania.

¿Qué satisfacciones le ha brindado su oficio?

“Generar el bienestar en las personas que se sienten mejor y les gustan los productos, ya que no contienen tóxicos. Personas con problemas de psoriasis nos han dado las gracias por la crema regeneradora que tiene cera de abeja y, también, ese nexo con los productores primarios, cuando vamos a buscar los materiales que ocupamos, siempre tratamos -en todos los casos- de mantener esos nexos con los productores del país, por ejemplo, con las sales de Cahuil”.

¿Cuál es la importancia de la física en la vida de las personas?

“Sin la física no sabríamos de dónde venimos o hacia dónde vamos. La astronomía también nos muestra y recuerda que somos polvo de estrellas, lo que nos lleva a respondernos día a día lo pequeño de nuestra existencia en el Cosmos”.

¿Es difícil para una mujer posicionarse en esta área?

“En el ámbito de la Ciencia es complicado, pero afortunadamente -en términos de divulgación- la astronomía está generando ruido y se necesitan muchas voces que muestren por qué Chile está siendo potencia mundial en observación astronómica, con los proyectos de observatorios más avanzados del mundo”.

¿Cómo visualiza la divulgación de la física y astronomía en el país?

“Que se siga divulgando en la región y el país, a través de talleres como los que un grupo de docentes y yo hacemos. Es fundamental que las nuevas y futuras generaciones adquieran estos conocimientos, para desempeñarse en la vida y trabajar en observatorios o en la parte turística. Considero que conocer la ciencia es tan importante como adquirir el pensamiento crítico, es decir, cuestionar la información que escuchamos”.

Un mensaje para todos los estudiantes que desean ser parte de la Ciencia…

“Si quieren ser docentes, que lo hagan, pero porque les gusta, por vocación, porque quieren que el mundo sea el día de mañana mucho mejor. Acompañar a otros jóvenes en la enseñanza, es una vocación, por eso, quienes lo hagan deben tener ese llamado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here