Matías Rafide: la armonía entre sencillez y sabiduría

Entre otras responsabilidades, se destacó como presidente fundador de la Sociedad de Escritores del Maule y fue designado miembro de la Academia Chilena de la Lengua en 1980.

Matías Rafide, hijo de padres árabes, nació en Curepto el 5 de noviembre de 1929. Falleció este 30 de marzo, en Santiago.

Matías Rafide fue hijo ilustre de Curepto, su ciudad natal, miembro de la Academia Chilena de la Lengua y agregado Cultural en la Embajada de Chile en El Cairo -por nombrar una minúscula parte de su trayectoria-, pero ninguno de los cargos y reconocimientos que obtuvo distanció sus pies de la tierra. De esto dan fe sus afectos más cercanos y conocidos.

En el hogar aprendió la importancia del estudio. “Como él lo aplicaba en su vida, nosotras todas fuimos profesionales”, cuenta Karin Rafide, una de sus tres hijas, sobre el impacto que tuvo en ellas el ejemplo de su padre, que murió la noche de este lunes, en Santiago, a los 91 años de edad.

El académico, ensayista y poeta -aunque reconocido como un erudito de las letras- cultivaba una sencillez impermeable a la lluvia de méritos que lo seguían, pero también una cercanía impostergable con la Iglesia católica.
Karin, su hija, asegura que cuando enfermaba se preocupaba de acudir a misa los domingos.

“Una de las cosas más importantes para él fue la religión. Era muy católico, siempre nos inculcó el catolicismo, hacer las cosas bien. Además, él estuvo en el seminario de los maristas en Curicó, así que era muy apegado a la iglesia, todos los domingos iba a misa y celebraba las fechas importantes. En Semana Santa, no le gustaba salir, porque decía que eran días de recogimiento, de estar en familia”, recuerda.

SABIO SENCILLO

Así como su hija bosqueja a un hombre generoso y sencillo, quienes tuvieron trato con el poeta maulino -sin ser parte de su familia- coinciden en que es la humildad uno de sus atributos característicos.

“Era un sabio con una sencillez impresionante”. Así lo define Eduardo Bravo, director del Centro de Documentación Patrimonial del Instituto de Estudios Humanísticos de la Universidad de Talca, quien lo conoció cuando realizaba un documental sobre Pablo de Rokha.

“Era de esas personas capaz de entregar con cercanía su conocimiento, con generosidad, algo que hacía valorar lo que estaba entregando. Era una persona muy amable y cariñosa y, sin embargo, muy riguroso. Te dabas cuenta de que estabas delante de una persona especial”, abunda Bravo.

Más que un crítico literario, un académico e investigador, según lo mira Bravo, con su muerte se pierde también una conexión con poetas y escritores chilenos, “un referente vivo que conoció a Neruda e interactuó con Pablo de Rokha”.

El trabajo de Rafide, a su juicio, reviste un peso particular por la preocupación que siempre tuvo por la cultura local.

“Su labor como crítico literario -expresó- lo aprecio mucho, era muy agudo. Escribió sobre la literatura maulina, es decir, miró hacia lo regional. Teniendo una mirada hacia el mundo Matías Rafide, que daba conferencias por el mundo tenía una mirada hacia lo regional”, comentó.

RELEVANTE INTELECTUAL

De ese afán de Rafide por escudriñar el trabajo de escritores locales, también da cuenta el historiador, Jaime González Colville, quien fue su alumno en la Universidad de Chile y colaborador de sus obras de antología maulina.

“En 1973 colaboramos con él en su libro ‘Poetas de la Región del Maule’, antología aparecida en 1973 y donde reunió a los presentes, ausentes y olvidados poetas de esta región. La obra fue muy celebrada y Rafide la profundizó después con un ‘Diccionario de autores de la Región del Maule’ de 1984. Aun cuando egresé de la Universidad, manteníamos un periódico contacto solicitándome datos y referencias de los viejos poetas maulinos”, refiere González.

Si bien fue reconocido en el Maule, por como lo aprecia González Colville, su poesía fue más valorada en España, donde fueron publicados sus poemas “Fugitivo cielo” (1957) y “Tiempo ardiente” (1952).

“Su enorme erudición en literatura moderna y el notable uso del idioma lo hacen uno de los últimos y más relevantes intelectuales de la región y de Chile. En sus últimos años me dijo varias veces que, tal vez, esta tierra había sido ingrata con él”, explica el historiador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here