¿Más recursos para Salud? Sí, pero…

publicado por

Avatar
3 de febrero de 2020
42

Recientemente varios especialistas han propuesto como medida indispensable para avanzar en salud, aumentar su porcentaje del gasto público, desde el casi 5% actual, a más del 6%.

La primera consideración es a qué sector le quitamos para transferirlo a salud, considerando que las demandas sociales en pensiones, educación, trabajo, obras públicas o vivienda, entre otras, son también legítimas y apremiantes.

Creo que más importante poner atención a una grave debilidad del sector salud: ineficiencia en el uso de recursos.

La Comisión Nacional de Productividad, nombrada por la Presidenta Bachelet en 2015, presentó hace unos días su informe sobre la eficiencia en el uso de una de las áreas más costosas de un hospital: los pabellones quirúrgicos.

Estos, tienen en promedio un uso del 53%, su utilización real es de 4,8 horas diarias promedio y de 9 horas institucionales teóricas. Además, se efectúan 3,3 operaciones por día por cada pabellón, las operaciones empiezan con casi una hora de retraso y terminan en promedio dos horas antes del fin teórico de la jornada laboral.

Además, sólo el 14% de los pabellones se utilizan los fines de semana y existen significativas brechas respecto al uso y desempeño de los quirófanos electivos entre los hospitales de alta complejidad analizados. Esto está dado por varios factores: importante ausentismo del personal no médico, deficiente manejo de la lista de espera, escasez de insumos, limitaciones para el traslado interno de los pacientes, heterogeneidad de las estadías hospitalarias para iguales prestaciones, bajo nivel de procedimientos ambulatorios e insuficiente presencia de anestesistas, entre otros.

Lo anterior es un indicador de las serias deficiencias en la gestión de un costoso recurso como son los pabellones quirúrgicos, y que probablemente están presentes también en otras áreas del trabajo hospitalario, algo no incluido en este informe.

Todos estos factores explican razonablemente las lamentables listas de espera quirúrgica no GES y naturalmente, hacen cuestionarse la lógica de solo inyectar más recursos, los que sí son necesarios al sector.

Manuel José Irarrázaval
Director Instituto de Políticas Públicas en Salud
U. San Sebastián

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here