Más incendios forestales y superficie destruida arroja temporada 2019-2020

El Fiscal Regional, Julio Contardo, informó que también aumentó el número de causas investigadas

Los incendios forestales aumentaron en cantidad y superficie quemada en la Región del Maule.

Si bien la temporada de incendios forestales se mide entre el 1 de julio al 30 de junio del año siguiente, con la extinción total del siniestro de Agua Fría en la comuna de Molina –que estuvo activo durante semanas y en el cual se debió utilizar una cantidad inusitada de recursos públicos y privados- y la llegada de las primeras lluvias, es posible realizar un balance regional en esta materia.

Según las últimas estadísticas de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), en la región del Maule se han registrado mil 112 incendios forestales durante esta temporada, esto es, un 18% más que la temporada anterior (945); u en cuanto a la superficie afectada, al día de hoy alcanzan las 22 mil 415 hectáreas, cifra muy superior a las 7 mil 284 hectáreas de la temporada anterior, con un alarmante incremento del 208%.

Al respecto, el director regional de Conaf, Marcelo Mena, reconoció que la temporada 2019-2020 fue compleja, donde los recursos técnicos y humanos fueron puestos a prueba, destacando el aporte que realizó la empresa privada en la lucha contra estos siniestros.

“Lamentablemente nosotros, en la proyección que realiza la institución, prácticamente del mes de agosto del año pasado, sabíamos que iba a ser una temporada muy, muy dura. Es así que activamos la apertura anticipada de las brigadas y la disponibilidad de gran parte de los recursos aéreos y mecánicos que tuvimos a disposición”, señaló el director de Conaf.

EL FACTOR SEQUÍA
A modo de recuento, Mena informó que la región contaba con 24 brigadas forestales, de las cuales, 17 disponen de contingente humano, ya que el resto son mecanizadas.

“También lo dijeron desde la Secretaría Regional de Agricultura con el decreto de Emergencia Agrícola, por la gran sequía, sobre todo, en el Maule norte, y con eso –entonces- nos anticipábamos a un escenario muy complicado y duro para la región, con un bosque y una vegetación absolutamente estresada por esta falta de lluvia, todo lo cual jugó en contra”, añadió el director regional de Conaf.

Sin embargo, eso no es todo, por cuanto según evaluaciones de las autoridades afines a esta materia, se observa que la conducta negligente y dolosa no ha cambiado en la población. Todo ello, se ve reflejado en el aumento considerable en el número de incendios forestales, lo cual está relacionado directamente con que la ciudadanía no es consciente del grave daño que origina un siniestro, el cual puede tomar ribetes dramáticos de pérdida de bienes, la fauna y hasta vidas humanas.

“Esto podría haber sido mucho más lamentable, pero yo creo que tuvimos un importante aumento de los recursos, fue así que tuvimos las 24 brigadas, con seis recursos aéreos, con cuatro aviones AT que permiten la descarga de 3 mil litros de agua, también con helicópteros, ya sea en Curicó y otro en la comuna de Retiro”, explicó Mena.

“Todo eso nos permitió llegar a los distintos incendios que tuvimos. Quiero agradecer públicamente el trabajo mancomunado que hemos hecho con la empresa privada. Eso es súper importante destacarlo, porque ellos tienen gran cantidad de recursos, algo más que nosotros, pero hay siempre una comunicación muy estrecha entre la empresa y Conaf, por cuanto, muchas veces en estos incendios de gran envergadura, hubo estrategias y coordinaciones”, explicó el director regional.

El mismo agradecimiento brindó Mena a los lugareños y la comunidad, quienes participaron activamente en modo de “segunda línea” en el incendio forestal de Agua Fría, en Molina, en los alrededores del Parque Nacional Radal Siete Tazas. Por último, comentó que Conaf mantiene un contingente de brigadas activas, aunque algunas terminan el 15 de mayo y otras a fines de mes.

CAUSAS E INVESTIGACIÓN
El origen de los incendios recae en la acción humana. El 99,7% de los incendios se inician ya sea por descuidos o negligencias en la manipulación de fuentes de calor, por prácticas agrícolas o intencionalidad, originada en motivaciones de distinto tipo, incluso con dolo delictual.

En esta línea, el Fiscal Regional, Julio Contardo, informó que hay que distinguir en esta materia. “Tomando en consideración el 2019 y el primer trimestre de este año, el delito de incendio -solo con daños, sin peligro para la propiedad- aumentó en 90 causas, es decir, un 52% más; el delito de incendio de bosques aumentó en un 55%; y disminuyó el delito de incendio con resultado de muerte, aproximadamente en un 58%, con siete causas menos”, señaló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here