Más dudas que certezas en el anhelo que Talca se transforme en una Smart City

Luminarias con sistemas de telegestión y Wifi libre, entre otras bondades, convertirían a Talca en una de las ciudades pioneras en Latinoamérica con esta tecnología. No obstante, por incumplimiento de parte de la empresa y falta de fiscalización, el contrato debió ser caducado.

publicado por

Avatar
19 de junio de 2020
372
Pero no todo es negativo. Se estima que con las luminarias que se lograron instalar, la ciudad logró un 20,17% de ahorro energético.

Talca estuvo a pocos pasos de convertirse en una Smart City o “ciudad inteligente”. Un proyecto anunciado con bombos y platillos -entre el término del período alcaldicio del ahora senador, Juan Castro, y los inicios del actual edil talquino, Juan Carlos Díaz- quedó a medias, por retrasos en la instalación, conflictos de intereses entre la empresa encargada y un funcionario municipal, así como el incumplimiento a lo pactado.

Y es que, si bien 27 mil luminarias lograron pasar de sodio a LED, solo el 30% cumple con lo acordado en el contrato, es decir, sistemas de gestión remota de iluminación y Wifi libre. Precisamente, ese último punto es el que, en tiempos de pandemia, adquiere particular importancia, debido a que para fines educativos, laborales o sociales, el Internet se hace primordial en tiempos de aislamiento social.

¿QUÉ ES UNA SMART CITY?
Según explicó Cesar Astudillo, director del departamento de Ciencias de la Computación en la Universidad de Talca, en países desarrollados se ha instalado un servicio de Wifi gratuito en algunas de sus ciudades más importantes.
“El acceso gratis en las ciudades es un impulso importante para el turismo, ya que –por lo general- este grupo de personas no cuentan con planes de acceso a Internet en la ciudad que se visita. Por lo mismo, el comercio se ve muy beneficiado con este tipo de iniciativas”, dijo.
El académico apuntó que “hoy en día, dada la situación económica mundial y, en particular, la de nuestro país, puede ser de gran ayuda incorporar este tipo de tecnologías en las ciudades para recuperar la economía. Cabe recalcar que los habitantes también se ven beneficiados, por ejemplo, estudiantes universitarios que pueden llevar sus laptops a distintos lugares para desarrollar sus actividades académicas y de recreación”.

HABLA EXALCALDE
En cuanto a lo que ocurrió durante su gestión como exalcalde de Talca, el actual senador, Juan Castro, deslindó cualquier tipo de responsabilidad en el frustrado final que tuvo el proyecto.
“Cuando termina una administración y parte otra, la administración que llega tiene que hacer cumplir el contrato. Si el contrato no se cumplió, la municipalidad tiene la obligación de colocar término a ese contrato con las multas que correspondan”, dijo.
El parlamentario enfatizó que “cuando un alcalde termina su mandato, no tiene injerencia en esas decisiones, son decisiones de la autoridad en ejercicio. Los contratos se traspasan a las siguientes administraciones, y cada una tiene la obligación de velar por los intereses de la municipalidad».

¿INSISTIRÁN EN EL PROYECTO?
Por su parte, el concejal de Talca, Hernán Astaburuaga (PS), sostuvo que “todos los estudiantes de nuestra comuna están imposibilitados de ir a clases y, en la medida de sus posibilidades, están tratando de educarse a distancia en sus casas”.
“Los colegios y profesores están haciendo un esfuerzo adicional al normal. Pero si nosotros no les entregamos soluciones materiales a los chicos para que tengan acceso a Internet, entonces, se les hace imposible. Esto lo podríamos haber resuelto si ese proyecto hubiese funcionado o tomado las medidas en su momento”.

La concejala, Claudia Rossi (RN), aclaró que, si bien no participó en la votación del proyecto, en aquel entonces, por no formar parte del cuerpo colegiado, consideró igualmente relevante que se despejen las responsabilidades por el daño al patrimonio municipal.
En cuanto a la idea de retomar el proyecto, dijo estar “dispuesta a todas las iniciativas que afecten positivamente a la ciudadanía, pero con transparencia y que no se preste para conflictos de interés por parte de los impulsores”.

En tanto, el concejal talquino, Julio Sheriff (Evópoli), valoró la decisión de suspender el contrato. “Necesitamos que nuestros niños y juventud tengan la posibilidad de tener gratuitamente la red Wifi para el tema de sus estudios. Donde uno sabe que en sectores urbanos que pertenecen a la ciudad de Talca, no está la red tecnológica para que los chicos puedan estar conectados al computador y tener las clases online con sus profesores”, precisó.
Agregó que “aquí la empresa es la culpable de todo esto, porque las luminarias están instaladas. Lo que está faltando es el tema de la telegestión del Wifi, para poder tener claridad desde la misma oficina donde se instalaban los equipos, donde estaban fallando las luminarias y, desde allí mismo repararlas, para tener la solución”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here