Más de 100 mil raciones de alimentos se han entregado en los comedores solidarios de Talca

“Es el momento de ser solidario y de acudir en ayuda a las personas que más lo necesitan”, dijo el alcalde Juan Carlos Díaz. “Esto de los comedores ayuda mucho porque al menos uno se ahorra el almuerzo y eso es en lo que más plata se gasta”, agregó un vecino que concurre a diario a recibir la ayuda impulsada desde el municipio talquino.

Desde la instalación de los comedores solidarios en Talca miles de familias han podido recibir ayuda durante la pandemia.

“Hemos visto fuertemente mermado los ingresos en el hogar”. Así describe Raúl su situación actual producto de la pandemia. Cuenta que, si bien él ha conseguido mantener su fuente laboral ejerciendo con teletrabajo, su esposa no corrió la misma suerte y la empresa en la que trabaja se acogió a la Ley de Protección del Empleo debiendo hacer uso de su seguro de cesantía. A eso se suma que su hogar lo compone su madre -adulta mayor- y su hermana.

“Independiente que los ingresos se vean mermados, hay cuentas y deudas que se deben seguir pagando”, afirma Raúl, quien agrega que, al menos, desde hace un par de meses que los efectos sociales y económicos de la pandemia comenzaron a golpear fuertemente la puerta de su hogar. Por eso, agradece la posibilidad de contar con un lugar donde puede ir a diario a buscar una ración de alimento.

La historia de Náyade tiene matices con el relato de Raúl, pero ambas coinciden en el problema de fondo. Esta mujer vive sola y si bien, producto de una operación perdió su trabajo hace un par de años, en todo este tiempo se mantenía “vendiendo unas que otras cosas”, es decir, vivía del día a día y la pandemia la ha obligado a dejar de percibir algunos pesitos necesarios para subsistir.

“Cuando uno está en situación extrema ya no sabe cómo arreglársela, pero esta es una ayuda para los que necesitamos”, expresa Náyade.

Y los relatos como estos suman y siguen. “Mi papá es guardia así que al menos no perdió la pega. Pero mi mamá que hacía aseo en casas, ahora está sin pega y ha tenido que rebuscársela por otro lado. Yo soy eléctrico y no tengo un trabajo fijo. Nos ha afectado porque había un ingreso más en la casa, sumado al mío, pero eso ya no está fijo como antes”. Así detalla su situación familiar Fernando, uno de los miles de vecinos que a diario están llegando a los comedores solidarios habilitados por la municipalidad de Talca, buscando paliar los efectos sociales de la pandemia del Covid-19 y garantizar alimentación diaria a toda aquella persona que lo requiera.

“Ha habido harto apoyo y esto de los comedores ayuda mucho porque al menos uno se ahorra el almuerzo y eso es en lo que más plata se gasta”, agrega Fernando.

“Esta es una ayuda grande y permite tener un ahorro”, dice Luisa, una vecina de la villa Jardín del Valle, que concurre al comedor solidario ubicado en la Escuela El Culenar a pocas cuadras de su casa.

El municipio instaló delivery solidario para los adultos mayores de la comuna.

MÁS INFORMACIÓN DE DIARIO EL CENTRO

Aprueban recursos para duplicar cobertura de comedores solidarios en Talca

Municipalidad implementará comedores solidarios para beneficiar a mil vecinos

SENTIDO SOCIAL
Es que son diversas las organizaciones que, de distintas maneras y de acuerdo a sus posibilidades, se las han ingeniado para organizar ollas comunes, montando una red solidaria en sus vecindarios. La emergencia sanitaria ha ido dando paso a una crisis social y los recursos escasean en gran parte de los hogares del país, realidad a la que la comuna de Talca no está ajena. Es por eso que, el trasfondo de estas iniciativas loables ha inspirado al municipio local para llevarlo a una escala de mayores dimensiones.

Así fue como se comenzó a trabajar en toda una logística para establecer los llamados “comedores solidarios”. El alcalde Juan Carlos Díaz propuso al Concejo Municipal la aprobación de recursos para abrir un par de centros donde los vecinos de la comuna pudieran concurrir a recibir una ración de alimento.

Fue así, entonces, como el 9 de junio abrió sus puertas el primer comedor solidario en el Complejo Educacional Javiera Carrera, para atender las necesidades del sector norte de la comuna. Venciendo los pudores, la gente comenzó a llegar a recibir sus raciones de alimentos. Sin requisitos previos, solo con un recipiente donde recibir sus alimentos, cada persona que tenga la necesidad puede concurrir al lugar. La precariedad que comenzó a evidenciarse era tal, que algunas personas llegaban con los más variados elementos a recibir sus raciones. Hervidores eléctricos en mal estado, recipientes que alguna vez fueron tarros de pintura o improvisadas vasijas. Cualquier cosa era útil para llevarse el almuerzo a su casa.

Al día siguiente abrió las puertas el segundo comedor solidario en la Escuela Carlos Trupp, brindando un apoyo en alimentación al sector suroriente de la comuna. La respuesta de la gente, en cuanto al número de personas que comenzaron a concurrir, fue la constatación de que la necesidad de alimentarse estaba llegando a umbrales riesgosos.

“Tenemos la crisis sanitaria más grande en la historia de nuestro país y esto tenemos que enfrentarlo de manera colectiva con las instituciones públicas y la sociedad civil. Y junto con la crisis sanitaria, la crisis social también ha sido muy aguda, por eso estos comedores solidarios ayudan porque son permanentes, de lunes a domingo. Además, hay muchas campañas solidarias que han levantado diversas organizaciones y nosotros no pretendemos competir con ellas, sino que creo que es una red que debemos trabajarla coordinada y unida”, afirma el alcalde.

YA VAN SEIS COMEDORES
Entendiendo que la necesidad de alimentarse está golpeando firmemente en todos los territorios, el jefe comunal presentó al Concejo Municipal una propuesta para ampliar el número de comedores solidarios. De forma unánime, los concejales se cuadraron y aprobaron la utilización de recursos para la compra de insumos y alimentos necesarios para duplicar el número de raciones diarias en la comuna.

Claudia Manríquez, coordinadora logística de los comedores solidarios, explica cómo esta iniciativa que comenzó con dos comedores ha ido creciendo. “Comenzamos el 9 de junio con los comedores ubicados en el Complejo Educacional Javiera Carrera y en Escuela Carlos Trupp. Con ellos, abarcamos a cinco mil raciones diarias. Luego, implementamos el centro de distribución en el Liceo Marta Donoso Espejo, donde se están preparando cinco mil raciones diarias y desde ahí salen a distribuirse los comedores que tenemos implementados en la Escuela Carlos Spano, Escuela Esperanza, Escuela El Culenar y Escuela Sargento Daniel Rebolledo”, detalla.

“Es una realidad que una nunca se imagina. Nos ha tocado ver diversas situaciones de las personas y la gente de verdad agradece mucho. Estamos de lunes a domingo y eso permite que la gente lleve la comida calentita a su casa”, agrega la coordinadora logística de los comedores solidarios.

El alcalde Díaz sostiene que con esta acción municipal se busca dar cobertura a todos los sectores más vulnerables de la comuna. “Esperamos, con todos los comedores funcionando, dar cobertura a 10 mil vecinos que están pasando un mal momento”, dijo el jefe comunal.

Y si de cifras se trata, en un mes de funcionamiento, con la totalidad de los comedores solidarios funcionando, se han repartido más de 100 mil raciones de alimentos.

En cuanto a la logística, Claudia Manríquez, valoró y destacó el esfuerzo de todo el equipo de trabajo, detallando que se trata de un grupo amplio de personas. “Si bien, tenemos chef que cocinan, también se ha reclutado gente de otros departamentos municipales, como es el caso de la Dideco (Dirección de desarrollo Comunitario), Casa del Adulto Mayor, del equipo de salud y otros”, señala.

De ser necesario se incorporarán nuevos comedores solidarios en la comuna para ampliar la cobertura.

A DOMICILIO
Pensando en los adultos mayores, que en esta pandemia es el grupo de mayor riesgo, se ha diseñado un “delivery solidario”, para asegurar que no queden sin su ración alimenticia.

Paulina Abarca, encargada de la Casa del Adulto Mayor y coordinadora de la entrega a domicilio de las raciones alimenticias, detalló que el delivery está funcionando desde que comenzaron los comedores solidarios en Talca. En primera instancia se abarcó el sector norte y oriente, pero se ha ido ampliando a medida que se abren más comedores. “Cuando se inaugura un comedor, también se inaugura el delivery del lugar, para ir entregando las raciones a los adultos mayores”, recalca.

La profesional explicó que los criterios de selección son para adultos mayores de 75 años porque ellos tienen la cuarentena obligatoria a nivel nacional. También, adultos mayores que viven solos o que no tengan red de apoyo, reciben sus alimentos en el domicilio. Las personas que tengan algún nivel de dependencia o que no puedan salir de sus hogares por algún motivo justificado, también se inscriben para estos delivery.

Para detectar a las personas que pueden recibir su ración en domicilio, Paulina Abarca señaló que se trabaja a través de la Casa del Adulto Mayor mediante contacto telefónico ubicando a las personas; también, por medio de los gestores territoriales que trabajan con los dirigentes sociales, los que van inscribiendo adultos mayores. Con eso, se aúnan los datos y nosotros vamos llegando con las raciones a los domicilios.

Para el trabajo de los delivery se ha puesto a disposición a funcionarios de la Casa del Adulto Mayor –en su mayoría-, así como también de otras dependencias municipales.

Y la dimensión de la entrega a domicilio a los adultos mayores es tal que, con el número de comedores en funcionamiento, hay un promedio diario de 2.000 raciones repartidas directamente en los hogares.

Paulina Abarca adelantó que hay un “plan B”, en el caso hipotético que Talca entrase en cuarentena, ampliando el delivery. “Cuando las personas vienen a los comedores, los inscribimos con el fin de tener certeza de la gente que lo necesita y así podríamos llegar con el alimento a la casa para que ellos no tengan que salir y respeten su cuarentena, sean adultos mayores o no lo sean”, explicó.

POLÍTICA PÚBLICA DE IMPACTO
“El hecho de quedar sin trabajo nos ha afectado muchísimo. La economía de la casa está mal. Mi esposo quedó sin trabajo, lo están llamando para algunos ‘pololitos’ pero no alcanza. Por eso estamos agradecidos por el hecho que podemos comprar otras cosas ahora que tenemos asegurado el almuerzo”, manifestó Alejandrina, una de las vecinas del sector surponiente que concurre al comedor solidarios de la Escuela El Culenar.

Es esta la realidad que ha impulsado a ampliar los comedores solidarios y el alcalde talquino no descarta su extensión en el tiempo. “Desde un comienzo, lo hemos pensado para un plazo de seis meses, pero si la crisis sanitaria y social lo amerita vamos a evaluar la continuidad y vamos a golpear las puertas necesarias para obtener los recursos y seguir con estos comedores solidarios en distintos puntos de la comuna”, aseguró Díaz.

La autoridad comunal hizo hincapié que aquí están involucrados recursos públicos, “de todos los talquinos”, por eso invitó a los vecinos a concurrir a los comedores en la medida de sus necesidades. “Si se está pasando por momentos difíciles, muchas veces cuesta que vayan porque a los vecinos les gusta ganarse las cosas, pero acá estamos en una necesidad. La invitación es a que asistan a los comedores mientras están los momentos más difíciles. Ya vendrán los momentos de recuperar los empleos y quizás no tendrán que recurrir a estos comedores solidarios, pero estamos en una crisis sanitaria general y una crisis social”, agregó.

Díaz hizo extensivo el llamado a los empresarios locales a que colaboren para poder dar cobertura a una cantidad importante de vecinos que están pasando por un mal momento.

“Quiero agradecer a todos los voluntarios, a los trabajadores y a los funcionarios municipales, así como también a los empresarios que han colaborado en hacer realidad estos comedores solidarios (…) Es el momento de ser solidario y de acudir en ayuda a las personas que más lo necesitan.

Estamos pasando por una crisis sanitaria muy aguda y que ha golpeado fuertemente los bolsillos de los vecinos de la comuna. Por eso, hacemos un llamado a todos los vecinos para que seamos solidarios porque es el momento, hay personas que lo están pasando mal y por eso sentimos la obligación de ir en apoyo de todas estas personas”, sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here