Más de 10 mil mujeres marcharon para hacer valer sus derechos

El recorrido que duró varias horas por las diversas arterias de la ciudad, fue la forma en que sus participantes reclamaron sus derechos dentro de una jornada que se desarrolló sin incidentes

La multitudinaria asistencia a esta marcha reafirmó el compromiso de las mujeres por la lucha de sus derechos.

Más de 10 mil fueron las mujeres que marcharon por las calles de la capital regional, según las estimaciones de sus organizadores. Acudieron de todas las edades, etnias, grupos sociales, formación profesional o posición económica, todas reclamaron sus derechos a viva voz durante este 8M.

La denominada “Huelga feminista” comenzó en el monumento La Pachamama, ubicado en Alameda Bernardo O’Higgins con 11 Oriente, y culminó, varias horas después, en el anfiteatro del Parque Estero Piduco.

Fue así como -coreando frases y proclamas- las féminas hicieron sentir su descontento por sentirse víctimas de un machismo ancestral, que ha imperado dentro de la sociedad, a la cual calificaron como “patriarcal”.

Los reclamos se hicieron sentir en sus voces, en los carteles que alzaban, las disímiles manifestaciones artísticas que acompañaron la manifestación, entre muchas otras formas que no dejaron indiferentes al resto de los transeúntes que transitaban por el centro de la ciudad a esa hora, quienes -mediante vítores y muestras de asombro por la multitudinaria convocatoria- también le hicieron saber su respaldo a las participantes a través de gritos y consignas.

Por eso no resultaba casual el constante sonido de las bocinas de los vehículos con el que se cruzaba la larga marcha, la cual a su paso iba incorporando adeptos –mujeres, hombres, niños y niñas- provocando que llegara a extenderse por unas 14 cuadras durante su imponente trayectoria.

Como remate de dicha jornada, una concurrida gala multicultural se desarrolló en el anfiteatro del Parque Estero Piduco, tribuna que sirvió como escenario propicio para que mediante el arte, se hiciera sentir el empoderamiento femenino.

MOTIVACIONES Y DERECHOS

Es por ello que no resultó extraño ver a las abuelas desfilando con las nietas, las madres marchando por los derechos de sus hijas, así como a Alicia Monacir, quién desfiló entre sus adolescentes acompañantes.

Sin miramientos, felicitó a las jóvenes por protagonizar “la pelea que nosotras no pudimos dar y nos pasaban las mismas cosas, pero no podíamos hablar porque en aquellos tiempos, de los derechos de las mujeres, no se hablaba”, declaró.

Afirmó que el empoderamiento de las mujeres comienza desde este tipo de manifestaciones, resaltando los millones de manifestantes que desfilaron en jornadas anteriores.

De igual forma, Soledad Venegas, expuso que entre sus motivaciones para asistir a esta marcha feminista, sobresale el poder exigir los derechos de la mujer, alegando que durante muchos años éstos han sido privados.

POR UN FUTURO MÁS EQUITATIVO

De forma muy similar piensa Camila Soto, quién sostuvo que entre las más recientes conquistas del feminismo, destaca la recién aprobada Ley de Paridad de Género en un eventual proceso constituyente, lo que marcará un punto de giro en la realidad sociopolítica del país.

Enfatizó que esta lucha garantizará que las niñas de hoy, se conviertan en el mañana en mujeres mucho más empoderadas y con una realidad con mayores equidades.

“Es un cambio que necesitamos, porque hoy en día el machismo mata y las mujeres no podemos vivir con total tranquilidad y eso no está bien”, sentenció.

Las grandes brechas socioeconómicas entre hombres y mujeres en la sociedad actual fueron parte del argumento esgrimido por Tanata Muñoz, quién aseguró que éstas limitan la proyección de las mujeres en las diferentes facetas de la vida, limitándolas tanto en lo profesional, lo personal, lo social, entre otras.

Se refirió además a los logros del género femenino, sin embargo, los consideró insuficientes. “Nos falta mucho por avanzar, que se nos reconozca como iguales a los hombres en materia salarial y laboral”.

Además, no fueron pocas las que clamaron por mayores libertades, como es el caso de Valentina Carreño, quién demandó de una total autonomía de su cuerpo, la cual ve sesgada por el tema del aborto.

Es que para ella, las tres causales no son suficientes. Consideró que un aspecto tan importante para su vida, quien debe decidir es ella y no otros, criticando la Objeción de Conciencia en la cual se amparan algunos médicos para no protagonizar estos procedimientos.

Por último, durante la presente jornada, los organizadores de esta “huelga feminista” realizaron una nueva convocatoria para marchar por los derechos de las mujeres, primero al mediodía, con el punto de partida en plaza La Loba; mientras que a las 18.00 horas, la salida a manifestarse se repetirá en el monumento de La Pachamama, ubicada en Alameda Bernardo O’Higgins con 11 Oriente.

Michel Hechavarria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here