Más comunas en emergencia agrícola

Una importante decisión adoptó el Gobierno Regional en cuanto a solicitar formalmente, al nivel central del Ministerio de Agricultura, que se incluya a otras cuatro comunas en el decreto vigente de emergencia agrícola, a fin de que reciban ayuda de parte de instituciones públicas para mitigar el severo impacto de la sequía.

La medida se resolvió luego de una reunión técnica efectuada a nivel de la Secretaría Regional Ministerial de Agricultura. Allí se analizaron distintos parámetros técnicos, entre ellos, el caudal de los principales afluentes de la zona, la disponibilidad de suelos para alimento de animales y, también, la situación del riego agrícola.

Un aspecto relevante, además, es la severa crisis desatada por el bajísimo caudal que presenta el río Mataquito.

Dicha situación, incluso, llevó a la empresa Arauco a suspender la producción de celulosa en la planta Licancel, ubicada en Licantén, donde tienen derechos de aprovechamiento de agua para fines productivos.

Pero no es la única consecuencia, porque los agricultores de la zona también están preocupados porque, simplemente, no pueden disponer de sus derechos de aprovechamiento. A esta situación se agrega que la junta de vigilancia de dicha cuenca todavía se encuentra en proceso de formación y registro de todos sus asociados.

A todo ello se suma que Arauco ha denunciado ante la Dirección General de Aguas (DGA) supuestas extracciones ilegales de agua desde el río. El tema de fondo, en todo caso, tanto para la situación del Mataquito como de las otras cuencas de la provincia de Curicó, es que no existe infraestructura de acumulación de agua.

Al contrario del río Maule o de la provincia de Linares, en Curicó no existen embalses que permitan justamente asegurar la disponibilidad de agua para riego durante el verano. Y la DGA simplemente no cuenta con el personal suficiente para realizar fiscalizaciones en terreno en una región como el Maule.

Por este motivo, adquiere particular importancia que el Gobierno actúe en forma proactiva y, desde el nivel regional, se anticipen medidas pertinentes para compensar los perjuicios. En esta línea va la decisión de sumar nuevas comunas al decreto de emergencia agrícola, medida que terminaría por cubrir a toda la provincia de Curicó.

Además, en el mismo tema de fondo, es claro y manifiesto que se debe otorgar la prioridad y relevancia necesaria a todo aquello relacionado con la regularización de derechos de aprovechamiento de aguas, más todavía, pensando que el fenómeno de la sequía no tendrá un cambio y llegó para quedarse por los próximos años.

Es decir, es ahora cuando se necesita gestionar en forma rápida y efectiva proyectos de acumulación de agua para el invierno. Y, además, impulsar grandes obras de infraestructura, así como medidas que permitan extender el riego tecnificado, lo cual permite optimizar al máximo el uso eficiente del agua disponible en los campos.

Son las autoridades quienes deben levantar la mirada y planificar para el mediano y largo plazo, porque esta situación solo podría agravarse, debido a que los gobiernos más poderosos del mundo simplemente no quieren ceder en sus posiciones dominantes respecto a la extracción, explotación y venta de combustibles fósiles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here