Marzo

publicado por

Avatar
14 de febrero de 2020
25

Mucho se habla de marzo, de su llegada, de la violencia, pero también de las movilizaciones de carácter pacífico, del inicio de la franja televisiva de cara al Plebiscito constitucional del 26 de abril, y de todo el proceso previo a la instancia antes señalada.

Pues bien, en ese marco, se mueve en pleno verano, el antecedente para la llegada del esperado tercer mes del año, con políticos de oposición en suculentos períodos estivales algo distantes de ese discurso con acento en superioridades morales inexistentes, o por el otro lado, con el silencio de algunos que definitivamente, han renunciado a utilizar su liderazgo para defender una postura, o quizá, a rasgos mínimos que uno esperaría de un líder en momentos de crisis.

Esto último, no vinculado al gobierno, ya que parece de sentido común que cada autoridad de este, mantenga un rol de abstención, procurando con objetividad, asegurar los espacios para que las distintas posturas puedan expresarse, para que la democracia le gane la pulseada a quienes, desde la violencia y la irracionalidad en el espacio público, pretenden amedrentar a quien ose levantar un planteamiento opuesto.

Las agresiones, dicen, son y serán pan de cada día, y hay mucho de cierto en eso, pero si los demócratas por aquello decidimos callarnos, optar por la comodidad y ahorrarnos problemas, seguiremos regalando espacios para los autoritarios, los redentores del espacio político que sin experiencia y mucho egocentrismo, nos dirán que harán todo de nuevo y borrarán del mapa a vecinos, conocidos, primos y tíos.

Desde ya, el mensaje desde esta tribuna, es a cuidar el lenguaje, las formas, las expresiones para justificar nuestros argumentos en el debate constitucional, y en general, en la discusión país que se viene en un año marcado por elecciones y mecanismos de participación.

Por ejemplo, no es democráticamente aceptable aquellas voces que desde espacios de comunicación, han dicho que quienes estén por la opción del rechazo, no podrían participar en una eventual comisión constitucional o comisión mixta, ya que no entienden que justamente el sentido que explica el Plebiscito, es validar que hay 2 posturas en el ambiente, que hay formas de pensar distintas, y que sí es lícito, legítimo, válido, o como se quiera decir, el postulado de que no es necesario arrancar de cero con una nueva Constitución.

La democracia debe ser cuidada por todos los actores, no solo por la clase política que ostenta cargos de representación popular, sino por toda la ciudadanía que es parte de nuestra nación entera, y que está interesada en las soluciones de problemáticas sociales porque le afectan en su diario vivir. Se viene marzo, contribuya usted a no hacer campañas del terror o a justificar la violencia. Actuemos con grandeza, con respeto. Es urgente.

Ervin Castillo Arancibia
Abogado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here