Marcos Álvarez: “Si no podemos jugar en Linares, lo haremos en otro estadio”

El presidente de la Corporación Deportes Linares manifestó que la decisión de volver al ruedo está en manos de la ANFP y según lo que suceda con la pandemia del Covid-19. Ante los dichos del alcalde Mario Meza, el personero también tuvo su postura.

Marcos Álvarez dejó en claro que estarán atentos a lo que diga el organismo con sede en Quilín para tomar cualquier tipo de determinación.

Muchos hinchas de Deportes Linares se vieron sorprendidos por los dichos del alcalde Mario Meza respecto al futuro institucional y en lo que se refiere a su actuación en la competencia de la Segunda División Profesional durante la presente temporada.

“Es imposible que el fútbol profesional pueda jugar sin marco de público, como lo ha planteado la ANFP a contar del mes de agosto. Si esto se permite, sería un despropósito de mi parte jugar en el Estadio ‘Tucapel Bustamante Lastra’, en medio de la pandemia y lo riesgoso que esto significa para la salud de las personas, hinchas y niños. La pandemia no va a estar resuelta en menos de seis meses. Por eso, Deportes Linares no va a jugar este 2020 en el fútbol profesional”, indicó el pasado jueves 7 de mayo el edil linarense, quien debido a la pandemia adelantó que el recinto deportivo de la Villa San Ambrosio no lo facilitará por el riesgo que significa para la salud de los posibles espectadores.

DUDAS
De inmediato comenzaron las dudas de los fanáticos, quienes no entendían mucho lo que ocurría y quedaban con la tremenda incógnita de cara al futuro, después de una gran campaña en el torneo de la Tercera División “A”, en el que el “Depo” fue monarca y alcanzó los boletos al profesionalismo. Esta tercera categoría del balompié criollo deja mucho que desear en cuanto a la organización y a la importancia que le entrega la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), ya que los recursos son mínimos.
Lo cierto, es que el certamen se desarrollará dependiendo del Covid-19, así que por ahora queda esperar.

ESCENARIO
Ante este complejo escenario, el presidente de la Corporación Deportes Linares, Marcos Álvarez Yáñez, le colocó paños fríos a lo que había comentado el alcalde Mario Meza e indicó que con público o sin público, en el recinto de la calle Rengo o en otro, el equipo albirrojo seguirá jugando.
De esta forma, el dirigente respondió al anuncio mencionado por la máxima autoridad de la comuna del Maule Sur, en el sentido que el año 2020 estaba cerrado para los maulinos y que el Municipio no facilitaría el campo deportivo para los dirigidos de Rodolfo Neme.
“Nosotros estamos a la espera de lo que decida la ANFP. Todos saben de los problemas que hay en el organismo rector del fútbol nacional. Los primeros días de la semana que viene habría novedades”, comentó.
Álvarez también señaló que dependiendo de la evolución del Coronavirus en Chile se ha planteado volver a la actividad sin la asistencia de hinchas. “Nosotros vamos a volver a jugar. Declararnos en rebeldía significa perder la categoría profesional. Estamos manejando el tema económico y buscando los acuerdos con jugadores y cuerpo técnico”, aseveró.
Respecto del Estadio Fiscal “Tucapel Bustamante”, el directivo reconoció que el Municipio local caduco el contrato de arrendamiento que se firmó a comienzos de año. “Veremos en el futuro qué pasará con eso. Si no podemos jugar en Linares, lo haremos en otro estadio. Pero seguiremos en el fútbol de la Segunda División Profesional”, cerró Álvarez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here