Manuel Herrera: “He sido el único chileno que ha jugado con basquetbolistas de la NBA”

Luego del salto a la fama del documental “The Last Dance”, que relata la última temporada de Michael Jordan en los Chicago Bulls, se han venido grandes recuerdos a la mente, como cuando estrellas de la NBA viajaron a Chile y un talquino fue protagonista. El mejor basquetbolista de todos los tiempos relató las 48 horas que vivió con estas visitas ilustres.

publicado por

Avatar
29 de abril de 2020
3128
Manuel Herrera junto a Scottie Pippen, en la previa del partido de exhibición en Concepción.

“Me llamaron de Santiago, porque se dio algo bien particular. Dentro de la gira que tenían ellos (Team Nike) en Sudamérica, algunos deportistas se resintieron y se lesionaron dentro de las exhibiciones. Para paliar esa situación, nació la invitación que me hicieron a mí y a Mack Hilton”. Así comenzó la historia que más marcaría, en el básquetbol, al denominado mejor jugador de todos los tiempos de Chile, Manuel Herrera Blanco.

Fue en agosto de 1994 que el denominado Team Nike, liderado por jugadores de la NBA, hicieron su parada en Chile. La sensación en el ambiente fue de euforia, ya que no existían precedentes que jugadores de aquel nivel llegaran al país.

Pétrox de Talcahuano, que por esos años era uno de los animadores de la extinta Dimayor, sería el encargado de enfrentar a un equipo plagado de estrellas, como por ejemplo Rick Mahorn de los Nets; Billy Owens de los Warriors; Bob Martin de los Clippers y Grant Long y Harold Miner de Miami Heat, pero sin duda destacó la presencia de Scottie Pippen, histórico compañero de Michael Jordan en los Chicago Bulls y con quien vivió la época dorada en el Club de los toros.
A raíz de la popularidad del documental “The Last Dance”, donde es protagonista Michael Jordan y da a conocer la importancia de Pippen en el equipo, el otrora jugador de Español de Talca, relató con lujo de detalles las 48 horas que pudo compartir con los astros de la NBA.

MÁS INFORMACIÓN DE DIARIO EL CENTRO

Español podría volver a jugar en octubre en la máxima categoría cestera

EN LA INTERNA
“Acepté con mucho agrado ir. Tuve que trasladarme a Santiago y estuve compartiendo con ellos, aparte de la gira en Concepción, en la capital. Recuerdo que concentramos en el Hotel Hyatt. Ahí me di cuenta del cómo era el trato a ese tipo de jugadores, también asimilando un poco el trato en Estados Unidos, en cuanto a las concentraciones que tienen y cómo viven su vida más particular, dentro de las concentraciones”, sostuvo el armador.

El talquino destacó: “Por ejemplo, me llamó la atención que ellos no compartían piezas, cada uno estaba en su habitación y la única vez que salían era para entrenar. Obviamente, que salieron cuando nos tocó viajar a Concepción, en un viaje que hicimos en avión. ¡Fue un caos!. Primero en el aeropuerto, imagínense ustedes, jugadores de la NBA en su mejor momento acá en el país y nosotros ahí con ellos. Viajamos en clase especial, donde van las estrellas. Fue algo increíble”.

El conductor contó que “cuando llegamos a Concepción, imagínate la bienvenida en el aeropuerto y después cómo se agolpó la gente en el Hotel Araucano. Ahí nos alojamos con la misma característica que en Santiago. Es decir, cada uno en una habitación, que yo me sentía hasta raro, porque nosotros no estábamos acostumbrados a eso”.

Sostuvo que “ahí también evidencié que a ellos se les llevaba la comida a sus piezas, porque había mucha concentración de medios. Antes del partido, nos juntábamos en una pequeña charla antes de ir al partido, con una merienda y, bueno, ahí pude compartir con los emblemáticos jugadores de la NBA”.

El basquetbolista con pasos en Español y Universidad Católica, recordó: “Mi hijo tenía ocho años (Manuel Herrera Contreras) y era admirador de Pippen, así que aproveché en ese momento que lo conociera. Imagínate la sorpresa para él, cuando lo ingresé al hotel, porque había una guardia muy especial para que nadie entrara y por los balcones ellos se asomaban a saludar nada más. Fue algo muy grato, porque Pippen era una persona muy sencilla. Cuando no jugaba, usaba lentes, no sé si era corto de vista, pero con ese tipo de cosas evidenciaba algo especial para llegar a la gente. A mi hijo, Pippen le regaló una muñequera, que aún la tiene y que es muy grande”.

LOCURA
Para continuar con este inolvidable relato, Manuel Herrera Blanco, dijo: “De ahí nos fuimos al gimnasio en un furgón, con guardias y escoltados por policías. Allá había un camarín adaptado para ellos, donde había mucha agua mineral, frutas, un refrigerador, camillas. Los americanos ante de los partidos se vendaban muy bien, principalmente, los tobillos. Viví el camarín con ellos y, después de eso, el ingreso al partido, donde el más aclamado obviamente fue Pippen. Lo grato además fue que tuve la posibilidad de jugar con ellos y ahí uno dimensiona la calidad de esos jugadores”.

En relación, al juego el maulino, puntualizó: “Si bien el compromiso lo ganamos, ellos jugaron medidos, para que no hubiera tanta diferencia contra el equipo de Pétrox. A veces ellos conversaban y decían que pararan un poquito la máquina, porque podía ser un resultado mucho más abrumador, pero a ellos les interesaba el espectáculo”.

Por otra parte, señaló: “El partido fue bastante agradable, yo jugué más o menos 20 minutos. En un momento determinado, el técnico que estaba a cargo del equipo me hace entrar y reemplazar a Scottie Pippen. Fue una situación muy simpática. Me acuerdo que bromeé un poco con él y le dije ‘ven para acá, ahora me toca a mí jugar’, pero fue todo muy simpático”.
Sumado a eso Herrera, afirmó: “Al inicio de todo esto, me entregaron la indumentaria completa que incluía la ropa de juego, buzo y zapatillas. De hecho, mi hijo tiene la polera, que me acuerdo era talla XL, me quedaba muy grande como para usarla, pero daba lo mismo, hoy puedo decir que he sido el único jugador chileno que ha jugado con basquetbolista de la NBA”.

La vivencia fue única para este francotirador y triplista por esencia. “El espectáculo también fue a otro nivel. Había cheerleaders, en los minutos había show y fue como la NBA, un evento muy agradable, nunca visto en Chile. La parafernalia que hubo con la televisión. Por ejemplo, estuve en esa oportunidad con “Kike” Morandé que en ese momento no era muy conocido, también con Cristián Sánchez, que relató y hacía sus primeras armas en la televisión”, expresó.

El oriundo de la capital regional del Maule comentó que “cuando iba a terminar el partido, ellos sabían que se podía producir una invasión a la cancha, así que se optó, para evitar esas aglomeraciones, que cuando quedaran pocos segundos, entrara yo con Hilton, porque obviamente nadie nos iba a saludar a nosotros. Cuando ya quedaban 10 segundos, me quedé yo con el balón boteando para que pasara el tiempo y ahí ellos se fueron al camarín. La gente quería estar con ellos, pero entendieron la situación, aplaudieron igual y fue algo increíble”.

CUARENTENA
Hoy a sus 68 años, este docente universitario de la disciplina de básquetbol, se encuentra en cuarentena voluntaria. Por lo que desde su hogar aprovechó de repasar las sensaciones que le dejó esta histórica situación con emblemáticos jugadores de la NBA y sobre las proyecciones de las nuevas generaciones.

-¿Qué fue lo que más le marcó tras compartir con estas figuras?
“Lo que más me marcó fue un comentario que le hizo Scottie Pippen al periodista Juan Aguad y que, posteriormente, éste último me hizo. Pippen le había dicho: ‘Este jugador está perdido aquí y podría estar jugando allá con nosotros’. Imagínate cómo me sentí (tenía 42 años). Además, como yo era conductor, principalmente distribuía el juego, entonces no fue tan complicado. Eran ellos los que tomaban decisiones, pero fue muy fácil jugar. Dentro de la cancha me sentí muy bien, porque Pippen cuando marcaba lo hacía muy bien y por lo mismo salió muchas veces el mejor defensa de la NBA, como robador de balones, porque el alcance de brazos que tenía era increíble”.

-Cuando le dijeron eso, ¿Qué se le vino a la menta?
“Yo me acordé mucho de un entrenador que tuve en Chile que fue Dan Peterson y él también hizo algunas gestiones para que alguno de nosotros nos fuéramos a Estados Unidos a la universidad y, esa posibilidad, no se dio finalmente, porque él se fue de nuestro país y después esa posibilidad se esfumó. Fue la oportunidad que pudo haber sido para haber llegado al básquetbol americano universitario, que como sabemos, muchos de ahí saltan a la NBA”.

-¿Jugar con Pippen fue la mejor experiencia que ha tenido en este deporte?
“Sí, de todas maneras, la tengo en mi anecdotario como una de las cosas más importantes que he hecho en mi vida deportiva, el poder haber podido jugar con ellos, haber estado compartiendo dentro y fuera de la cancha y eso es impagable. Conocer todo, su preparación fuera y adentro. Apreciar todo su talento. Ha pasado mucho tiempo, pero sigo pensando que ellos son inalcanzables y no por nada tienen el mejor básquetbol del mundo”.

-¿Ve a jugadores chilenos con proyección?
“En estos momentos sabemos que hay varios jugadores que están en el extranjero, como Felipe Haase que está en Estados Unidos; Ignacio Arroyo está en España y están ya introduciéndose a jugar a un nivel importante. Nicolás Carvacho que está peleando la posibilidad de estar en el staff para entrar a la NBA, entonces se evidencia muy de cerca la posibilidad que tuve yo con los jugadores de ese tremendo equipo”.

-¿Con qué sensación se quedó de Scottie Pippen?
“El refleja en la cancha lo que es como persona y eso es lo que trata de demostrar cuando juega también. Es una persona muy humilde, la historia de él después la conocí y también todos estos jugadores nacieron de mucho esfuerzo. Actualmente estoy viendo la historia de Michael Jordan y destaca como compañero a Pippen, por los logros que tuvieron y por eso yo puedo destacar su lado basquetbolístico y como persona”.

5 Comentarios

  1. Me enorgullece seguir viendo entrevistas a mi papa! Se lo merece! Ya que ha dedicado su vida al basquetbol, inclusive postergando la vida familiar por aquello. Felicidades!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here