¡Mantente en forma en el embarazo bailando!

publicado por

Avatar
23 de junio de 2020
36
La actividad física en el embarazo es recomendada siempre y cuando el cuerpo esté en condiciones y se tenga la autorización del obstetra.

La danza y el ejercicio son herramientas fundamentales para que un óptimo periodo de gestación, de esta manera, se evitará que la futura mamá caiga en el sedentarismo, tanto por su propia salud como la del bebé. Así lo aconsejó la ginecóloga, María Gracia Mejías, quien detalló que la única forma de evitar la actividad es que se tenga un embarazo de alto riesgo.

El baile es una excelente opción de ejercitarse o divertirse y está indicado para embarazadas de todas las edades. Adaptar el ritmo y los movimientos en cada trimestre es importante para evitar riesgos, ayuda a preparar a la madre para el parto y fortalece la recuperación posparto, además de que “el baile aporta una mejor oxigenación para el bebé”, según explica Mejías.

“Siempre y cuando el cuerpo esté en condiciones de realizar actividad física y se tenga la autorización del obstetra, está comprobado que la danza ayuda a mejorar el estado de ánimo, a dormir mejor, disminuye algunas de las molestias físicas, ayuda a controlar el peso, combate el estreñimiento, mejora la salud cardiovascular, fortalece los músculos, aumenta la elasticidad, mejora la salud cardiovascular, entre muchos otros beneficios”, detalló la especialista.

El baile en las embarazadas, además de favorecer al cuerpo, mejora la comunicación, aumenta la autoestima, brinda alegría, seguridad y confianza, al tiempo que libera el estrés, controla la ansiedad y desbloquea las tensiones.

 

¿QUÉ DANZA ES LA MÁS RECOMENDADA?

La ginecóloga asegura que la danza clásica es especial para las embarazadas, así como también la danza contemporánea y el jazz. Sin embargo, toda danza realizada a conciencia y orientada a lo expresivo más que lo aeróbico puede realizarse. Recomendó iniciar con la práctica una o dos veces por semana.

“Todas las mujeres que han practicado danza de niñas saben de qué trata la disciplina. Las maestras que enseñan esta actividad ayudan a recuperar lentamente la memoria del movimiento y la fluidez del gesto. Con la práctica se van sintiendo los beneficios y el cuerpo se encuentra más liviano y sutil. Es importante incorporar la respiración para lograr mejores resultados”, puntualizó.

Enfatizó además que los bebés desde antes del parto, tienen alta capacidad de aprendizaje, comenzando a desarrollar la inteligencia musical desde el cuarto mes de embarazo, por lo que la música y la danza fomentan su inteligencia, la creatividad y concentración en los años por venir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here