Los recuerdos hacen revivir los triunfos alcanzados

En estos tiempos de pandemia

Muchos amantes del fútbol andan saltando en una pata, al saber que de a poco se están retomando las competencias en Europa, aunque con caleta de medidas con la intención de darle seguridad a todos los que marcan presencia dentro de un campo de juego. Algo es algo para distraer la mente.

En Chile, el ámbito profesional recién está volviendo a las prácticas, por eso, varios se frotan las manos sabiendo que esa larga espera tendrá su punto final.

La cosiaca no está fácil por el Coronavirus y todo lo que conlleva esta pandemia, ya que también está la patada en lo económico, pues no hay bolsillo que aguante, entonces se trata de un dilema no menor, porque el Covid-19 dejó la escoba, lamentablemente.

Si el balompié rentado ha tenido dramas, mayormente será en el plano amateur, que no tiene para cuándo volver. De partida, el profesionalismo retomará su actividad sin público, pero en el plano amateur, las instituciones se mantienen con vida gracias al ingreso por entradas y lo que compran los hinchas. Nada que hacer por ahora, solamente queda tener paciencia y esperar.

RECUERDO
Los recuerdos hacen revivir los triunfos alcanzados por los cabros en el deporte rey y en esta pasada será el turno de reconocer lo que hizo el Club Deportivo 21 de Mayo de Curicó, que en el último tiempo se acostumbró a ser protagonista en la Copa de Campeones Regional, en las series más veteranas.

El 8 de enero de 2009, Pasión Deportiva publicó el cierre de esa campaña, que terminó con los abrazos de los rojinegros curicanos, tras derrotar a Juventud Batuco de Linares, en 45 años.

En la idea, los linarenses se impusieron por 2-1, en condición de locales, mientras que en la revancha, disputada en Rauquén, el “21” estaba obligado a ganar por cualquier marcador para llegar al alargue, de acuerdo a la reglamentación de ANFA Maule, al no valer la diferencia de goles, solamente los puntos.

Batuco aguantaba el chaparrón, hasta que en la segunda parte apareció Mario Muñoz para marcar la única conquista del duelo y que le dio la esperanza a los torteros, que estaban medios complicados, pero que salieron jugando en esa pasada. En el tiempo reglamentario ganó 2-1 el Rojinegro, por eso la agonía se extendió.

En el tiempo suplementario, la gran jugada del 21 de Mayo fue realizar una modificación en el pórtico, pues Juan Martínez, gran meta de los 80 que defendió a Rangers, estaba jugando como elemento de campo. Sin embargo, se fue al arco y estuvo notable para ser la figura de la definición a penales, donde ganaron los rojinegros para levantar la copa de los mejores a nivel regional en 45 pepas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here