Yosi Freire: “Los espacios para mujeres y disidencias son mucho más reducidos”

Yoseline “Yosi” Freire Reyes, música, cantante, compositora y topógrafa

publicado por

Avatar
11 de agosto de 2020
95

¿Dónde surgió el interés de dedicarse a la música?

“Desde que tengo uso de razón me gusta la música. Cuando era chica, cada taller que había en el colegio relacionado con el arte me inscribía. Estuve en bandas, grupos folclóricos del colegio y también cuando entré a la enseñanza media. Después, me fui a estudiar un par de años a la Universidad de Chile licenciatura en Arte, mención Sonido. Luego de un par de años, regresé a Linares y estudié otra carrera, pero siempre seguí haciendo música, dando clases de canto y componiendo”.

¿Cuánto ha evolucionado la Yosi de ese entonces?

“Un universo. Ahora estoy haciendo lo que realmente me nace. Antes, quizás, era un poco más ligada a lo académico, como que componía de otra forma. Ahora me siento mucho más libre, más yo haciendo las canciones que hago ahora”.

¿Cómo llegó a ese punto?

“Cuando regresé a Linares igual me alejé un poco de esa parte más formal de la música, y llegó un punto en el que dije que necesitaba sacar lo que realmente está dentro de mí. Lo que hice fue escribir y tocar sin pensar en lo que saliera. Finalmente, llegué a lo que hago ahora. Fue un proceso súper natural. No fue que me propuse hacerlo porque estaba de moda”.

¿En ese camino cuáles han sido los retos más importantes que ha tenido que enfrentar?

“Los retos más importantes tienen que ver más con la gestión cultural. Lo veo, por ejemplo, en crearnos espacios para nosotras mismas, partiendo prácticamente de nada, porque las mujeres en la industria -que es inexistente en Chile- es súper acotada y, en Linares, más aún, donde los lugares también están acotados. Abrirme camino y abrirle camino a otres, ha sido lo más difícil, pero también lo más gratificante.

El ambiente musical en Chile es súper pequeño. Los espacios para las mujeres y hechos por las mujeres y disidencias (trans, lesbianas) es mucho más reducido. De repente, hay que rogar para que te den espacio para tocar”.

¿A qué cree que se debe que todavía los espacios sean reducidos para las mujeres?

“Netamente, es el machismo. En la industria musical y en todas las industrias donde uno se pare es así. Aparte de hacer música soy topógrafa y también lo veo ahí. Son espacios donde nos han invisibilizado el trabajo como músicas o compositoras. En los premios nacionales de música, por ejemplo, han ganado dos o tres mujeres. El resto son hombres. Nosotras tenemos que ir creando todos los espacios, nada se nos ha regalado, ni se ha dado nada sin haber una lucha detrás”.

¿Qué tiene que suceder para que esta realidad cambie?

“Por fortuna, yo pertenezco a un grupo que se llama Trabajadoras de la Música, pero también trabaja un grupo que tiene que ver con todas las personas que están relacionadas con los escenarios que se llama Red de Organizaciones en la Música Mujeres y Disidencias Asociades (Rommda). Y ahí trabajando a través del Ministerio de Cultura hacen propuestas para abrir más espacios a mujeres y disidencias. Hay un trabajo real. Yo solamente pertenezco a Trabajadoras de la Música y ahí veo el trabajo qué van haciendo las chiquillas. Se hacen encuestas donde vemos las brechas salariales entre mujeres y hombres, el nivel de empleabilidad durante la pandemia. Es un trabajo serio, político y responsable”.

¿Cómo se definiría en tres palabras?

“Inquieta, rítmica y amorosa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here