Los cuatro ejes de la transformación digital en las Pymes

El “estallido social” de octubre significó un duro golpe para las Pymes, sin embargo, algunas de ellas comenzaban a levantarse cuando un nuevo obstáculo apareció en su camino, la pandemia de Coronavirus. Hoy la opción para muchas de ellas es adaptarse a los cambios y reinventarse en el modelo de negocios

El brote de Covid-19 a nivel mundial ha traído consigo pérdidas humanas por contagio, bajas en el comercio debido a los cierres de centros comerciales y locales independientes por medidas de cuarentena, aumento del desempleo, preocupación en la población, entre otras consecuencias.

En este escenario, uno de los actores más afectados son las Pymes que han sufrido una nueva caída después del “estallido social”, tomando decisiones radicales como despidos y cese de actividades de manera temporal o definitiva, por falta de recursos.

El tema es relevante, porque estas organizaciones han ido tomando fuerza a través de los años y moviendo la economía chilena. De acuerdo al Ministerio de Economía, cerca del 70% del mercado nacional está constituido por las pequeñas y medianas empresas, aportando un 20% del PIB nacional.

“Este panorama nos pone un desafío importante a la hora de acelerar el proceso de transformación digital y de capacidades digitales de las empresas, independiente de su tamaño”, comenta Ariel Vidal, country manager de The Valley Chile, escuela de negocios para la transformación digital.

Durante los últimos meses, se ha comentado la situación que atraviesan las Pymes, especulando sobre sus necesidades en momentos de crisis, siendo el crecimiento y el aumento en las ventas lo principal. Según Vidal “para llegar a tal punto es fundamental replantearse el modelo actual y preguntarse si estamos sacando suficiente partido a las herramientas digitales que hoy existen”.

A diferencia de lo que se supone, la aplicación de tecnologías no demanda un gran costo. En la actualidad, existe variedad de tipos de software sin costo, herramientas de código abierto acompañado de un desarrollo de productos y servicios ágiles, lo que permite disminuir los costos y los tiempos de ejecución de soluciones de manera significativa.

“Este período se presenta como una oportunidad para que las empresas se reinventen, incorporen herramientas de marketing digital para captar clientes, utilicen plataformas de ecommerce o apps para continuar ofreciendo sus bienes y servicios a distancia de la misma forma que han ido incorporando abruptamente el teletrabajo para seguir operando”, finaliza Vidal.

Para explicar cómo debería ser el proceso de transición a la transformación digital en este segmento, The Valley desarrolló cuatro ejes que las impactan directamente:

Impacto en la cultura de la empresa: Es muy relevante entender que la disrupción digital trae consigo nuevos modelos organizativos, nuevas formas de trabajar, nuevos perfiles profesionales y la integración en una estructura convencional, donde la cultura y la gestión de personas toma más relevancia que nunca.

2-Impacto en la relación con el cliente: Como lo hemos escuchado en varias oportunidades, cualquier estrategia de transformación digital debe poner al cliente en el centro, ser capaz de levantar los “customer journey Map” (mapa de viaje del cliente), identificando las oportunidades y utilizando las herramientas de Big Data, para conocer mejor al cliente y avanzar a la hiper personalización, integrando herramientas de Marketing Digital y procesos de negocio volcados a la experiencia en sí.

-Impacto en los modelos de negocio: Es uno de los ejes más relevantes, porque hoy se habla de la ambidiestralidad, es decir, que las empresas sean capaces de continuar con su negocio diario y, en forma paralela, comenzar a pensar y diseñar los modelos de negocio del mañana. Esto es, que incluso puedan estar en la adyacencia del negocio actual o directamente entrar en otro, integrando los canales físicos y digitales, siempre moviéndose a modelos más disruptivos.

-Impacto en el desarrollo de productos y servicios: Este eje es el más trabajado en las empresas chilenas. Se reflexiona respecto a la capacidad de desarrollar productos y servicios, utilizando metodologías de innovación centradas en el usuario, un desarrollo ágil que pueda agregar velocidad a la organización -y con eso ventaja competitiva-, incorporando tecnologías disruptivas como robótica, blockchain y machine learning, entre muchas otras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here