Los 388 días de una historia de horror y muerte

publicado por

Avatar
19 de enero de 2020
1253
El cuerpo fue lanzado al agua en la desembocadura del canal Baeza y apareció en la ribera del río Claro.

En la aurora del año 2019, cuando todavía titilaban luces de la Navidad recién terminada, Talca amaneció con la incertidumbre de un cuerpo en etapa de descomposición flotando en el río Claro. Horas después se comprobó que su nombre era Aylin Fuentes y había una familia llorándola.

El impacto reemplazó pronto la incertidumbre y casi de manera instantánea se despertó el inconsciente del común talquino marcado por el antiguo caso “La Calchona” donde también la víctima era una mujer.
Un año y 23 días más tarde, se conoce -a través de las indagaciones de la fiscalía y la PDI- no solo la identidad del cadáver sino cómo llegó a las aguas del río Claro y las razones por las cuales le dieron muerte.

25 DE DICIEMRE: Aylin, de 18 años y poco tiempo después de haber salido de un centro médico donde recibía tratamiento por la adicción a las drogas, salió de la casa de una hermana la madrugada del 25, después de compartir con su familia.
Desde allí, dijo en su declaración en el juicio la amiga con la que se marchó aquel día, partieron a una fiesta y a consumir droga, pero dejó de verla aproximadamente a las 4.00 de la madrugada, cuando ella se fue a otra población de Talca mientras que Aylin se quedaba con una mujer y un hombre.

25 DE DICIEMBRE: Según las declaraciones de testigos presentados por el Ministerio Público durante el juicio, Aylin estuvo en dos poblaciones del norte y oriente de la ciudad, antes de reunirse con quienes más tarde se convertirían en sus agresores y que este viernes fueron condenados como culpables del homicidio calificado.


26 DE DICIEMBRE:
Uno de los testigos claves de la fiscalía identificó mientras atestiguaba en el juicio a cinco de los ocho imputados en el caso: cuatro menores de edad (tres hombres y una mujer) y a Segundo Rosales, alias “El Chundo”, a quienes dijo haber visto la madrugada del 26 de diciembre compartiendo con Aylin y una amiga de ella en los quinchos del río Claro y más tarde caminando por la avenida Circunvalación en dirección hacia el norte.

“Debidamente concertados” y por orden de Fabián Jofre -tal como lo especifica el veredicto del tribunal- los ahora condenados invitaron a Aylin y a su amiga a “carretear”. La madrugada del 26 de diciembre de 2018, se trasladaron a un terreno desolado en la desembocadura del canal Baeza, a la altura de la 17 Norte con avenida Circunvalación y, después de seguir consumiendo drogas, comenzaron a golpear a Aylin en diferentes partes del cuerpo, agresión que terminó cuando una de las seis personas presentes tomó por el cuello a Aylin hasta provocarle la muerte por estrangulamiento.

6 DE ENERO: La noche del domingo 6 de enero de 2019 un hombre se percató de la existencia de un cuerpo humano en el río Claro y lo comunicó a Carabineros. A la mañana siguiente, se constituyó personal de la Brigada de Homicidio (BH) de la PDI al lugar para completar los primeros peritajes.

8 DE ENERO: El fiscal Ángel Ávila declaró el secreto de la investigación, por lo que no se pudieron conocer en ese momento los detalles de la autopsia que realizó la médico legista del Servicio Médico Legal de Santiago, Vivian Bustos.

6 DE FEBRERO: Exactamente un mes después del hallazgo del cuerpo, fueron detenidos por funcionarios de la BH de la PDI los primeros sospechosos del crimen. Se trataba de cuatro menores edad (tres hombres y una mujer).

18 DE FEBRERO: Fue aprehendido Segundo Rosales, apodado “El Chundo”, quien dijo en su declaración ante la PDI que Jofré ordenó matar de Aylin y le ofreció dinero, más un arma de fuego como pago por cumplir con el encargo, la misma oferta que la había hecho a los menores de edad. La razón -según lo que arrojó la investigación- fue una deuda por 60 mil pesos de pasta base que Aylin no pagó.

21 DE MARZO: Detienen a un hombre y una mujer en calidad de encubridores por haber ayudado a huir a Jofré cuando era perseguido por la PDI, después de recogerlo en un motel en Linares.

10 DE ABRIL: Fue detenido Jofré. Según los pormenores entregados por la PDI, para el momento cuando fue sorprendido por los funcionarios estaba alojado en una cabaña arrendada en un sector precordillerano de San Clemente.

29 DE NOVIEMBRE: Comenzó el juicio de los ocho imputados en el Tribunal Oral en lo Penal de Talca. En dos horas la fiscalía, querellantes y abogados defensores expusieron los primeros alegatos.

30 DE DICIEMBRE: Día del veredicto. Los jueces Luis Sumonte, Iván Villarroel y María Isabel Rodríguez resolvieron declarar culpables a todos los involucrados en el caso por el delito de homicidio calificado.

17 DE ENERO: Pasadas las 13.30 horas, la jueza María Isabel González leyó la sentencia para cada uno de los acusados. Jofré, señalado por el tribunal como autor intelectual, fue condenado a presidio perpetuo simple. Para Rosales, considerado como coautor material, dictaminaron 15 años de cárcel efectiva. Los menores de edad fueron condenados a 10 años bajo régimen cerrado y los encubridores Ítalo Molina y María Campos condenados a tres años y un día de presidio y 541 días de libertad vigilada, respectivamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here