Lo que debes saber sobre la vitamina D

En Chile, un 84% de las mujeres entre 15 y 49 años tienen niveles insuficientes y un 13% un déficit severo, de acuerdo a la última Encuesta Nacional de Salud

publicado por

Avatar
4 de agosto de 2020
992
El salmón, las sardinas o el jurel son fuente importante de vitamina D.

La vitamina D es un micronutriente que actúa sobre la médula ósea, el cerebro, las células malignas y se obtiene del proceso que realiza el organismo al exponerse al sol y la absorción de alimentos como productos lácteos, huevos y pescados grasos.

Mantener niveles adecuados de esta vitamina es especialmente importante en la tercera edad y en tiempos de pandemia como los actuales.

Paula Molina, químico farmacéutico de Farmacias Ahumada, comenta que hoy más que nunca esta vitamina podría ayudarnos a enfrentar de mejor manera la amenaza del Covid-19, ya que –además de aportar en la tonicidad muscular y funcionalidad motora- entre sus funciones está la modulación de la respuesta inmune.

“Las células T deben ser activadas para que puedan reconocer agentes patógenos como virus y bacterias. En este sentido, la vitamina D ayudaría a que esto suceda y las células se movilicen, enseñándole a nuestro sistema inmune a reconocer y adaptarse a las amenazas”, indica.

Incluso, y de acuerdo a una investigación realizada por la Universidad de Copenhague, la función de esta vitamina podría ayudar a combatir enfermedades infecciosas, ser útil en el desarrollo de vacunas, en el trasplante de órganos y enfermedades autoinmunes.

Por esto, es significativo conocer esta vitamina y su importancia. Sobre todo en Chile, donde un 84% de las mujeres entre 15 y 49 años tiene niveles insuficientes y un 13% un déficit severo, de acuerdo a la última Encuesta Nacional de Salud. Esta misma publicación señala que entre los adultos mayores la situación es peor, ya que solo un 13,4% tendría una cantidad aceptable de este nutriente.

Es recomendable tener una exposición controlada al sol de 15 minutos varios días a la semana.

FACTORES ADVERSOS

De acuerdo con Molina, el déficit de la vitamina se ve afectado por razones como la edad, el peso y hasta los hábitos adquiridos.

“Con la edad, la piel disminuye la eficiencia para sintetizar la vitamina D. Además, hoy es poca la población que se expone al sol. No obstante, el sobrepeso también juega en contra ya que este nutriente podría ser ´secuestrado´ por el tejido graso, sin poder circular a través de nuestro organismo”, añade.

Por esto, un estilo de vida que incluya actividad física constante, además de tiempo al aire libre o tener una exposición controlada al sol de 15 minutos varios días a la semana, y una alimentación adecuada serían factores ideales para absorber y consumir vitamina D.

“No obstante, sabemos que el confinamiento no nos permite ese tiempo al aire libre. Entonces debemos poner énfasis en la dieta, agregando pescados grasos -como el salmón, las sardinas o el jurel-, productos lácteos y hasta champiñones”, recomienda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here