Líneas de buses reducen horarios por prevención y disminución de pasajeros

Pocos buses y pasajeros había este lunes en el terminal de pasajeros Lorenzo Varoli de Talca.

Si bien no han sido dictadas desde el Ministerio de Transportes las medidas de restricción para la circulación de transporte público, como una forma de prevención por el Coronavirus y ante el descenso drástico de la demanda de pasajeros, las líneas de buses interprovinciales y rurales que operan en la región han adaptado y reducido las horas de funcionamiento de las máquinas.

Hace dos semanas, algunas líneas estimaban una caída en la venta de boletos que rondaba entre el 60% y el 70%. Ese descenso ahora supera el 75%. En algunas empresas, incluso calculan que la merma alcanza ya el 90%.

Tal circunstancia, sumado a los lineamientos de seguridad para trabajadores y usuarios, motivó la reducción de horarios de funcionamiento y de la cantidad de vehículos disponibles para la circulación.

LINATAL Y TALCA-PARÍS

Conforme a la dinámica del día, en la empresa Linatal determinan la forma cómo será prestado el servicio, sin embargo, el funcionamiento común desde la semana pasada es la salida de un bus al día, salvo el viernes que aumentó la cantidad de pasajeros y fueron habilitados tres unidades de transporte, indicó Robinson Valenzuela, de administración.

La ruta también fue acortada en Linatal que registra entre un 80% y 90% menos de usuarios. De momento, viajan hasta Santiago y Concepción. En el trayecto entran al terminal de Linares, pero no a Chillán, donde existe cordón sanitario desde el pasado 23 de marzo y en cuarentena desde este lunes.

De las cerca de 35 salidas diarias que realizaba Talca París y Londres desde la capital regional del Maule hacia Santiago al menos hasta este lunes se había reducido a cuatro o cinco, según la demanda; mientras que la ruta entre Chillán y Concepción quedó suspendida desde la semana pasada. En tanto, la ruta San Clemente-Talca-Santiago fue acortada a los últimas dos ciudades.

La idea, dijo el gerente comercial de la empresa, César Rojas, es no dejar sin conexión a los pasajeros que todavía necesitan trasladarse de una localidad a otra por vía terrestre.

LÍNEAS RURALES

En la misma situación se encuentran las líneas que cumplen rutas hacia otras ciudades y la zona rural la provincia de Talca. Interbus, una de las empresas que mayor flota de vehículos, tiene circulando hacia comunas como San Clemente, San Javier y Linares, registra actualmente una baja de pasajeros de más del 80%, según calculó Carlos Yáñez, inspector de la línea en el terminal Lorenzo Varoli de Talca.

De momento, afirmó, no consideran como posibilidad la paralización del servicio, pero sí han reducido los horarios de salida de los vehículos. Las últimas semanas, los conductores trabajan divididos en grupos con una jornada de descanso de por medio y hasta las 19.00 horas. De igual manera, en lugar de partir del rodoviario cada cuatro minutos, como lo hacían habitualmente, ahora lo hacen cada 10 minutos.

Con salidas todavía más prolongadas entre una y otra trabaja Talmocur, empresa que pasó de 10 minutos a media hora de diferencia para viajes a Curicó, San Rafael y Molina. Además, dejan de circular tres horas y media antes de lo normal (18.00 horas).

Otras líneas que viajan hacia la zona costera han cancelado temporalmente los recorridos hacia Empedrado, Pichilemu y Chanco, para reducir la oferta a un único trayecto: Talca-Constitución con salidas cada hora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here