Las dificultades y nostalgias de nuestro campo en escena

La obra –que se vuelve a montar en la Sexta Trilla de las Artes- es una de las más antiguas de la compañía Teatropello. En ella cuatro actrices interpretan a temporeras.

: “Cuadrilla 14” aborda desde una mirada femenina las temáticas contemporáneas de nuestro campo.

Es difícil no hablar del campo con nostalgia, pues forma parte de la infancia de muchas personas en una región como esta. Con ello también viene la reflexión de lo que pasa actualmente en este territorio, siempre asediado por complejidades como la migración de los jóvenes a la ciudad, la sequía, la pobreza, entre otras.

De todo esto habla la obra “Cuadrilla 14”, donde cuatro actrices interpretan a trabajadoras temporales en el campo, también llamadas temporeras. La pieza, con dramaturgia de José Antonio Fuentes, es de las más antiguas del catálogo de la compañía talquina Teatropello.
El montaje en el que actúan Paloma Escalona, Yocelyn San Martín, Quena Ramos y Rosita Carreño, tendrá una función mañana sábado en la Sexta Trilla de las Artes en el Anfiteatro de Llongocura, a las 21.00 horas.

RECUERDOS Y REFLEXIONES
“Aquí se mezcla la línea dramatúrgica o la historia que cuenta la obra, con relatos de su propia vida, es metaficcional”, explica sobre el montaje José Antonio Fuentes, quien también dirige la obra, y además es uno de los organizadores de la Sexta Trilla de las Artes.

Así cada actriz va evocando pasajes de su historia personal que se relacionan con el campo, o con las costumbres campesinas. Así por ejemplo Paloma Escalona hace referencia a la conexión con su padre, el famoso folclorista Héctor Escalona, más conocido como “don Jacinto del Carmen”.

¿Por qué quisieron incorporar esta obra en la parrilla de esta Sexta Trilla de las Artes?
“Porque se vincula estrechamente con lo que sucedió hace tres años atrás con nuestros vecinos en Llongocura, que se vieron afectados por un incendio. Y a partir de eso reflexionar sobre el papel que tenemos en el desarrollo económico y la producción de la tierra. Qué pasa con las plantaciones indiscriminadas de pino y eucaliptus que van secando la tierra, y así van transformando la vida del sujeto rural contemporáneo, que deja de trabajar en un fundo o en su propia tierra, y se convierte en un obrero de empresas a veces multinacionales que trabajan el tema de los árboles”.

CONEXIÓN CON LLONGOCURA
El montaje “Cuadrilla 14” es uno más de la programación de la Sexta Trilla de las Artes (ver nota secundaria), evento que se desarrolla entre los cerros de la cordillera de la costa en la comuna de Curepto, lugar donde el actor Héctor Fuentes, padre de José Antonio Fuentes, ha estado construyendo un anfiteatro desde hace años con sus propias manos.
El 2018 este emprendimiento cultural tuvo un grave traspié cuando los incendios forestales de ese año causaron daños en el lugar.

A propósito, ¿cómo el evento Trilla de las Artes se ha vinculado con sus vecinos, que son precisamente campesinos?
“Este año en algún momento pensamos suspender la Trilla de las Artes (no obtuvieron los fondos concursables que esperaban), pero la misma gente nos dijo que no porque este era su festival. Es que el vínculo con los vecinos se ha creado desde que se construyó el anfiteatro de Llongocura, cuando los vecinos ayudaron con palas y picotas a sacar tierra. Así que hemos visto vecinos que traen a sus familiares que están de visita y lo muestran como un atractivo turístico del sector”.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa