Lamentan que el Santuario del Achibueno se transforme todos los veranos en un vertedero

Fueron muchos años que los linarenses y vecinos de la precordillera lucharon para que el río no fuera intervenido, pero ahora deben seguir para que esta cuenca no se convierta en el basurero del Maule

Desde el Portal de Facebook Pejerrey Capital del Achibueno, semanalmente realizan denuncias con patentes y personas que van a dejar su basura a la precordillera de Linares.

Desde el 2009 comenzó una férrea defensa del río Achibueno, en la ciudad de Linares, cuando se descubrió que una empresa quería instalar dos centrales hidroeléctricas de pasada en uno de los pocos afluentes sin intervención en la Región del Maule.

El movimiento social no bajó los brazos y luchó hasta que la misma empresa desestimó realizar este proyecto en la cuenca hidrográfica. De esta forma, se logró que, en el Gobierno de la expresidenta, Michelle Bachelet declarara al Achibueno como Santuario de la Naturaleza.

Pero nada de esto ha impedido que las localidades alrededor de este río, se conviertan en un vertedero durante todos los veranos, debido a que son los turistas los que dejan la basura en cualquier lugar. Lo más preocupante es que camionetas y vehículos llegan a deshacerse de sus desperdicios a la precordillera de Linares.

DIRIGENTE VECINAL

Y con la llegada de la primavera, pero mayormente en el verano, son miles los linarenses y turistas que suben al Achibueno, hasta localidades como Vega de Ancoa, Pejerrey y el Peñasco, para sobrevivir a las altas temperaturas.
Muchos de ellos, sin la cultura necesaria para dejar la basura en un contenedor o bajar a la ciudad con ella, por lo cual, la lucha ahora es para que este lugar no se convierta en el vertedero del Maule.

La dirigenta vecinal del sector de Pejerrey, María Eugenia Muñoz, indicó que cada lunes se ve basura por todos lados. “El domingo estaremos durante casi todo el día en el puente de la Puntilla, pidiéndole a la gente que se lleve su basura”, dijo.

“Debemos estar por lo menos hasta las 11 ó 12 de la noche, ya que ahí baja el flujo de gente que va a la ciudad y, a esa hora, algunos se dejan caer en autos, para dejar televisores en mal estado, refrigerados, cocinas, muebles y sillas, como si la precordillera fuera un vertedero”, advirtió.

REFRIGERADORES

También alertó que “muchas personas vienen de Linares o Talca, nos dicen que tienen cabañas acá en la precordillera, dejan toda la basura en los contenedores y ellos van con sus vehículos vacíos”.

“Lo fundamental es que los turistas bajen con su basura, porque todos los lunes, los contenedores están llenos hasta de refrigeradores, botan todo tipo de cosas”, dijo Muñoz.

La dirigenta vecinal precisó que es fundamental que la lucha contra la basura sea un trabajo coordinado. Entre las municipalidades de Linares y Longaví.

“Al cruzar el río comienza la comuna de Longaví, y los vecinos de ese sector dejan también su basura en los contenedores. Lo peor es que hemos grabado y sacado fotos de camionetas descargando basura en nuestra precordillera”, denunció.

HABLA CONCEJAL

Desde la municipalidad de Linares informaron que el camión recolector de basura pasa tres veces a la semana, pero sin lugar a dudas ello no basta, ya que después de cada fin de semana, el Cajón del Achibueno se ve lleno de desperdicios por todos lados.

“No hemos comprendido que el Achibueno es un santuario, eso no lo entienden los visitantes, ya que no son cuidadosos con la basura. Hemos visto que -desde los autos en movimiento- lanzan bolsas con basura a los contenedores y, muchas veces no le apuntan”, indicó el concejal de Linares, Jesús Rojas.

“Tenemos que avanzar en una cultura del cuidado de la naturaleza y, como municipio, hemos actuado bastante tarde, porque el punto ecológico debería haber estado operativo desde el mes de noviembre, deberían realizarse campañas de cuidado del medioambiente y dar una mayor cobertura de los camiones de basura”, añadió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here