La voz de una cantora vuelve para recordar el origen de nuestra cultura campesina

Un disco nos trae de regreso la sabiduría de una mujer que falleció el 2006, con la pena de saber que nadie había querido seguir su camino, pero con la esperanza de que futuras generaciones la oyeran

: “Carmela Treila, cantora de Vichuquén” nos trae al presente la sabiduría de una cantora campesina.

Su canto era como el de los Tréguiles, de ahí que sus vecinos y pares en el canto tradicional en Vichuquén la bautizaran como Carmela Treila. Un canto que alegró muchas fiestas, que acompañó familias en los funerales, que fue parte de eventos sociales, como las trillas y fiestas religiosas, y que el 2006 se apagó, pero que gracias al trabajo de dos antropólogos se ha preservado, para que nuevas generaciones lo conozcan.

De esta forma, gracias al financiamiento de un fondo del Ministerio de las Culturas, las Artes, y el Patrimonio, salió a la luz el disco “Carmela Treila, cantora de Vichuquén”, presentado recientemente en el Centro Cultural Municipal de Talca, el cual recoge cantos y fragmentos de las conversaciones que Evangelista del Carmen Pérez Véliz (su nombre verdadero) sostuvo con Mauricio Pineda y Julio Hasbún, poco antes de su muerte.

Se trata de un invaluable aporte al patrimonio inmaterial de nuestra región que está también disponible en el canal de Youtube de Etnomedia, así como también en la página web Etnomedia.cl. En tanto, las copias físicas fueron entregadas a bibliotecas públicas de la región y colegios de las provincias de Curicó y Talca; se espera comenzar ahora a entregarlas también a familiares, y quienes fueran vecinos de Carmela en Vichuquén.

La seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Pía Soler, señaló que “la puesta en valor y salvaguarda de las expresiones patrimoniales de la región y del país son acciones fundamentales para el trabajo de nuestro Ministerio. Las voces de las cantoras revelan nuestras historias, sitúan el presente y proyectan el futuro. Agradezco a los ejecutores del proyecto que hayan confiado en los fondos de cultura. Es de vital importancia conservar registros sonoros, compilarlos, difundirlos y devolverlos a sus territorios para que sean parte del acervo comunitario e histórico de los mismos”.

DISCO ETNOGRÁFICO
En entrevista con Diario El Centro, uno de los gestores del proyecto, el antropólogo, Mauricio Pineda, dio a conocer más detalles.

“Conocimos a la Carmela por el año 2006 junto con mi colega Julio Hasbún. Nos encontrábamos en ese momento haciendo una etnografía audiovisual sobre el estado de las cantoras en la zona de Vichuquén, que eran muy mayores y quedaban muy poquitas. Entonces lo que hicimos en ese tiempo fue acompañar a la más joven de ellas, Auristela Correa, a visitar a las demás cantoras para conocer de ellas y su experiencia. Ahí sostuvimos una conversación larga con Carmela, animada con sus tonadas, su música”, dijo.

“Ella nos pidió que la grabáramos porque en su círculo no había a quien le interesara seguir con la tradición, entonces si quedaba grabado por lo menos llegaba a otras personas, de repente un niño o una niña que le interesara este tipo de música. Y ahora gracias a este proyecto se pudo editar este disco, que es un disco que es muy etnográfico pues no solo contiene su canto sino también su testimonio de lo que fue el mundo campesino del siglo XX”, agregó.

DISMINUCIÓN Y RESURGIMIENTO
En la presentación, el antropólogo también se refirió al contexto social que ha rodeado el canto tradicional campesino en las últimas décadas, explicando que a partir del masivo reemplazo de tierras agrícolas por plantaciones de pinos (plan Colchagua, en la década de 1970), hubo también un cambio en la dinámica de los campos que indirectamente afectó a estos cantores y cantoras, razón por la cual fueron disminuyendo. Si ya no había tantas fiestas en el campo, desaparecía un poco el contexto que les daba sentido a su canto.

“Esto en un primer momento tiende a ser muy crítico, pero también en un momento posterior muchas personas jóvenes han estado retomando esta tradición, y que son a quienes les toca llevar la posta. Es gente que reconstruye los lazos de las comunidades de las que son originarios, y esto sigue adelante, talvez con cambios”, explicó el profesional.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa