La verdad y la mentira en tiempos de nuevas tecnologías

El montaje realizado por tres actores españoles, responde a las conclusiones de un laboratorio escénico donde se indagó acerca de la manipulación del mensaje en medios y en redes sociales.

Temas relevantes en la sociedad actual como las noticias falsas y la posverdad se acercan al público en un montaje que involucra varias disciplinas.

Una mirada que aborda un tema muy de contingencia como lo es la verdad y la mentira en el contexto de las nuevas tecnologías de la información, es lo que sustenta el montaje “Poemas no ejemplares” que se presentará hoy a las 22.00 horas en la Sexta Trilla de las Artes de Llongocura.

Se trata de un montaje multidisciplinar que conjuga movimiento escénico, danza, poesía y música en directo (a cargo del músico local Ale Capatosta).
Para llegar al resultado, sus autores -tres profesionales españoles de las artes- realizaron primero un laboratorio escénico, en el cual trabajaron con teatristas locales durante la semana que pasó en el Centro Cultural Municipal de Talca. Dinámica que repiten en todos los lugares donde llegan con esta propuesta de investigación.
“También es posible definirla como una muestra experimental, pues es un poco distinta cada vez que lo montamos”, comentó Rafa Segura, actor involucrado en el proyecto. Junto a él están la bailarina y actriz, Margarida Mateos, y la bailarina, Paula Romero.

MANIPULACIÓN Y POSVERDAD
Específicamente lo que se indagó fue la manipulación que puede existir en los mensajes que recibimos de parte de medios de comunicación y de redes sociales.
Para los investigadores, todo parte por el hecho de que hay exceso de información, con lo cual es más fácil aún confundirse y no ver bien las intenciones que hay detrás de ciertas informaciones.

En entrevista con Diario El Centro, Rafa Segura entregó detalles sobre el proyecto y su resultado final: el montaje.

¿Cómo dialoga este proyecto con la situación de crisis social que vive actualmente Chile?
“De alguna manera abordamos el tema de la verdad y la mentira llevándolo a temáticas más actuales, con las noticias falsas (o fake news), con la posverdad. Y sabiendo de la situación actual que pasa Chile hemos creído conveniente adaptarlo un poco a la situación, pero en realidad es un tema universal. Y la experiencia aquí fue muy positiva porque los profesionales aquí tienen mucho sentido crítico”.

Siendo el montaje un producto de una reflexión teórica, ¿cómo se acerca al público?
“Abordar un tema que puede ser elevado y complejo y llevarlo a algo popular es algo que no solo no es incompatible, sino que a mi entender es conveniente. Tenemos que ser ambiciosos en tratar tremas importantes y complejos.

Utilizamos humor, utilizamos ironía, utilizamos autocrítica y creo que de esa forma todo el mundo comprende el tema. Creo que lo bueno que tiene el movimiento escénico, tanto la danza como la poesía es que son polivalentes, es decir, que pueden decir muchas cosas al mismo tiempo. Pero al mismo tiempo creo que no somos ambiguos.
Creo que el montaje es popular, quiere decir muchas cosas, es divertido, pero estamos contentos.

Creo que el principal problema es que hay exceso de información, lo cual puede ser abrumador, pero nosotros la elección que tomamos es aferrarnos a ciertos principios que aún nos quedan”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here