La última escultura de Alejandro “Nirivilo”

El reconocido escultor y arquitecto confirma que se dedicará únicamente a la docencia, tras considerar la actualidad como el momento preciso para legar sus conocimientos y experiencias en torno al arte. Por Michel Hechavarria Rojas/Fotografías: Carlos Alarcón

publicado por

Avatar
16 de marzo de 2020
297
El escultor anunció que dejará a de tallar por el desgaste físico acumulado en 60 años de trayectoria artística.

Luego de 60 años de vida artística, el escultor Alejandro “Nirivilo” anunció que tallará su última obra de arte. Se trataría de una escultura de una altura de 5 metros con 50 centímetros que representaría el equilibrio del ser humano en la tierra.

El anuncio lo hizo al lado de sus dos últimas obras, talladas a madera, las que superaban los seis metros de altura. Una de ellas representa la evolución del ser humano, en cuya cima aparecen los rostros de sus hijos, animales y otros componentes que se entrelazan desde la base; mientras que la otra representa una espiga que formará parte de un conjunto escultórico que se erige en una plaza en la ciudad de Constitución.

“Me siento cansado. Me voy a dedicar a cosas más chicas”, anuncia el artista confirmando que se consagrará a la docencia.

En este último periodo, Alejandro se ha dedicado a tallar muchas réplicas de su mano derecha -por ser diestro- las cuales está obsequiando a sus más allegados como una muestra muy personal de afecto.

: Dentro de sus últimas obras, el artista está tallando réplicas de su mano derecha para obsequiarlas a sus más allegados.

EL NACIMIENTO
“Con apenas 7 años empecé a esculpir esculturas clásicas en madera y luego incursioné con la cerámica. Yo me inicié solo”, relata.

Comenta que no cuenta con estudios, y su inclinación por esta expresión artística fue innata, lo que trajo como resultado su formación autodidacta.

“En el tema del arte hay distintas etapas. Los artistas tienen dos o tres estilos bien definidos. El que trabaja en la escultura, tomando la madera como material, puede hacer artesanía, escultura o arte”, explicó.

Comenta que, según su experticia, se siente artista, luego de ser, con anterioridad, artesano y escultor, en ese mismo orden. “Las tres cosas las hice y las sigo haciendo juntas”.

Testimonió que sus propios hijos lo definieron como “mucho más que escultor”, al considerar que el artista es aquel que desarrolla el arte para entender la vida de mejor forma.

EL ARTE Y “EL TODO”
Consultado sobre sus referentes artísticos en los cuales buscó la inspiración, señala que “para llegar a eso, primero es necesario entender la vida”. Asegura que el resultado de sus experiencias es el reflejo del arte que ha construido.

En palabras de Alejandro Nirivilo “durante todo el tiempo que estuve en Italia, traté de buscar lo que era realmente el arte y al final me di cuenta que solo encontré una obra de arte, a pesar de haber admirado miles de esculturas lindísimas. También busqué muchos artistas, pero lo que encontré fueron escultores”.

Afirma que muchas de sus obras, en su conjunto, llevan a una sola temática, “el todo”, el cual comprende el conjunto de las distintas emociones. “A este sentimiento le di forma”, comenta.

Las esculturas engalanan el interior de cada uno de los inmuebles que constituyen el hogar de Alejandro Nirivilo.

LA MADERA, LA VIDA Y LAFUENTE DE INSPIRACIÓN
Manifiesta que la utilización de la madera es por su carácter noble y por representar un producto natural y único, cuyo estado vegetal representa la vida que no le pudo otorgar a las esculturas en mármol que esculpió en Italia.

“Nunca logré hacer una obra de arte -con mármol- tan rica como lo he hecho con un material tan noble como la madera. He comprobado que, la misma escultura que hice anteriormente con mármol, al hacer su réplica en madera, esta última queda con vida”, exclama.

Dice que, desde su percepción, la madera representa la vida, motivo por el cual la eligió como la arcilla para moldear sus esculturas. Bajo tal precepto, el destacado escultor maulino afirma que es la vida, su fuente de inspiración.

LEGAR LOS SABERES
Tanto conocimiento adquirido desde su condición de autodidacta, le abrió las puertas como docente en la educación superior a finales de la década de los 70, donde comenzó a impartir charlas y conferencias en la Pontificia Universidad Católica.

Su experiencia dentro de la pedagogía incluye una amplia trayectoria como conferencista en varias casas de altos estudios de Italia y otras nacionales como la Universidad de Talca, donde ha trasmitido sus conocimientos adquiridos a lo largo de su carrera artística, impartiendo la materia de “El arte en la escultura en el estilo actual y clásico”.

“En la actualidad he estado dando conferencias en diferentes universidades. Recientemente di una conferencia para estudiantes de universidades estadunidenses presentes acá a Chile”, comentó.

El entorno del hogar de este genuino artista es lo más natural posible.

EL ARQUITECTO Y El ENTORNO
Nuestra conversación con Alejandro Nirivilo tuvo lugar en su casa, un conjunto habitacional hecho de adobe que, a pesar del sofocante calor, reconfortaba el ambiente, sin la necesidad de contar con sistema alguno de climatización.

“A mis sentimientos le doy forma. Lo puedo hacer en las esculturas, en los temas filosóficos y en la arquitectura. Mi vida es todo esto que está acá”, afirma Alejandro señalando el interior de la habitación decorada con sus esculturas talladas a mano.

“Desde que tenía 7 años de vida entendí que los humanos necesitábamos tener un espacio para protegernos sin dañar lo que es la tierra. Si tapamos el suelo con cemento, le estamos haciendo daño”, expone.

Resalta que la forma en que interviene el lugar donde radica fue la motivación para erigir su casa, su estudio de trabajo y otras instalaciones a base de arcilla, instalaciones estas últimas que en un futuro tendrán un fin comunitario.

UN NUEVO PROYECTO
Precisamente, uno de sus proyectos de cara al futuro es crear una Fundación para la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica, donde, desde su mismo hogar, pueda transmitir las potencialidades de este tipo de construcciones, diseñadas y construidas de forma orgánica, contrarias a las edificaciones rectangulares y cuadradas.

Fue en ese contexto que mostró la ya casi culminada construcción de adobe que acogerá varios de sus proyectos con fines educativos, así como el espacio donde se levantará -mediante la misma técnica- un anfiteatro para el uso y disfrute de actividades comunitarias para el poblado de Nirivilo, con un graderío que tendrá una capacidad de mil espectadores.

Destaca además que los alrededores de estos entornos fueron despojados de árboles como el pino y el eucalipto para abrirle espacio al bosque nativo, mostrando un nuevo florecer -de forma natural- de arbustos como el espino y el listro.

ALEJANDRO “NIRIVILO”
“Aquí nací y volví. Ver ciudades como Talca, Santiago y otras en Europa me hicieron regresar a Nirivilo. Ahora entiendo que aquí está mi centro. Para mí lo más importante es mi pueblo, Nirivilo”. Con estas palabras Alejandro hace una clara referencia al sentido de pertenencia que tiene hacia la tierra que lo vio nacer.

Tras pedirle que se describiera como persona, Alejandro “Nirivilo” responde de forma escueta: “Yo soy un campesino bruto que entiende la vida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here