La realidad cultural del Maule a cuatro meses de la pandemia

En el recuento de lo que se ha hecho en uno de los sectores más afectados por la crisis han sido especialmente visibles el programa de gobierno Maule Elige Cultura en Casa y la acción de algunas municipalidades.

publicado por

Avatar
26 de julio de 2020
106
Cuatro meses desde que se cerraron cines, teatros, bares y otros espacios de difusión cultural se acaban de cumplir.

El pasado lunes 20 de julio se cumplieron cuatro meses desde que el Gobierno decretó el cierre de cines, restaurantes y otros puntos de reunión. Este podría denominarse como el hito que marcó el comienzo de un periodo difícil para los artistas, quienes acostumbraban a obtener sus ingresos vinculados precisamente a este tipo de negocios.

A lo largo de todo el país los artistas empezaron a preguntarse entonces cómo seguir adelante, y en ello algunas organizaciones comenzaron a dialogar con el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, tras lo cual esta cartera dio a conocer una serie de medidas para el sector que no han sido bien recibidas por los agentes culturales. Paralelamente, desde ciertos sectores ha surgido un movimiento asociativo que ha dado origen a nuevos actores colectivos que se suman al debate.

Desde la región también ha habido una serie de acciones ante esta problemática. Todos éstos constituyen los primeros intentos de navegar en un panorama que aún es incierto, pero en el cual es posible hacerse la pregunta de qué impactos ha tenido lo que se ha hecho.

ARTISTAS PRIMERO
En una entrevista hecha a la directora del Observatorio de Políticas Culturales, Bárbara Negrón, en un podcast de revista Hiedra hace alrededor de un mes, mencionaba que los primeros en reaccionar en el país a esta crisis fueron los artistas. Ellos comenzaron a organizarse para atender lo que aparecía como más urgente, con un trabajo local, en cada territorio, para identificar a quienes lo estaban pasando más mal y poder ayudarlos.

Aquí también los artistas aparecieron muy tempranamente reaccionando de distintas formas. El movimiento asociativo se tradujo en la creación de la filial Maule del Sindicato de Actores de Chile (Sidarte), que ha desarrollado un trabajo hasta ahora más interno, estratégico, y sin acciones mediáticas.

Otra instancia asociativa que nació a raíz de la necesidad de actuar en conjunto para una campaña fue la Red de Espacios Culturales Autogestionados de Talca, que con la acción mediática “Viralizarte” se propusieron ir más allá del objetivo puntual que era la obtención de donaciones; sino que también mostrar que desde la región era posible levantar una programación audiovisual con contenidos propios. Esto con la esperanza de poder capitalizar en algún momento estas capacidades; mientras tanto los artistas aún exploran individualmente vías de entregar su contenido en redes sociales, con algunas experiencias de conciertos y obras de teatro en los que se pide aporte voluntario o un monto fijo.

Esto detonado además por las primeras “bajas” en el ambiente cultural, con el cierre de las puertas de Casa Ruda en Talca y La Micro en Curicó, entidades que tuvieron que devolver los espacios físicos que arrendaban por no poder seguir solventándolos, y que por ahora se mantienen con un trabajo online.

En este momento –primera semana de junio- se produjo también el primer quiebre dentro del movimiento artístico regional al desvincularse el Galpón al Margen, el centro cultural más antiguo de Talca, del trabajo junto al resto de los centros culturales tanto de Talca como de la región, alegando incluso con una carta a la ministra Consuelo Valdés, faltas a la transparencia. Como consecuencia de ello, hay un convenio con la red de centros culturales de la región para que éstos reciban fondos para su supervivencia, que aún no ha sido firmado, pese a haber sido anunciado el 17 de mayo pasado.

Posteriormente se conoció también que la Fundación Cinecon había abandonado la mesa de trabajo en medio de recriminaciones por la comunicación interna con cada uno de los participantes, y aludiendo a una intencionalidad de generar asimetrías.

GOBIERNO Y SEREMI
Desde el Gobierno, a nivel nacional aparece en marzo el anuncio de un fondo de 15 mil millones de pesos en ayuda del sector, y posteriormente se conoce que estos recursos serían producto del recorte de ciertos ítems dentro del Ministerio de las Culturas. Posteriormente se da cuenta del Plan de Emergencia que fue duramente criticado por organizaciones de artistas por operar bajo la concursabilidad.

Luego desde el Maule, el 20 de abril la seremi de las Culturas del Maule, Pía Soler, anuncia la creación del programa Maule Elige Cultura en Casa que recibe propuestas artísticas de artistas y gestores locales en la forma de cápsulas audiovisuales, y que mensualmente va entregando un monto no superior a 250 mil pesos a un número determinado de estas iniciativas.

Los resultados al menos en cuanto a contenidos han sido bastante visibles permitiendo la ejecución de varias cápsulas que dan cuenta de la riqueza cultural que hay en nuestra región, y que en muchos casos entregan contenidos tipo tutoriales, que generan también la posibilidad de aprendizaje de parte del público.

Este programa fue objeto de crítica por parte de un grupo de artistas identificados como representantes de Sidarte Maule y artistas independientes, que el 18 de mayo pasado protestó frente a la seremi de las Culturas. Se planteó en un documento que fue leído en la calle que habría un desconocimiento del “tiempo invertido en reconvertirse en audiovisualistas y tratar de entregar material de calidad desde este lenguaje, que para muchas y muchos de nosotres (sic) es nuevo, está muy por encima de los montos propuestos en el fondo Maule Elige Cultura en Casa.

Cuando usted declara que ‘(los mismos artistas) proponen el valor que cuesta su presentación artística’, disimula nuevamente esta realidad, como si eligiéramos algo que en realidad nos es impuesto”.

CORPORACIONES MUNICIPALES, CENTROS DE EXTENSIÓN Y TRM
Paralelamente las Corporaciones Culturales Municipales se comenzaron a activar, con importantes diferencias entre unas y otras. Es así como por ejemplo entre las primeras que anunciaron una cartelera online –que implicaba la contratación de artistas para presentaciones con resguardos de seguridad- estuvieron la Corporación Cultural Municipal de Constitución y la de San Javier, meses más tarde se sumó Linares a través de la Casa de la Cultura, y Parral.

En tanto otras corporaciones se han centrado en producir programas donde invitan a artistas o muestran su trabajo, o sus propios talleres online, como Pelarco, Teno y Rauco. Y finalmente hay otras que han alimentado sus redes sociales principalmente con productos culturales hechos en otros lugares, que obtienen gracias a alianzas con otros centros culturales, como es el caso de Curicó.

Por otro lado, en el sector de los Centros de Extensión regionales, que son sólo dos, la Universidad Católica del Maule ha exhibido una cartelera bien nutrida con videos donde hay presentaciones artísticas de diversos tipos, realizadas por artistas de la región especialmente para estos meses; en tanto la Universidad de Talca por temas presupuestarios ha realizado notoriamente menos acciones, pero que también han incluido cápsulas audiovisuales con talleres, producción de conversatorios sobre temas culturales, entre otros productos con los que ha nutrido su canal de Youtube. En tanto la Universidad Autónoma que antes centraba su labor cultural en la gestión de tres galerías de arte, recién esta semana anunció su primera exposición online, réplica de una muestra que hizo rotar por la región el año pasado.

Finalmente, el Teatro Regional del Maule comenzó con un ciclo de sesiones de artistas locales en vivo, a la vez que insertando videos grabados en sus temporadas anteriores. Recientemente también se conoció que el principal escenario de la región obtuvo un fondo por 221 millones de pesos para activar su cartelera con artistas locales, en lo que se espera que se traduzca en una acción que al menos genere más movimiento del circuito artístico en los siguientes cuatro meses.

Cabe señalar aquí que al resto de los teatros municipales de la región se les informó desde el Consejo Regional del Maule que no habría recursos para ellos este año, lo que al menos desde el Teatro Municipal de San Javier ha sido visto con inquietud, más aun ahora que fue anunciado lo del TRM.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here