“La privatización de la salud en nuestro país muestra en la hora actual su verdadera cara”

La lucha contra el Coronavirus, asomó los desafíos que desde varios frentes se deben ejecutar. Para el académico, la situación sanitaria representa un “nunca más”, que obligará a reestablecer las prioridades dentro de Chile

publicado por

Avatar
5 de abril de 2020
1341
“En absoluto estamos evaluando la posibilidad de suspensión del semestre”, enfatizó el rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas.

En tiempos de pandemia, han sido muchas modificaciones que han debido llevarse en cada ámbito. El plano universitario no es la excepción. La Universidad de Talca debió acoplarse al recurso tecnológico para llevar adelante los objetivos académicos de sus estudiantes y a la par, de su personal académico y administrativo.

Álvaro Rojas, rector de dicha casa de estudios, detalló de qué forma la institución que encabeza, está llevando la situación por el Coronavirus, sobre todo, desde el punto de vista colaborativo para la región.

¿Qué medidas ha adoptado en lo personal para proteger su salud y de su familia por esta pandemia?
“Las medidas que -en lo personal y familiar de autocuidado- hemos adoptado con mi señora, dicen relación con las recomendaciones para todos los chilenos y que hemos profundizado manteniéndonos rigurosamente en casa, utilizando mascarilla protectora y guantes en los casos excepcionales de salida, desinfección permanente de distintas superficies, entre otras. Lo anterior atendida mi condición de inmunosuprimido, a consecuencia de un trasplante de riñón que me hiciera hace ya 13 años. Estoy en mi casa estrictamente en cuarentena conectado mediante teletrabajo con los colaboradores de la Universidad de Talca y solo he salido para atender lo estrictamente esencial”.

¿Qué medidas más importantes se han adoptado en el plano interno en la universidad, esto es, con funcionarios y académicos, para mitigar los riesgos de contagios?
“Hace ya casi dos semanas optamos por el teletrabajo y radicar el proceso formativo a metodologías online para todos nuestros estudiantes. Lo presencial es hoy la excepción. Tenemos la convicción que la salud de nuestros alumnos, funcionarios y académicos es la primera prioridad en la hora actual. Esta medida estuvo antecedida por la difusión de medidas de autocuidado, las que permanentemente estamos actualizando, no sólo para nuestra comunidad, sino que para toda la comuna y la región. Estas medidas las mantendremos durante todo el tiempo que sea necesario acordes con el principio de la seguridad que señaláramos. Por otra parte, como funcionarios públicos debemos garantizar y asegurar la continuidad de servicio, y en ese contexto se definieron algunas funciones críticas de un personal mínimo que debe concurrir por turnos a los campus”.

Con los alumnos ¿Percibe que ha habido comprensión respecto al peligro que significaba continuar con clases presenciales?
“Nuestras alumnas y alumnos son adultos y claramente comprenden las particulares circunstancias que una pandemia significa. Los riesgos de contagio son elevados y las consecuencias de ello, desastrosas para un establecimiento educacional y particularmente sus familias y cercanos. Los contactos de grupos deben evitarse y por lo pronto, toda la formación práctica que existe en diversas carreras de educación, salud, prácticas de diversas ingenierías, tiene hoy dificultades objetivas de poderse realizar”.

EDUCACIÓN A DISTANCIA

La educación a distancia que ha sido el camino obligatorio a seguir en su opinión ¿Tiene los estándares suficientes para realmente asegurar la formación de un estudiante?
“Más de mil millones de estudiantes de 165 países están enfrentado hoy a una situación similar. La pandemia representa un desafío gigantesco a las instituciones de educación superior, que pone a prueba las capacidades de sus profesores y estudiantes. No existe por lo pronto, otro camino y nuestros académicos, asistentes y colaboradores están abocados intensamente a la preparación de los distintos módulos de manera virtual, la Vicerrectoría de Pregrado reforzando las capacidades técnicas de gestión informática y las capacidades de las plataformas de aprendizaje, la Vicerrectoría de Gestión Estudiantil desarrollando instrumento que garanticen equidad en los aprendizajes, generando para tal efecto becas de conectividad que facilite el acceso virtual en una región con la características de la nuestra.

La universidad vislumbró hace ya más de una década un programa que fue pionero -y me atrevo a decir- que único en la educación superior chilena, que se logró gracias a un esfuerzo económico institucional. Cada año entregamos un notebook a todos los alumnos que pasan a tercer año y también a los que ingresan vía Admisión Especial Vincularse, por lo que todos los alumnos y alumnas superiores sí cuentan con el equipamiento. Por otra parte, nuestro sistema de aseguramiento de la calidad en distintos niveles desplegándose para garantizar el desarrollo de las competencias previstas en los distintos módulos. Operamos con la mayor flexibilidad, toda vez que las circunstancias así lo aconsejan. Por otra parte, nuestro modelo formativo de formación por competencias promueve el autoaprendizaje, por lo que la migración a un modelo virtual encuentra en nuestro alumnado un sustrato muy fértil”.

En ese contexto, ¿La Universidad de Talca está evaluando o se ha pensado en suspender toda actividad y retomar en el segundo semestre? ¿Es viable esto pensando que la Universidad no terminó el segundo semestre del 2019 debido al paro de los estudiantes?
“Es bueno precisar que algunas carreras y programas e incluso cursos, concluyeron a fines de enero de 2020 el segundo semestre y oficialmente el resto lo hará el día 8 de abril. Posterior a ello iniciaremos el proceso de matrícula para alumnos antiguos a modo de formalizar su condición de alumnos regulares ante el Ministerio de Educación y de esta forma habilitarlos para la recepción de distintos beneficios.

En absoluto estamos evaluando la posibilidad de suspensión del semestre, muchos alumnos nos consultan y nos demandan el pronto inicio de clases, es más, los alumnos de primer año ya lo hicieron el lunes pasado. Sabemos que es un proceso complejo, lleno de desafíos, pero el aprendizaje que logrará toda nuestra comunidad universitaria, ya sea en la modalidad de teletrabajo o de educación online, será una externalidad muy favorable que lograremos en estos aciagos días.

Este viernes recién pasado, el Consejo Académico de la Universidad resolvió que todo el primer semestre de 2020, que inicia el 20 de abril para los alumnos antiguos se hará de modo online. Lo mismo para nuestros colaboradores en formato de teletrabajo. Medida que puede ser revisada, solo si las condiciones de seguridad en materia de salud para nuestros estudiantes y funcionarios así lo permite. En esto, no vamos a correr riesgos”.

En el Consejo de Rectores ¿Se ha evaluado también esta opción de postergar derechamente el año académico para el segundo semestre? ¿La Universidad de Talca tiene alguna propuesta al respecto?
“Esta medida en absoluto fue discutida en el Consejo de Rectores del día jueves pasado. Sí puedo señalar que existe la mejor disposición y voluntad de los rectores, y sus instituciones de actuar con la mayor flexibilidad con nuestros alumnos, que por diferentes razones no pueden hacer un uso adecuado de las tecnologías que se requieren y también para hacer frente las profundas consecuencias económicas que esta crisis sanitaria trae aparejadas. Existe una coordinación entre el Cruch y la Confech en este sentido para buscar caminos que hagan posible resolver los temas más candentes, donde la voluntad del gobierno a través del Ministerio de Educación es muy relevante”.

En el aspecto financiero ¿Qué facilidades se le van a otorgar a los alumnos y sus familias para cumplir con los compromisos del pago de aranceles con la universidad? Ello pensando en la cesantía que deberán enfrentar muchos de los padres de alumnos antiguos o nuevos.
“Su pregunta tiene una estrecha concordancia con la anterior que me formulara. Y el contexto de la respuesta es nuestra voluntad de operar con la máxima flexibilidad, de explorar todos los caminos que requieran nuestros estudiantes para no verse perjudicados por la situación económica que los afecte a ellos y sus familias. Hace muchos años atrás señalamos que en nuestra universidad, ningún estudiante con talento y dedicación al estudio puede ver frustradas sus posibilidades de estudio en la Universidad de Talca, ese desafío nuevamente lo asumimos, más allá de las respuestas que podamos encontrar en los entes oficiales. Es cierto que esta decisión importa sacrificios, que nuestra comunidad está más que dispuesta a asumir”.

APORTE A LA CONTINGENCIA

¿Cómo ha colaborado o piensa seguir colaborando la Universidad de Talca con el Gobierno y autoridades sanitarias para enfrentar la pandemia?
“Estoy muy orgulloso de cómo la Universidad de Talca ha asumido este rol de universidad pública, de brindar certezas y expresar en acciones concretas su compromiso con la región.

En este sentido, cuatro facultades de la universidad pusieron a disposición sus conocimientos e infraestructura para apoyar con soluciones tecnológicas al sistema de salud público, específicamente mediante la impresión en 3D de pantallas de protección para ser usadas por el personal de los recintos asistenciales. Se entregarán 2 mil unidades al Hospital de Talca y la misma cantidad al Hospital de Curicó. Continuamos en su fabricación.

Asimismo, la Escuela de Medicina en colaboración con Centro Nacional en Sistemas de Información en Salud (CENS) desarrolló un test online que permite a la ciudadanía saber si presenta síntomas del virus y si es necesario que asistan a un recinto asistencial.

Pusimos a disposición del Servicio de Salud Maule las instalaciones del futuro Centro Médico de la Utalca (ex Hospital Italiano) como alternativa de cierta calidad para hacer frente a las emergencias que puedan ocurrir en Talca y la región.

Habilitamos la plataforma web “Liceo Virtual” para que estudiantes de enseñanza media puedan reforzar sus materias; entregamos al Hospital de Talca, a modo de préstamo, un moderno equipo PCR para diagnosticar Covid-19. Profesores de nuestra Escuela de Kinesiología apoyaron al Servicio de Salud Maule para elaborar una prueba que permitirá contratar personal que reforzará los centros de salud; y pusimos en marcha también una campaña educativa de bien público para concientizar a la comunidad regional/nacional sobre las medidas para prevenir y enfrentar el Covid-19 desplegada en medios de comunicación, en vía pública y redes sociales.

Además, estamos preparando para los próximos días habilitar una red de voluntarios, académicos y estudiantes, que atenderán por videoconferencia a personas sospechosas de tener Covid- 19; profesores de la Facultad de Ciencias de la Salud generarán un producto que permite higienizar como alternativa al alcohol gel.

Incluiremos voluntarios para el Plan Cuenta Conmigo del Ministerio de Desarrollo Social, para apoyar a adultos mayores en sus compras de alimentos, remedios y útiles de primera necesidad, o bien ayudarles con el uso de tecnologías para que estén en contacto con sus seres queridos y así puedan sentirse más seguros y tranquilos.

Otras iniciativas muy interesantes son también el desarrollo de un simulador para capacitar a funcionarios de la salud pública para cambiar las piezas de ventiladores mecánicos. Además, una realización de la Escuela de Ingeniería en Videojuegos y Realidad Virtual y un prototipo de examen para detección de personas contagiadas a cargo del profesor Leonardo Santos, del Instituto de Química de Productos Naturales”.

¿Cuál es la visión desde la Universidad respecto a si Chile y el sistema de salud público se ha preparado lo suficiente para enfrentar todas las aristas de esta problemática por la pandemia?
“Sabemos que no tenemos un sistema de salud público que pueda hacer frente desafíos como este. La privatización de la salud en nuestro país muestra en la hora actual su verdadera cara, el acceso es desigual no sólo desde el punto de vista social, sino que también territorial. Los menores recursos están en manos de la salud privada, la que desgraciadamente en la región no tiene una expresión manifiesta.

Los países que hoy pueden enfrentar con cierta solidez la actual situación como Alemania, Austria e incluso Francia cuentan con un sistema de salud pública sólido y bien dotado. La reflexión hoy es clara, no sólo debemos tener seguridad para eventuales agresiones externas, debemos tener también la infraestructura y los recursos humanos en cantidad y calidad suficiente, para enfrentar enemigos naturales y de la naturaleza de un simple virus.

Lo importante es reflexionar en las lecciones que esta pandemia nos dejará. Un ‘nunca más’ en estos temas también es necesario y debe instalarse en nuestra sociedad, cambiando prioridades y si es necesario, modificando estructuras o grupos de privilegio”.

1 Comentario

  1. ÁLVARO, TIENE TODA LA RAZON, YO TENGO UNA SOBRINA EN ESPAÑA CON UNA BECA UNIVERSITARIA , Y TUVO QUE CONTINUAR CON TODO ONLINE, Y NO PUEDE VENIRSE A CHILE, Y ESTA EN CUARENTENA PERMANENTE, PORQUE ALLÍ SI, QUE ES GRAVÍSIMA LA SITUACIÓN.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here