La primera norma ambiental de olores en Chile está en desarrollo

Medio Ambiente elaboró un anteproyecto de ley para la regulación de olores. Están a la espera de que pase la pandemia para reunir a los vecinos y retomar el proyecto.

publicado por

Avatar
27 de julio de 2020
131
La exigencia presentará un límite en unidades de olor por metro cúbico (OU/m3) que será evaluado a una distancia de 500 metros, medido desde el perímetro del plantel.

Los malos olores pueden ser molestos y desagradables, pero la percepción permanente a ellos constituye un factor de estrés y altera la calidad de vida de las personas. Además, puede tener perjuicios en la salud, como trastornos del sueño, dolores de cabeza, problemas respiratorios y nauseas, entre otras.

A este tipo de situaciones se exponen a diario algunos vecinos colindantes a plantas agrícolas y porcinas que funcionan en la región.

Cabe señalar que en Chile no existe una norma de olores que permita establecer criterios respecto a la evaluación ambiental, es por eso que el seremi del Medio Ambiente, Pablo Sepúlveda, anunció que se está trabajando en un anteproyecto de norma de emisión de olores, en respuesta a “las necesidades que han ido apareciendo por parte de la comunidad. Nosotros tenemos un caso ejemplar en la región del Maule, Coexca, que es un plantel porcino que está ubicado en San Javier”, comentó la autoridad.

MEDIR OLORES
No existe un instrumento capaz de sustituir el olfato, para cuantificar el olor existen métodos estandarizados como por ejemplo la olfatometría dinámica, técnica que utiliza un equipo, en un laboratorio, para diluir con aire limpio los gases de una muestra con olor, donde profesionales determinan el umbral de percepción del olor.

El seremi explicó que “generalmente, este tipo de normas establecen criterios de referencia porque el olor es algo difuso que no es tan sencillo de poder evaluar. Lo que estamos haciendo aquí es tomar como referencia algunas normas internacionales que nos permiten adecuar la regulación a la realidad de la región y al país”.

El anteproyecto en el cual se está trabajando propone el cumplimiento de un límite de emisión de olor en el receptor, un límite de reducción de emisión de olor en las lagunas y exige el reporte de prácticas operacionales, donde cada instalación deberá informar sobre el estándar de limpieza.

El control y fiscalización de la futura regulación será por parte de la Superintendencia del Medio Ambiente quien velará por el cumplimiento de los estándares establecidos en la regulación, y coordinará el sistema de reportes.

“NO HAY FECHAS DEFINIDAS”
La autoridad fue enfática en señalar que para la elaboración del anteproyecto, la participación ciudadana debe ser activa y de manera presencial.

“Esperamos poder desarrollarlo durante los próximos meses, pero obviamente el Coronavirus nos ha puesto algunas restricciones de cómo hacer la participación ciudadana, creemos importante avanzar en una participación digital, pero hoy no podemos hacer participación ciudadana porque no podemos congregar gente. Así que por el momento no tenemos fechas definidas”, agregó.

Beatriz Mellado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here