La paz hoy más que ayer

publicado por

Avatar
22 de diciembre de 2019
37

El anhelo de vivir en paz, es un deseo presente en toda persona razonable, en cualquier persona que tiene amor al territorio en el que habita. En tal sentido, la paz no es un anhelo solo de inocentes o una aspiración de personas que no quieren ser alteradas por una coyuntura que se escapa de las manos.
Vivir en paz es un empeño que subyace en la intimidad y en el corazón de cada ser humano, pues de lo contrario la vida se volvería una rebelión inagotable y finalmente destructiva también para el mismo sujeto que reclama contra la existencia que pesadamente lleva a cuestas.
De ahí que la paz sea quizás el aspecto primero y más fundamental en toda comunidad. Se da en medio de la justicia y del buen criterio, de la sensatez, de la razón que dialoga buscando persuadir con argumentos y no impone con amenazas o vandalismo de ninguna especie.
Hace algunos años, cuando Juan Pablo II estuvo en Chile, dijo: “El Corazón de la paz es la paz del corazón”. Esta frase retumba hoy desde Arica a Magallanes, de cordillera a mar. Chile necesita, primer y antes que nada, paz en el corazón. Solo con ello, y desde allí, habrá paz exterior, paz social, paz comunitaria.
En el contexto, estamos convencidos de que existe una inmensa mayoría de chilenos que quiere vivir en paz, que busca aportar libremente al desarrollo justo del país y que está dispuesto a resolver sus diferencias mediante el diálogo, como quedó de político.
Basta una mínima prudencia intelectual y moral para darse cuenta de que injusticia y la sinrazón nunca son artífices de armonía ciudadana. Así como la irracionalidad embrutece la racionalidad embellece y enaltece la relación entre unos y otros.

Jorge Imas Urrea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here