La “Nueva” anhela recuperar su sentido de perteneNcIa tras la pandemia

Bajo la dirigencia del “Ticho” Umanzor, estos regalones que la revolotean en la Asofútbol Talca han destinado, por ahora, sus energías a ordenar la casa, para así volver a reflorecer laureles, tal como ocurrió en las épocas gloriosas del Club Deportivo Nueva Abate Molina

La intención será rememorar los años de gloria de esta escuadra que menea el esqueleto en la Asofútbol Talca.

De las leyendas que hoy siguen en el Club, no hay quien olvide aquellos años de apogeo de esta escuadra, en la que su sede era un verdadero desfile de jugadores cada fin de semana.

Es que entendiendo que este inmueble se ubicaba a solo cuadras de la cancha Costanera, estos muchachines se reunían, se equipaban y partían con todo listo a defender los colores de la Nueva Abate Molina.

Fueron años gloriosos, en los que, por ejemplo, esta tienda fue la primera en Talca en clasificar simultáneamente a dos series a una Copa de Campeones Regional, tal como ocurrió con la de honor y la de mayores de 35 cachos, en 1996.

Por esto mismo es que esos recuerdos quieren reflotar en esta institución, que el 5 de diciembre de este año cumplirá 58 años.

Una cara nueva presenta, por estos días, la sede del Club Abate Molina, gracias al trabajo encomiable de sus directivos.

ORDENAR
Tras un desfalco que sufrió este humilde Club con su directiva anterior, Manuel Umanzor junto a un grupo de colaboradores y socios, tomó los fierros calientes y a puro ñeque empezó a darle con el fin de salir adelante.
Lo primero fue regularizar un sinnúmero de jugadores que se creían estaban fichados pero, al poco andar, estos personeros se dieron cuenta que alguien se había ido por dentro con las lucas de los pases, por lo que los esfuerzos fueron grandes para dejar todo en regla.

Con aquello listeilor, el trabajo fue orientado a regularizar el comodato de su sede, ubicada en el corazón de la población que lleva el mismo nombre. Para sorpresa de muchos, esos trámites nunca se hicieron, por lo que estos cabros fueron unos verdaderos ocupas por años, sin tener la menor idea.

“Pensamos que solo lo teníamos que regularizar. Hicimos todo el trámite. Averiguamos y llegamos hasta el Serviu, donde gracias al apoyo de la gente de ahí, pudimos conseguir un comodato por cinco años, el que nos permitía poder postular a proyectos”, aseguró “Ticho” Umanzor.

UN TUBO
Luego de superar este inconveniente, se fueron por un tubo. Si bien el punto de partida para arreglar la sede fue por la vía de los aportes de los propios socios, posteriormente, con un dinero llegado desde ANFA Nacional, gracias a la gestión del presidente de la Asofútbol Talca, Rosamel Rodríguez, los albiverdes consiguieron construir su sala multiuso, que les sirve para reuniones o para darle al tercer tiempo.

Pero como al galpón ya le habían pasado los años, gracias a un proyecto en el que les colaboró Patricio Rojas, la Municipalidad talquina también le estregó recursos a la Nueva Abate Molina para pintar la fachada y arreglar las murallas que colindan con los vecinos. Debido a lo anterior, esta sede muestra otra facha.

“Han sido avances significativos y estamos muy felices. Obviamente que con todo esto del Coronavirus, no pudimos seguir trabajando y postulando a proyectos, ya que todo eso se congeló, pero cuando vuelva todo, queremos seguir, para darle nuevamente el sentido de pertenencia que tuvo el Club en su minuto”, agregó Umanzor.

POR MÁS
El “Ticho” la tiene clarita. “Nosotros habíamos hecho una proyección, lo que venía era el mejoramiento de los baños, porque nosotros ya le habíamos enviado una carta a Costanera para hacer de local ahí y volver a los años nuestros, donde nosotros nos vestíamos en la sede del Club, jugábamos y luego nos veníamos a bañarnos y después compartíamos, entonces queremos rememorar eso”.

Como la Asofútbol tendrá reunión el próximo viernes 31 de julio, recién ahí se sabrá si se podrá llevar a cabo o no la competencia este 2020. Por el momento, los directivos albiverdes verán las opciones para ejercer la localía en la nueva cancha sintética del Club Costanera o bien sería una alternativa el templo del Talca National, teniendo en cuenta que la intención de los dirigentes es estar cerca del sector y volver a ese arraigo que los hizo tan popular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here