La hazaña de hacer un taller literario por Whatsapp y con veinte personas en tiempos de pandemia

La docente reconoce que dictar un taller en esta modalidad ha sido todo un desafío. La clave para no caer en el caos ha sido el respeto entre todos los participantes.

publicado por

Avatar
9 de mayo de 2020
265
Sólo una sesión presencial alcanzaron a tener los participantes del taller literario que imparte la profesora jubilada Palmira Ramos Cruz en asociación con la Biblioteca Oriencoop.

.- Palmira Ramos Cruz alcanzó a realizar una sesión del taller literario que impartía en la Biblioteca Oriencoop. La actividad que auspicia esta entidad financiera para sus socios comenzó el 11 de marzo con una convocatoria que alegró a esta profesora de Castellano y escritora.

Todo pintaba bien hasta que llegó la pandemia. En algún momento los organizadores evaluaron suspender el taller, había muchas personas adultas mayores de las que se podría sospechar que tenían poca conexión con la tecnología, por lo que las plataformas que estaban surgiendo como una oportunidad para mantener las reuniones masivas de forma virtual no parecían factibles en este caso.

Sin embargo el tesón de Palmira y el entusiasmo de los inscritos en el taller permitieron encontrar la fórmula para continuar de forma remota.

Aprovechando que todos los miembros contaban con Whatsapp, ya que tenían un grupo para comunicarse, se atrevieron a utilizar esta vía para seguir con el taller, esta vez, cada uno desde su casa.

MUCHO RESPETO
Son nada menos que alrededor de 20 los participantes en el taller, por lo que cuesta imaginar cómo es posible coordinar quién habla primero y quién habla después por esta herramienta de la cual sólo utilizan la opción de escribir. Y cómo lograr también que cada uno tenga su tiempo.

“Lo principal es que todos son muy respetuosos, entonces cuando se ve que alguien está escribiendo en el grupo, los demás esperan. Además, yo voy dando los tiempos para que cada cual vaya expresándose”, explica Palmira.

“Son dos horas en las que logramos conversar sobre primero una lectura, y después vamos abordando los otros puntos del taller, que tienen que ver con lo que yo les enseño y los ejercicios que se dan”, agrega a continuación.

PARA QUE LA IMAGINACIÓN VUELE
Sobre los contenidos que aborda el taller, Palmira Ramos explica que son temáticas que les permiten a los talleristas conocer más de las técnicas y posibilidades de la escritura creativa. De esta forma, se han introducido por ejemplo en figuras como la hipérbole o la metáfora.

Con los ejercicios que deben desarrollar en base a estos temas ha surgido la oportunidad para los miembros del taller de echar a volar su imaginación en este tiempo en que, como todos, han debido lidiar con las incomodidades del encierro.
“Ha sido importante para ellos, es como una puerta”, comenta al respecto Palmira desde la experiencia que tiene también como escritora.

En tanto, el sueño de volver a encontrarse “en vivo”, sigue muy presente. En ellos ronda la idea de que en septiembre próximo, si las cosas con la actual situación sanitaria van mejor, organizarán una actividad donde poder compartir en torno a payas, décimas y todo aquello que desde el folclor celebra la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here