Krzysztof Penderecki: un gigante de la música, clásico y vanguardista

Entre sus obras clásicas destacan el "Treno a las víctimas de Hiroshima" (1960), una composición para 52 instrumentos de cuerda

Penderecki nació el 23 de noviembre de 1933 en Debica, en el sureste polaco, en el seno de una familia con raíces armenias, alemanas y polacas.

El renombrado compositor y director de orquesta polaco, Krzysztof Penderecki, conocido por su «Treno a las víctimas de Hiroshima», el «Stabat Mater» y la banda sonora de «The Shining», falleció este domingo a los 86 años en Cracovia tras una larga enfermedad.

Considerado el compositor polaco moderno más importante, fue icono del sonorismo de la vanguardia musical polaca en sus primeros años y, posteriormente, un prolijo y galardonado autor de una amplísima variedad de obras, de sinfonías a piezas de cámara, enmarcadas -muchas de ellas- en el neoromanticismo.

En su página web se daba cuenta de su muerte, «tras una larga y grave enfermedad. Un gran polaco, sobresaliente artista, humanista y uno de los más conocidos y respetados compositores polacos».

“IMPRESIONANTE LEGADO”

Por su parte, la revista cultural polaca «Culture» aseguraba que «en la historia de la música del siglo XX, su carrera destaca por su rápido ascenso hasta lo más alto, inigualable, con la posible excepción de Stravinsky».

El Ministerio de Asuntos Exteriores polaco lo encuadró como uno de los «más famosos compositores polacos» y autor del «más impresionante legado», mientras que el Ministerio de Cultura lo llamó «autoridad mundial en el campo de la música clásica.

Su sucesor al frente de la Academia de Música de Cracovia, Stanislaw Krawczynski, lamentó la «pérdida irreparable» que su muerte supone para la cultura polaca.

OBRAS DESTACADAS

Entre sus obras clásicas destacan el «Treno a las víctimas de Hiroshima» (1960), una composición para 52 instrumentos de cuerda frotada que catapultó a la fama al entonces joven Penderecki y por la que recibió un premio de la UNESCO, así como la ecléctica «Pasión según San Lucas» (1963-1966).

«Lo único que me interesa es liberar al sonido de toda tradición», aseguró por aquel entonces el compositor.
Otras piezas sobresalientes son su «Concierto para violín nº 1», su «Sinfonía nº 2» y su «Réquiem polaco» (1980-1984), una obra enmarcada dentro del romanticismo, cuyo embrión fue una pieza encargada por el sindicato Solidaridad para acompañar la inauguración de una estatua que conmemoraba la represión violenta de unas protestas contra el gobierno de la Polonia comunista.

BANDAS SONORAS

Además, Penderecki participó en varias bandas sonoras para películas de Hollywood, entre ellas las clásicas del género de miedo «Shining», del director Stanley Kubrick, y «The exorcist», de William Friedkin, y más recientemente, «Shutter Island», de Martin Scorsese.

También compuso la banda sonora de la película «Rekopis znaleziony w Saragossie» (El manuscrito encontrado en Zaragoza), del regidor polaco Wojciech Jerzy Has, considerada como una de las partituras para cine más innovadoras del siglo XX.

Entre sus obras destaca su primera ópera, ‘Los demonios de Loudun’, que se estrenó en la Ópera de Hamburgo en 1969, y la obra «Las siete puertas de Jerusalén».

GRANDES ORQUESTAS

Además, dirigió a grandes orquestas por todo el mundo, de Katowice en su Polonia natal, a la Sinfónica de Londres y las filarmónicas de Múnich, Nueva York, Osaka y Hamburgo, entre otras.
En 2013 se publicaron, a modo de regalo de su sello discográfico por el 80 cumpleaños de Penderecki, una caja con todas sus sinfonías, dirigidas por él mismo.
«El artista es un testigo de la era en la que vive y reacciona con su obra a lo que sucede a su alrededor», señaló el compositor polaco en una ocasión.

BIOGRAFÍA

Penderecki nació el 23 de noviembre de 1933 en Debica, en el sureste polaco, en el seno de una familia con raíces armenias, alemanas y polacas.

Se graduó en la Escuela Superior de Música del Estado (actual Academia de Música) de Cracovia en el 58, centro del que años después llegaría a ser profesor y director.

Su debut internacional se produjo un año más tarde, con tan sólo 26 años, cuando las tres composiciones que presentó de forma anónima en el Festival de Otoño de Varsovia resultaron premiadas.

El director celebró su 85 cumpleaños activo, lleno de ideas para seguir componiendo, según reveló a medios polacos, y con en su propio festival de música, acompañado de colegas y amigos de todo el mundo.

CINCO GRAMMYS

Además de cinco grammys, el galardón UNESCO y dos Prix Italia, el compositor polaco obtuvo el premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2001 y ha logrado la Orden del Mérito de Mónaco, la distinción francesa de Comandante de la Orden de las Artes y las Letras, el Praemium Imperiale japonés y la Orden del Águila Blanca polaca.

Doctor Honoris Causa por 22 universidades (entre ellas una madrileña y una bonaerense), Penderecki era miembro de la Real Academia de la Música de Londres, la Academia Nacional de Santa Cecilia de Roma, la Academia de las Artes de Berlín, la Academia Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, la Academia Americana de las Artes y las Letras, y la Academia Argentina de Música, entre otras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here