Juventud Villa Alegre tuvo su propia “Noche Verde”

Con el fin de planificar la temporada 2020.

publicado por

Avatar
21 de febrero de 2020
149
Los cabros de esta tienda centenaria lo pasaron chancho y ahora se proyectan en grande.

Para conseguir resultados y logros, las entidades del fútbol amateur deben planificarse y organizarse con la idea de que todo marche como corresponde. Es la fórmula del éxito, pues los resultados no llegan de un día para otro o no aparecen por arte de magia.
Todo se consigue en base a esfuerzo, constancia y bajo un orden administrativo. Es lo que buscan los muñecos del Club Deportivo Juventud Villa Alegre, que con la realización de la tradicional “Noche Verde”, ordenaron la casa para mejorar en lo deportivo y en todo ámbito de cara a la temporada 2020.

INVITACIÓN
La directiva encabezada por Jeremías Lobos Diéguez invitó a la familia del “Juve” para compartir esta convocatoria, en la que fueron parte jugadores, socios, simpatizantes e invitados especiales, quienes tiraron la talla y disfrutaron de lo lindo.

De a poco fueron llegando los parroquianos a la sede del Club villalegrino, que compite en la Asociación de Fútbol Abate Molina. La cena fue el plato fuerte de la cita, la que estuvo poquito buena, los brindis y los buenos deseos no faltaron.

“Fue una jornada en la que disfrutaron todos los que sienten estos colores. Marcaron presencia jugadores de antaño, que siguen con ganas de aportar y sumar, lo que nos llena de orgullo y nos da la fuerza para ir por nuevos desafíos. Por historia nuestro Club ha sido protagonista y eso no va a variar”, dijo el timonel.

Hasta que llegó el momento de los reconocimientos, por este año, los dirigentes le otorgaron un premio especial a Viñedos De Aguirre, que ha sido una de las empresas que le ha brindado apoyo a la institución del Maule Sur. A nombre de la reconocida Viña local asistió Rodrigo Arriagada, quien recibió el testimonio.

ENCUENTRO
La noche del sábado sirvió para que se llevara a cabo este encuentro, que estuvo de película y muy emotivo. Surgieron nuevas ideas y proyecciones para lo que viene en esta tienda fundada el 15 de abril de 1905. Además, estos cabros reunieron fondos y recibieron cooperaciones, que les viene como anillo al dedo.

Por otra parte, en esa misma jornada varios jugadores estamparon la rúbrica para vestir estos colores de uno de las instituciones más antiguas del Maule. “Siempre ha sido un honor jugar por este gran equipo. Llevo 25 años y creo que aquí moriré. Tengo mi hijo (Andrés) acá y eso me motiva para continuar soñando en que podemos dar más alegrías. Este año queremos volver a estar en la pelea en la Copa Regional en 50 años, nos gusta apuntar en grande”, sostuvo Andrés Troncoso, histórico goleador del Juventud Villa Alegre.

Por su parte, Luis “Pumita” Rodríguez, otro de los jugadores que moverá el esqueleto en 50 cachos, puntualizó: “Las expectativas eran pocas, por el momento que vivimos como país, estamos de vacaciones, entonces se complica realizar eventos institucionales, pero al final superó las expectativas, pues contamos con una masiva presencia lo que habla bien del Club. Las metas son estar siempre en los puestos de avanzada y en todas las series. En lo institucional, es estar unidos y lo otro se da solo”.

En tanto, Rodrigo Toledo, futbolista identificado con estos colores, señaló: “Por mi parte terminé un poco triste por lo que me pasó (luxofractura de tibia y peroné). En lo deportivo y en relación a serie de honor, empezamos bien, le metimos, ganamos partidos, pero se nos ha complicado porque llegábamos pocos a jugar, perdimos partidos ganables y eso al final complica. Espero recuperarme pronto, por ahora alentando para que todo salga bien”.

Ahora se le vienen los partidos amistosos al cuadro verde, con la finalidad de ir ajustando las piezas en cada serie para no andar con cosas de perros chicos, sino que estar donde las papas queman.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here