Intendente Milad a 10 años del 27F: “No sólo hay que reconstruir lo físico, sino que también ese Chile solidario que nos ha caracterizado”

Autoridad pasó revista a los daños que dejó el megasismo y el tsunami, así como la intensa labor que realizaron las instituciones públicas para reconstruir viviendas e infraestructura, aunque todavía quedan casos pendientes.

publicado por

Avatar
27 de febrero de 2020
128
En el Maule fueron 54 mil las familias que perdieron su vivienda producto del megasismo.

Cuando se cumplen 10 años del mega terremoto 8,8 Richter y posterior tsunami que afectó a la zona central y centro sur del país, es imposible olvidar que la Región del Maule fue una de las más afectadas, con 54 mil familias que perdieron sus hogares, daños severos en infraestructura pública y privada, así como 316 fallecidos y personas desaparecidas.

Esa jornada, además, varios servicios se vieron severamente dañados, como de agua potable rural en más de 90 puntos, 104 puentes y 74 caminos. Ello, sin considerar los efectos sobre el sistema de distribución de energía eléctrica, la red de alcantarillados y colectores de aguas lluvia. Además, 13 canales de riego sufrieron deterioros considerables y 11 defensas fluviales quedaron destruidas.

En la zona costera, se vieron dañadas once obras portuarias, cuatro espigones y las instalaciones de seis caletas. Además, 344 familias de pescadores artesanales perdieron sus botes, motores y herramientas de trabajo. Todo ello, producto del tsunami que literalmente arrasó con toda la zona costera.

“Es una noche mucha nostalgia, han pasado 10 años y el dolor persiste y el recuerdo hacia quienes perdieron la vida. Hay que reconstruir no sólo lo que falta, sino que también la ilusión de seguir trabajando por un Chile solidario”, señaló el Intendente del Maule, Pablo Milad.

430
colegios resultaron con daños

VIVIENDAS Y ESCUELAS
Según datos del Ministerio de Vivienda, la reconstrucción alcanza un 99,88% en el Maule, sólo con 11 casos pendientes de los 54 mil 386 iniciales.

En educación, el terremoto dejó con daños de diversa magnitud a aproximadamente 430 establecimientos de la región, cercano a un 60% del total de establecimientos educacionales.

El Ministerio de Educación dispuso una gran cantidad de recursos, a través de convocatorias de planes de reparaciones y reposiciones, financiamiento de liceos emblemáticos y tradicionales, complementado con proyectos de adquisición de equipamiento, en total se realizó una inversión de 53 mil 952 millones de pesos.

En esta inversión, aproximadamente 25 mil millones corresponde a la reposición de siete establecimientos emblemáticos, como el Liceo Abate Molina, Insuco y Liceo Marta Donoso, todos de la comuna de Talca; Liceo Federico Heisse de Parral; Liceo Guillermo Marín de Retiro; Escuela Isabel Riquelme de Linares; y Escuela Donn Müller de Constitución.

Entre los temas pendientes, se encuentra la reconstrucción de las Escuelas Concentradas de Talca y Escuela José Manuel Balmaceda de Curicó.

Lo que está pendiente

El Museo O’higginiano de Talca ya se encuentra casi terminado en su obra gruesa, con una inversión de mil 92 millones de pesos. Obras vigentes en cartera del Gobierno Regional para este 2020, se cuentan la reparación Santuario del Carmen, Curicó; normalización con equipamiento escuelas Carlos Salinas Lagos, José Manuel Balmaceda y Fernández, de Talca, más conocidas como ex Concentradas, además del Corazón de María de Linares y el Mercado Central de Talca.

CONECTIVIDAD VIAL
Las direcciones operativas del Ministerio de Obras Públicas (MOP), por su parte, recuperaron la conectividad vial, además de ejecutar seis importantes obras de riego y recuperar la totalidad de los sistemas de agua potable rural, así como habilitar las caletas pesqueras y el borde costero.

Además, participaron en el catastro y solución a los daños en la edificación pública, como aquellos de carácter patrimonial, servicios públicos, escuelas e iglesias.

La Dirección de Vialidad abordó más de 130 puntos con daños en caminos y puentes, logrando restablecer rápidamente la conectividad en las cuatro provincias del Maule, como los puentes Cardenal Raúl Silva Henríquez de Constitución; Mataquito, Lautaro y Paula en el límite de las Provincias de Talca y Curicó; Loncomilla y Marimaura, en la Provincia de Linares; y Puente Santa Ana entre Chanco y Constitución.

Además, se reconstruyeron los puentes Río Claro de la Ruta 5 Sur; el Parrón de Curanipe; Botalcura de Pencahue; La Laguna de Curepto; Rahue de Chanco; San Camilo de Itahue; y Pellines de Constitución.

Se repuso la conectividad en todas las rutas de la región, destacando la reposición de dos kilómetros de la ruta costera en el sector de La Trinchera de Curepto, donde el tsunami literalmente se llevó el camino.

316
víctimas fatales se registraron en la región

RIEGO Y AGUA POTABLE
La Dirección de Obras Hidráulicas, por su parte, dependiente del MOP, cumplió con la recuperación de seis grandes obras de riego que corresponden al sistema de riego.

Se trató del canal Cumpeo de Río Claro; sistema canal Maule Norte y canal Pencahue, ambos de la provincia de Talca; sistemas canal Putagán y Melozal de Linares; y el sistema canal matriz Digua de Parral. En total, se recuperaron 125 mil hectáreas pertenecientes a 6 mil 660 regantes.

En agua potable rural se decretaron recursos por un monto de 6 mil 200 millones para recuperar 92 de los 266 sistemas existentes. “Hemos logrado salir delante de la mano, sin importar colores, y vamos a seguir trabajando por un Chile más justo, solidario y cercano”, destacó el Intendente Milad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here