Importantes lecciones sanitarias del Covid-19

Para derrotar al Coronavirus no hay que perder tiempo ni utilizar enfoque parciales, según expertos de Harvard

EXPERIENCIA ITALIANA

«Hay lecciones valiosas que aprender de los enfoques de China, Corea del Sur, Taiwán y Singapur, que pudieron contener el contagio con bastante anticipación, pero también se puede aprender de los errores cometidos al principio en Italia”, señalan sus autores, Gary P. Pisano , Raffaella Sadun y Michele Zanini.

Una de las lecciones que extrae este equipo de Harvard de la experiencia italiana es que el momento más efectivo para tomar medidas enérgicas es extremadamente temprano, cuando la amenaza parece ser pequeña, o incluso antes de que haya algún caso.

También aconsejan tomar enfoques sistemáticos, evitando las soluciones parciales “que encierran peligros”, así como promover la capacidad de aprender rápidamente de los éxitos y fracasos, y la voluntad de cambiar las acciones en consecuencia, para poder encontrar el enfoque correcto de implementación sanitaria.

Pisano, Sadun y Zanini, señalan como prioridad máxima acelerar la difusión del conocimiento que está surgiendo de las diferentes opciones de política sanitaria (en Italia y en otros lugares), «considerarlas como si fueran «experimentos» y adoptar «una mentalidad que facilite el aprendizaje de las experiencias pasadas y actuales al tratar con Covid-19 de manera efectiva y rápida».

“Es especialmente importante entender lo que NO funciona”, recalcan.

Para los expertos de Harvard, para ganar la guerra contra el Covid-19 no hay que perder tiempo, dada la progresión exponencial del virus, y hace falta una movilización «de estilo bélico», tanto en términos de recursos humanos y económicos como de una coordinación extrema de los sistemas de salud (centros de investigación, hospitales, médicos, entre otros), diferentes entidades del sector público y privado, y la sociedad en general.

PAÍSES ASIÁTICOS.

Un nuevo Coronavirus, una nueva epidemia, muchas incógnitas. Así sintetiza la actual situación desatada a raíz de la expansión mundial del Covid-19 la doctora Adelaida Sarukhan, especializada en inmunología y redactora científica en el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), en España.

Señala que la epidemia, ahora pandemia, está evolucionando de manera muy rápida y con ello, el conocimiento que tenemos sobre este nuevo virus aumenta, pasando de no saber nada de él a principios del 2020, a que la comunidad científica ya haya logrado aislarlo, secuenciarlo, identificarlo y desarrollar pruebas para diagnosticarlo.

«Pero sigue habiendo muchas incógnitas sobre la pandemia que se irán resolviendo a medida que ésta evolucione y los científicos entiendan más el comportamiento del virus”, señala Sarukhan, quien recopila y analiza información de calidad y de fuentes científicas de todo el mundo sobre la pandemia, con la que elabora y actualiza informes periódicos para ISGlobal.

Señala que hay varias lecciones y conclusiones “que por el momento siguen siendo válidas”, y que se desprenden de la información de calidad sobre las medidas tomadas en distintos países para detener el virus, como China, donde se desencadenó la epidemia en diciembre de 2019 y existe una considerable experiencia sobre el Covid-19 acumulada a lo largo del tiempo.

«Un análisis de la OMS sobre China arroja valiosa información sobre la dinámica de transmisión del SARS-CoV2», añade.

CORDÓN SANITARIO

Ese análisis indica, por ejemplo, que las personas infectadas son contagiosas desde el inicio de la enfermedad, que pueden tener una carga viral durante días o semanas después de recuperarse y que la transmisión comunitaria parece ocurrir «sobre todo en el ámbito domiciliario», según Sarukhan.

Según la información recopilada por esta inmunóloga, las medidas implementadas en China (cuarentena, distanciamiento social, y aislamiento de poblaciones infectadas) han tenido un impacto real en frenar la transmisión de la epidemia.

«Otro análisis sugiere que el cordón sanitario de Wuhan retrasó en, por lo menos, tres días la propagación del virus a otras ciudades en China», informa la experta de ISGlobal.

También apunta que Singapur y Hong Kong, ambos países con la experiencia previa de la epidemia SARS, también están en camino de controlar la situación, al igual que Corea del Sur, y que la lección es que “las acciones tempranas del Gobierno y las medidas de distanciamiento social tomadas a nivel individual son clave para ralentizar la epidemia”.

Para Sarukhan, «las medidas sanitarias implementadas por Corea del Sur para contener y detener la propagación del Coronavirus, podrían ser un ejemplo a seguir”, a la luz de la evidencia científica que se va generando acerca del Coronavirus SARS-CoV-2.

“La estrategia de este país se basó en la realización masiva de test para diagnosticar al mayor número de personas infectadas y poder aislarlas, así como en una capacidad tecnológica impresionante para poder seguir los movimientos de las personas infectadas (basado en su teléfono móvil) e identificar posibles contactos de los casos”, explica a EFE.

Destaca que “esto permitió ponerlos en cuarentena y evitar más contagios”.
“Finalmente, las medidas de distanciamiento social fueron ampliamente respetadas por la población. Todo esto, basado en una buena comunicación y transparencia de acción por parte de las autoridades”, concluye la doctora Sarukhan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here