Importante señal de la justicia

“Los hechos que afectaron al recurrente, constituyen una vulneración a su libertad de desplazamiento y a su integridad física y psíquica, por lo cual, esta Corte considera prudente ejercer las facultades que le confiere la Carta Fundamental"

publicado por

Avatar
11 de diciembre de 2019
36

Sin votos disidentes, al igual como ocurrió en primera instancia, la segunda sala de la Corte Suprema confirmó un fallo decretado -en fecha reciente- por la Corte de Apelaciones de Talca, donde se acogió un recurso de amparo presentado por una víctima de apedreos y amedrentamiento por parte de manifestantes en las calles de esta ciudad.

Así se instruyó a Carabineros y la PDI extremar las medidas para resguardar el orden público y el libre tránsito vehicular en las calles de Talca. En la Corte Suprema, la sentencia lleva la firma de los ministros Carlos Künsemüller, Lamberto Cisternas, Manuel Antonio Valderrama y Jorge Dahm, junto al abogado integrante, Ricardo Abuauad.

Al respecto, el fallo señala que los hechos sufridos por el recurrente “constituyen una vulneración a la libertad personal y seguridad individual del actor, por parte de terceros desconocidos y embozados, al impedirle el libre tránsito por la vía pública y un riesgo a su integridad, atendida la utilización de elementos idóneos para causar daño”.

Añade que, en consecuencia, se confirman “los supuestos que hacen procedente la acción constitucional de amparo. Sin perjuicio de lo anterior, cabe señalar que los hechos denunciados podrían configurar ilícitos penales, cuya investigación corresponde de manera exclusiva al Ministerio Público» de la jurisdicción en comento.

“Los hechos que afectaron al recurrente, constituyen una vulneración a su libertad de desplazamiento y a su integridad física y psíquica, por lo cual, esta Corte considera prudente ejercer las facultades que le confiere la Carta Fundamental, a fin de restablecer el imperio del derecho y asegurar la debida protección del afectado «, añade.

Por tanto, concluye que: «SE ACOGE el recurso de amparo interpuesto en contra de Carabineros de Chile y la Policía de Investigaciones de Chile, en cuanto se dispone que los recurridos deberán extremar los recursos para resguardar el orden público y prevenir situaciones como las denunciadas, dentro de sus respectivas competencias”.

Se trata, a no dudarlo, de una señal muy importante para los ciudadanos de Talca y, en definitiva, para todos los chilenos que, durante las últimas semanas, han sido víctima de agresiones por parte de sujetos que no forman parte de las manifestaciones pacíficas, pero que cortan las calles, apedrean vehículos y dañan el mobiliario público.

En este sentido, el rol principal de prevenir estos hechos le corresponde a Carabineros, por cuanto su mandato constitucional es velar por asegurar el orden público. Pero la PDI no puede quedar ajena a compartir esta responsabilidad, ya que también cuenta con personal capacitado y operativo para afrontar incidentes graves.

De esta forma, llama la atención que la PDI simplemente se haya retirado de las calles, después que el Gobierno levantó el decreto de zona de emergencia en la ciudad de Talca. Si bien claramente su papel principal es investigar hechos que puedan constituir un delito, tampoco puede evadir que cuenta con herramientas legales para actuar.

Es de esperar, en consecuencia, que el alto mando de esta institución lea y revise el fallo de la Corte Suprema. Pero, antes que todo, son los propios ciudadanos quienes deben aportar para recuperar el orden público. Y quienes deseen manifestarse, cuentan por supuesto con todas las garantías que otorga el Estado de Derecho y la democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here