Importancia de la inocuidad en el nuevo ministerio

Junto a la Directora Ejecutiva de Achipia, Nury Grass, cerramos en Curicó un trabajo de dos semanas que realizaron en nuestra región expertas de la FDA de Estados Unidos, el cual tuvo por objetivo orientar a nuestros productores de berries en el cumplimiento de las nuevas normas que actualizan la ley de inocuidad alimentaria de ese país, conocida como FSMA. Con la aplicación de una metodología que se centra en las normativas a nivel de huerto, se realizó un curso de formación de revisores, y un análisis en terreno de la realidad maulina en el rubro.

El Ministro de Agricultura, Antonio Walker, y el Gobernador Provincial de Curicó, Roberto González, participaron en esta importante actividad, acompañando a los productores, asesores técnicos, representantes de las empresas, y profesionales de SAG, INDAP, Seremi de Agricultura e INIA Raihuen.

Garantizar la inocuidad de los alimentos que producimos y ser confiables en la forma de certificar esta condición, son aspectos primordiales para mantenernos en el mercado. Por tal razón, la presión que ha puesto Estados Unidos en nuestra cadena productiva a partir de la adopción de FSMA, solo puede ser vista como una oportunidad.

Nuestros productos son seguros y son inocuos, y debemos seguir trabajando para que todos los actores de la cadena cumplan con los nuevos requerimientos, de Estados Unidos y de todos los países de destino. Ese es el camino del mercado de alimentos y por lo tanto, adaptarnos a ese lineamiento es una tarea de todos.

Por esa razón es tan importante el rol de Achipia como coordinador y orientador en materias de seguridad y calidad alimentaria. Sobre todo ahora, cuando el Presidente de la República y el Ministro de Agricultura presentaron el proyecto de ley que creará el Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural.

Bajo este diseño, toda la producción de alimentos de Chile quedará concentrada en un solo ministerio y así se fortalecerán todos los aspectos que tienen que ver con la calidad, inocuidad, condición sanitaria, características organolépticas, que son las que nos permitirían tener una diferenciación importante frente a nuestros competidores.

Y no podemos dejar de mencionar el último punto de nuestro nuevo nombre que es el desarrollo rural. Queremos hacer una agricultura sustentable, que entregue alimentos saludables, que camine hacia el carbono neutral y que deje una profunda huella social con mucho impacto regional. Eso es lo que nos motiva a trabajar en el ministerio de agricultura porque haciendo agricultura sustentable vamos contribuyendo también a eliminar la pobreza rural. Esta es nuestra nueva visión y los invitamos a formar parte de ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here