Hugo “Pingüino” González

publicado por

Avatar
9 de diciembre de 2019
258

No solo en Talca hay de esos crack’s de verdad que marcaron a nivel regional. En los distintos rincones de esta linda y fértil zona existen jugadores, que, de una u otra forma trascendieron, primero por su juego, pero también por su personalidad y decisión.
Por ejemplo, en Maule, uno de los que más la llevó en la década de los 70,80 y 90 fue el gran Hugo González (66), más conocido como el “Pingüino”. Si bien cuando ya era adulto destacó, e inclusive se retiró como arquero, con aquellas características camisetas con corazones, confeccionadas por su esposa, cuando broquita este padre de cinco hijos las oficiaba como puntero izquierdo, puesto en el que asegura: “Muchos decían que andaba muy bien”.
En su hogar, ubicado en la tranquilidad de Chacarillas, Hugo acotó que esas buenas actuaciones, cuando nene, lo tuvieron cerquita del profesionalismo. “Una vez fuimos a jugar un amistoso por Chacarillas a Santiago, por una empresa donde trabajaban hartos del sector. No me acuerdo por qué me puse a discutir allá y dije no juego. Me rogaron una y otra vez y les dije: ‘Ya, juego, pero de seis o si no, no más. Me hacían en caso en todo (risas). Recuerdo que hice el tremendo partido. Justo ese día andaban dirigentes de Audax Italiano y me ofrecieron casa, estudio y vestimenta. En la vuelta, veníamos muy felices y nos mandamos sus copetitos, así que llegué ahí no más a la casa. Después de eso, mi papá me dijo que no”, confidenció.
Sin embargo, la primera cercanía, en su idea de proyectar su carrera, fue jugando por el Talca National, escuadra en la que pasó una de los momentos más tristes de su vida.
“Me acuerdo que un día, un amigo me dijo tras una final en infantiles, que ganamos por el Talca National, que me habían citado a una selección nacional menor. Yo estaba ilusionado, pero una semana después aparece en el Diario llamado a la selección chilena, Jorge Garcés, pero era yo. Él era un tipo de plata y yo no. Creo que ha sido una de las frustraciones más grandes que he tenido en mi vida. La semana siguiente era la celebración del título, pero los mandé a la punta del cerro. Ellos pensaban que yo no sabía. Me habían mostrado una foto del oficio y así que ahí supe que era yo el seleccionado y no él…”, acotó.

REGIONAL
Pero, reconoce: “Quizás eso no era lo mío, quizás lo mío era jugar en Maule” y fue en esta franja de tierra que González las hizo toditas, consiguiendo cuatro títulos comunales, dos regionales y un tercer lugar de Chile, en un Nacional en Ancud.
Sin embargo, no fue solo eso, porque, de igual forma, en 1985 fue elegido el mejor deportista de la comuna, gracias a sus buenas actuaciones, principalmente de Chacarillas y Rangers de Vista Hermosa.
En el conjunto rojinegro, uno de los instantes más positivos que vivió en el fútbol, fue, precisamente, en el Nacional en Ancud. “Fue una de las experiencias más bonitas. Fue mucha gente de acá y además la prensa de allá me eligió como el mejor jugador del torneo”, agregó.

POR MÁS
Actualmente, este personaje se encuentra recorriendo las distintas comunas del Maule, ya que trabaja como chofer en la línea Interbus, así que no es raro verlo arriba de un bus con destinos como San Javier, Iloca, Curicó, Linares, entre otros.
Cuando tiene días libres hay dos cosas que no fallan en su hogar; una, es la parrilla, esa que se prende cada vez que llega alguno de sus amigos, pero sin duda la más importante el jugar y disfrutar a Eder, su nieto, quien reconoce: “Es mi cable a tierra”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here