Hechos que inspiraron canciones famosas

La inspiración puede presentarse de muchas maneras. Hay artistas que dicen haber soñado canciones, otros se basan en sus sentimientos y otros toman como musas diferentes historias que han vivido o que han visto. En otras ocasiones, son las circunstancias en las que se componen los temas las que se convierten en leyenda. Por Manuel Noriega/EFE

El ex Beatle Paul McCartney durante su actuación en Madrid. El artista creó "Hey Jud" por el hijo de Lennon. EFE/Víctor Lerena

“Smells like teen spirit” se convirtió en un himno en la década de los años 90 del pasado siglo. Tras la muerte de su compositor e intérprete, Kurt Cobain, de la banda Nirvana, se elevó a material de culto.

Detrás de esta canción, aún venerada por muchos de sus seguidores, hay una historia de vandalismo activista, una amistad y algunas adicciones.

COBAIN Y EL ESPÍRITU ADOLESCENTE
Todo se remonta al año 1990, cuando Kurt Cobain y su amiga, Kathleen Hanna, la cantante líder del grupo Bikini Kill, se encontraban en las inmediaciones de un centro para embarazadas adolescentes.

Este establecimiento escondía una institución antiaborto que amenazaba con el infierno a las jóvenes que decidían interrumpir el embarazo. Hanna dijo que ambos eran feministas y, tras beber unos buenos tragos de whisky, hicieron pintadas en los muros del local.

Esa misma noche volvieron borrachos a la habitación de Cobain y ella garabateó en su pared “Kurt smells like teen spirit” (Kurt huele a espíritu adolescente).

Esta frase hacía referencia a la marca de desodorante que Tobi Vail, la baterista de Bikini Kill, solía usar. Cobain y Vail tenían una especie de relación y, según Hanna, ella le pasó su olor. Esa pintada se convirtió, meses después, en el título de su mayor éxito.

Una visitante observa unas instantáneas durante la exposición fotográfica «Nirvana: Punk para el Pueblo» en Milán, Itali. EFE/Daniel Dal Zennaro

EL HUMO EN EL AGUA DE LA BANDA MÁS RUIDOSA
En otras ocasiones, las cosas sí son lo que parecen… por ejemplo, “Smoke on the water”, el himno mítico de la banda británica de rock duro, Deep Purple, y sí, trata sobre “humo en el agua”.

El 4 de diciembre de 1971, durante un concierto del estadounidense Frank Zappa en el casino de Montreux, en Suiza, hubo un incendio que fue la inspiración para el tema de la banda que, en la década de los setenta, entró en el libro Guinness de los récords como la “banda más ruidosa del planeta”.

Mientras Zappa tocaba, Deep Purple se disponía a grabar su álbum “Machine Head” en un estudio móvil en la ciudad suiza. Uno de los seguidores de Zappa encendió una bengala y prendió fuego a la sala sin querer. Toda la escena se reflejaba en el lago Leman en cuya orilla está el casino y de ahí la frase “humo en el agua, fuego en el cielo”.

El grupo británico Deep Purple realmente vió en un incendio en Suiza el «Smoke on the water». EFE/Alex Cruz

LA CHICA DE 17
El tema “My Sharona” marcó un hito en la música pop poco antes de la irreverente década de los ochenta del pasado siglo de la mano del grupo “The Knack”. Y sí, Sharona existía y era su verdadero nombre.

“Fue como ser golpeado por un bate en la cabeza”, dijo Doug Fieger, vocalista de la banda, sobre el momento en el que se enamoró de Sharona Aldrin. Por aquel entonces él tenía 25 años y ella tan solo 17.
Según ha comentado el músico a algunos medios, ella era dependienta en una tienda de ropa de Los Ángeles. A él, tan solo le costó un cuarto de hora escribir la letra.

“My Sharona” es una de esas canciones que trascienden al tiempo. Es, según algunos medios, una de las canciones favoritas del multifacético Dave Grohl, actual baterista de The Foo Fighters y exintegrante de Nirvana, que versionó el tema en directo en alguna ocasión.

“My Sharona” llegó a otro de los hitos de la cultura popular de hoy, The Simpsons, en un capítulo en el que los tres “bullies” entonaban su letra.

Doug Fieger, creador de la canción «My Sharona» y componente del grupo The Knack. EFE/J. Casares

AMANTES Y HÉROES
El amor o desamor es un recurso seguro a la hora de buscar inspiración. A David Bowie le sirvió una pareja besándose cerca del Muro de Berlín en 1977, una pareja que Bowie vio por la ventana del estudio, para componer “Heroes”.

La pareja, según contó Bowie en 2015, la componían el productor del cantante, Tony Visconti, y su amante, Antonia Maass.

Ella era cantante y compositora de la banda de jazz rock de Berlín «The Messengers», que estaba grabando en los estudios Hansa al mismo tiempo que David Bowie y que llegó a formar parte de los coros para el gran tema que compuso el londinense.

“Creo que en aquel momento su matrimonio estaba en los últimos meses. Y fue muy emotivo porque podía ver que Tony estaba muy enamorado de esta chica”, dijo el inglés a Classic Rock.

David Bowie, creador del mítico tema «Heroes». EFE/EPA/DOROTHEA MUELLER

EN APOYO DE UN NIÑO
“Hey Jude”, de los Beatles, es una de sus baladas más famosas, cantada, versionada y tarareada infinidad de veces. Y detrás de ella, hay una historia de desamor y un mensaje de esperanza dirigido a un niño, a Jules Lennon, el primogénito de John Lennon.

En 1986, Paul McCartney compuso esta canción para Jules que estaba afectado por el torbellino emocional de la separación de sus padres, Lennon y Cynthia Powell, y la relación amorosa de Lennon con la japonesa Yoko Ono.
“Llevaba sobre una hora conduciendo. Apagué la radio e intenté componer una melodía (…). Tenía un mensaje optimista y esperanzador para Jules”, contó el músico sobre la inspiración del tema.

El cantante británico Julian Lennon, hijo del ex Beatle John Lennon, para quien hizo MacCartney el tema «Hey Jud». EFE/Kote

John Lennon, sin embargo, pensó que la canción trataba sobre él y su relación con la japonesa. Más tarde, cambió el nombre Jules por Jude. El resto es historia de la música.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here