“Hay que seguir en la lucha, tratando de despertar la creatividad en otras cosas”

La actriz, directora y dramaturga curicana admite que sufrió un duro golpe al ver cancelados muchos proyectos; pero ha seguido adelante desde lo personal, y no perdiendo de vista lo comunitario con el trabajo gremial.

publicado por

Avatar
4 de junio de 2020
225
María Elena Bahamondes es una actriz, directora y dramaturga con formación propia y a través de un diplomado en la UCM. Ha realizado diversos montajes infantiles, y este verano estrenó “Corazones solitarios”, para el público adulto.

Era una prometedora la temporada la que aparecía ante los ojos de María Elena Bahamondes. Como suele suceder en el medio teatral, para la actriz, directora y dramaturga curicana el trabajo es bastante inestable, y esta vez por fin aparecían en el futuro cercano muchos proyectos a concretar.

Es por eso que con un tono sereno, pero donde se advierte la desolación, la artista cuenta de todos estos sueños que no se cumplieron.

A pesar de ello no se ha dejado abatir, y cuenta que ha procurado descubrir nuevas habilidades, mientras el tejido, los libros y la música ayudan a mantenerse en calma. En medio de todo ello, no ha dejado de pensar también en el resto de sus compañeros, tan complicados como todos quienes viven del arte.

Es por ello que María Elena ha seguido trabajando con la Asociación de Teatristas de Curicó, Atecu, esperando que su lucha de frutos para que el panorama futuro sea un poco menos gris para la gente de teatro.

BALDE DE AGUA FRÍA: “La verdad es que después de un hermoso festival gestionado por Atecu en conjunto con el Centro de Extensión de la Universidad Católica del Maule ((Festival Curicó al teatro, de enero de este año), nos llega de golpe todo esto de la pandemia y nos trunca muchos proyectos. Teníamos la obra “Corazones solitarios” con la compañía de teatro La Revuelta, que nos había traído bastante alegría por la aceptación del público y la buena crítica. Con ella teníamos proyectadas otras presentaciones, dentro y fuera de Curicó. Sin embargo tuvimos que suspender, y eso fue un balde agua fría.

Yo había sido invitada además como actriz a un proyecto ganador de un Fondart, venían cuentacuentos, con Atecu estábamos programando una serie de improvisaciones. En fin, había tanto… Y así, del día a la noche, nada”.

LAS DIFICULTADES DE LO COTIDIANO: “¿Ha sido difícil? Sí, y mucho. Porque hay que pagar arriendo, comer, cuidarte un poquito más porque has sufrido de un pequeño cáncer, que aunque ya está dormido, el doctor te dice que podría reaparecer si no nos cuidamos. Entonces hay que comprar algunas vitaminas, cuidar la alimentación, y tener pensamientos positivos para que las defensas estén altas… Gran hazaña las que se nos pide”.

“SEGUIR EN LA LUCHA”: “Hay que seguir en la lucha, tratando de despertar la creatividad en otras cosas para generar un poco de dinero que te ayude, redescubriendo tus cualidades y manteniendo la calma para no volverte loca con todo”.

UNICORNIO PERDIDO: “No he escrito nada. Tal cual como a Silvio, mi unicornio azul se me perdió, pero sé que lo volveré a encontrar cuando menos lo piense. Siempre pasa pero son solo periodos, y este ha sido uno crítico para mí”.

LECTURA TEATRAL: “He leído libros variados, cuentos, novelas. Ahora estoy con el libro “Al alba de las emociones” de Susana Bloch, que es un libro del método Alba Emoting, método creado especialmente para los actores, el cual habla de un sistema que a partir de simples acciones físicas permite sentir y expresar con toda su fuerza y pureza las emociones sobre el escenario”.

MÚSICA OCHENTERA: “En cuanto a la música, la de los 80’ de todas maneras. Es una música que propuso sonidos nuevos en su época, y que sin duda es un símbolo de transición que encanta y reencanta”.

TEJIDO Y COBIJO: “Nueva habilidad: el tejido. He hecho dos mantitas estupendas para las noches de frío, así puedo cobijarme en mi sillón a leer cómodamente sin helarme. No soy una experta, pero me quedaron lindas según yo”.

LUCHA GREMIAL: “Sobre las autoridades y el teatro… la falta de preocupación, empatía, falta de criterio y cero apoyo es algo que se vienen dando desde siempre, pero que se acrecienta y se siente con mayor fuerza en esta época cuando los artistas están viviendo momentos extremadamente difíciles. La lucha con Atecu es por una formalización de nuestro trabajo y la administración comunitaria de los recursos, para de esta forma dejar de lado que los derechos laborales y sueldo de cada artista estén condicionados a tener que ganar un concurso”.

Pie de foto: María Elena Bahamondes es una actriz, directora y dramaturga con formación propia y a través de un diplomado en la UCM. Ha realizado diversos montajes infantiles, y este verano estrenó “Corazones solitarios”, para el público adulto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here