Gremios regional de la construcción llamó a extremar medidas

El presidente regional de la CChC afirmó que “el llamado es a preocuparnos de nuestros trabajadores, sobre todo, en estos momentos difíciles".

En el Maule alrededor de 50 mil personas se desempeñan en la construcción, lo que corresponde entre el 8% y 10% de la fuerza laboral regional, por lo cual, el gremio de este sector manifestó su preocupación por las familias que pudiesen verse afectadas, a corto plazo, producto de la paralización y menor productividad de obras a causa de la crisis sanitaria que está afectando a Chile y al mundo.

En este contexto, Paolo Carrera, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) de Talca, señaló que el gremio ha hecho un llamado a todos sus socios y a la industria, en general, para adaptar sus sistemas de trabajo y a extremar las medidas de prevención, todo para evitar contagios del Covid-19 en las obras.

Asimismo, indicó que –paralelamente- desde el gremio han estado trabajando, de manera incesante, estableciendo una comunicación directa con las autoridades de Gobierno y jefes de servicios, con el objetivo de proteger la fuente laboral de sus trabajadores y coordinar las medidas de prevención contra el Covid-19.

A ello se suma planificar, de manera conjunta, la forma de continuar los procesos productivos para resguardar la fuente laboral y, por consecuencia, el ingreso para los miles de trabajadores que se desempeñan en este rubro.

PROTOCOLO SANITARIO

En esta línea, el presidente regional del gremio indicó, que una de las primeras medidas implementadas por la CChC fue solicitar a sus empresas socias que aplicaran con urgencia el Protocolo Sanitario en Obras, elaborado en conjunto a la Mutual de Seguridad.

Todo esto, en sus palabras, representa “un compromiso con nuestra gente y con sus familias, con quienes le dan vida a nuestras empresas y con quienes debemos realizar todos los esfuerzos posibles, tanto económicos como logísticos, para entregar condiciones dignas y seguras en todos los lugares de trabajo que estén en producción y actividad”.

A lo que agregó que “nosotros estamos preocupados de poder dar continuidad laboral en la medida que seamos capaces de cumplir con esos estándares sanitarios y este protocolo lo que busca es hacerse cargo del circuito que recorre el trabajador desde que sale de su casa hasta que regresa».

En este complejo escenario, Paolo Carrera, recalcó la importancia de la pronta implementación de los proyectos y medidas anunciadas por el Gobierno y el Banco Central, las cuales apuntan a la protección del empleo y la liquidez de las empresas.

Esto último es clave para el rubro, porque “estamos lejos de una operación normal. Primero, porque tenemos que velar por la integridad de las personas con quienes nos relacionamos y además porque ya existen ciertas medidas restrictivas, lo que sin duda nos mantiene muy lejanos a un nivel productivo normal».

PÉRDIDA DE EMPLEOS

A inicios de este año, la CChC proyectó que en 2020 se destruirían más de 40 mil puestos de trabajo en esta área por el deterioro económico tras el estallido social y que la cesantía llegaría a 12% en el primer trimestre, el peor dato desde 2010.

“Sin duda esa proyección, bajo el escenario actual, está fuera de contexto. Pero aún no tenemos información suficiente para hacer estimaciones”, comentó el presidente de la CChC Talca, Paolo Carrera.

“Lo importante en este momento es que trabajemos juntos formando una cadena virtuosa; que las medidas del Gobierno y el Banco Central estén pronto; que desde los mandantes hasta el último proveedor se comporten a la altura de los tiempos y que los mecanismos de financiamiento permitan sortear esta crisis”, destacó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here