Gremio insta a los malls a flexibilizar arriendos a restaurantes

El gremio pide flexibilizar el cobro de los arriendos en los malls

Cobros de arriendo, gastos comunes y boletas de garantía, y empresas enviadas a Dicom, es parte de la compleja realidad que están viviendo en la actualidad un gran número de restaurantes ubicados al interior de los centros comerciales, pese a que no pueden funcionar hace tres meses, cuando muchos malls decidieron cerrar sus puertas al público por la pandemia, dejando a esos locales gastronómicos sin ingresos.

Por esta razón, la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga) realizó un urgente llamado a los operadores de centros comerciales a buscar un acuerdo para fijar condiciones contractuales que se ajusten a la debacle económica que afecta hoy al país -que ha golpeado con particular fuerza a los restaurantes-, de manera que los locales gastronómicos ubicados al interior de los malls puedan sortear y sobrevivir a esta crisis.

“En el caso de los malls, les pedimos que se pongan en el lugar de los restaurantes ubicados en su interior, que llevan tres meses sin ingresos, pero que igual deben seguir absorbiendo costos, como el pago de arriendo, gastos comunes e incluso el cobro de boletas de garantía por parte de los centros comerciales, siendo que no están generando ingresos”, afirmó el presidente de Achiga, Máximo Picallo.

Como una forma de conocer la situación de sus asociados ubicados en los centros comerciales, Achiga realizó recientemente un sondeo que reveló que a un porcentaje importante de restaurantes que opera en mall, se les sigue cobrando gastos comunes y hasta boletas de garantía, pese a que los centros comerciales están cerrados; o en el caso de los que están abiertos, se les cobra el mismo monto del arriendo, siendo que el flujo de público es mucho menor.

Si bien la mayoría de las cadenas de restaurantes ubicadas en los malls señaló que se les suspendió el pago del arriendo durante la pandemia, denunciaron cobros elevados y poca transparencia en la información de los gastos comunes, principalmente de energía eléctrica, cuando las instalaciones comerciales no están siendo utilizadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here