Gobierno Regional garantizó ejecución de proyectos pese a recorte de fondos

En marzo la región recibió 11 mil 200 millones de pesos adicionales al presupuesto regional, lo cual ayudará a que el impacto del último recorte sea menor. Sin embargo, desde la oposición existe resquemor por ser la segunda zona del país con mayor descuento.

publicado por

Avatar
6 de mayo de 2020
120
Mil 550 millones adicionales (vía Intendencia) serán reasignados para ayudas sociales (canastas familiares) en el contexto de la emergencia sanitaria.

¿Afectará el desarrollo regional el recorte presupuestario? Es la pregunta que más de uno se ha formulado y que, desde la oposición, generó críticas. Sin embargo, para ahondar en las repercusiones de los $4 mil 425 millones que el Ministerio de Hacienda restó al Maule -segunda zona con mayor descuento- es importante conocer las cifras que nutren actualmente a las arcas regionales.

Así lo explicó el Intendente del Maule, Pablo Milad, al señalar que inicialmente el presupuesto de la Región del Maule para 2020 fue de $83 mil 836 millones de pesos. A ellos se les restó el 5% de emergencia, es decir, $4 mil 151 millones de pesos y un traspaso a Conaf pro empleo de $2 mil 381 millones de pesos.

A lo anterior se descontó también $4 mil 425 millones de pesos ordenados por el Ministerio de Hacienda. No obstante, la región recibió una inyección de recursos para reactivar la economía de $11 mil 199 millones de pesos, que “amortiguaron” el “zarpazo” que dio el nivel central.

Así entonces, además de los demás reajustes, el presupuesto regional quedaría en $84 mil 600 millones de pesos, es decir, será mayor a el inicial (83 mil 836 millones de pesos) y es lo que sustentan las autoridades para asegurar que el impacto del descuento no es desalentador. En todo caso, lo que sí admitió el Ejecutivo Regional es que podría haber una postergación de nuevos proyectos.

DEBATE EN EL CORE
El complejo tema fue discutido este martes en la sesión virtual del Consejo Regional (CORE). Allí se sometió a votación el reajuste del marco presupuestario del FNDR (Fondo Nacional de Desarrollo Regional) para el año 2020. Las dudas no faltaron, las mismas se basaron en cuestionar el por qué Maule fue la segunda zona más afectada –después de la Región Metropolitana-. A esa interrogante, el Intendente respondió que es proporcional al número de casos y emergencia sanitaria de cada zona.

Finalmente, con cuatro abstenciones de los consejeros regionales opositores Pablo del Río, Gabriel Rojas, Manuel Améstica y Rodrigo Hermosilla, se aprobó la modificación. Pablo Milad les aseguró a todos los consejeros que se desarrollarán con normalidad los proyectos comprometidos en la región y explicó de qué forma apoyarán el combate del Coronavirus.

“Respecto a la rebaja de 4 mil 425 millones, es claro que el monto es el segundo más importante a nivel nacional, pero dado el aumento de recursos con los que nos beneficiamos en marzo, la suma sigue siendo muy favorable para la región” dijo.

También subrayó que “los recursos no han sido rebajados para enviarlos a otras regiones, sino para ser inyectados en la propia región a través del Servicio de Salud, como recursos adicionales para el funcionamiento de hospitales y Cesfam, a través de los recursos que se inyectarán para la construcción de los Hospitales, y los más de mil 500 millones que se han inyectado a la Intendencia para la ayuda social que se distribuirá en las 30 comunas”.

HABLAN CONSEJEROS
Al respecto, el presidente del CORE, Juan Andrés Muñoz, sostuvo que nunca una rebaja al presupuesto será bienvenida. En ese sentido, dijo que “si bien el Gobierno Regional había recibido este año más de 11 mil millones de pesos adicionales en el presupuesto, producto de la buena ejecución y eficiencia del año pasado, en este momento es cuando más necesitábamos esos recursos. Ello, teniendo en cuenta que nuestros municipios nos necesitan y la gente también nos necesita”.

“Nos dieron un poco más y nos quitaron un poco más proporcionalmente que al resto de las regiones”, fue lo que explicó el consejero regional, César Muñoz. Según dijo, ya estaban preparados para dicho reajuste. “Se empezó a trabajar desde hace un mes atrás ya que estábamos preparados para enfrentar esta pandemia en términos presupuestarios y estamos reordenando lo que pasará con el FNDR y las obras que se están ejecutando”, sostuvo.

En tanto, el consejero, Pablo del Río, fue más crítico y se sustentó en los índices de ruralidad que tiene el Maule. “Es una de las regiones con mayor tasa de ruralidad en el país. Es una de las que tiene menor dinamismo, más altas tasas desempleo y uno ve con mucha sorpresa cuando se entera que desde el nivel central van a hacer este recorte de recursos, además de quitarle poder decisión a las regiones. Se toman decisiones arbitrarias en la dirección incorrecta. Yo creo que de verdad es vergonzoso lo que está haciendo el nivel central”, aseveró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here