Gobierno aprobó cumplimiento de protocolo sanitario en Feria de las Pulgas de Talca

Autoridades, locatarios y clientes mantienen estrictos resguardos para que una de las instancias comerciales más grandes de la región no se convierta en foco de contagio del Covid-19.

publicado por

Avatar
3 de agosto de 2020
196
Las autoridades conversaron con locatarios de esta feria.

Luego de tres fines de semana en funcionamiento bajo nuevas normativas aparejadas a las actuales exigencias, autoridades gubernamentales de la región visitaron la Feria de las Pulgas de Talca, con el objetivo de comprobar el cumplimiento de los protocolos sanitarios establecidos para que no exista riesgo de contagio del Covid-19 en medio de la presente crisis sanitaria.

El Intendente del Maule, Juan Eduardo Prieto, confirmó que el propósito de su visita a dicha feria comercial fue justamente constatar las medidas sanitarias que se instalaron en este espacio, donde solo se encuentra instalado un poco más del 40% del millar de locatarios que originalmente operaban antes de la pandemia.

“Hemos conversado con los locatarios y están contentos de poder volver a comercializar sus productos, conscientes de que juntos vamos a tener que salir adelante en esta pandemia. Ellos también han estado muy preocupados por el cumplimiento de estas medidas”, expuso.

La seremi de Salud, Marlene Duran, comentó que las autoridades sanitarias participaron de forma estrecha en la planificación de medidas y normativas a seguir en esta feria para otorgar seguridad, tanto a los locatarios como a las personas que la visitan.

PROTOCOLO SANITARIO
En cuanto a las medidas de seguridad, la autoridad sanitaria confirmó que cumplen a plenitud con los requerimientos planteados para la reapertura de esta feria, luego de cuatro meses en que estuvo cerrada, mientras pasaba el “peak” de los contagios en Talca.

Marlenne Duran detalló que, para el acceso a esta feria comercial, existe un control de temperatura, a lo cual se suma un control preventivo de identidad protagonizado por personal de Carabinero, para detectar la posible presencia de personas que deben cumplir la cuarentena y estén quebrantando tal restricción.

Sostuvo que los puestos comerciales cumplen también con las medidas de distancia, sumado a la demarcación en la calle, donde se establece la distancia requerida entre las personas, así como el uso obligatorio de las mascarillas.

“Además, en ciertas cuadras existen lavamanos móviles que también cuentan con todas las medidas de seguridad, incluso, se accionan con la rodilla, para que no exista contacto directo con las superficies”, puntualizó.

¿TEMOR POR FOCOS DE CONTAGIO?
El Intendente comentó que -a pesar de las medidas sanitarias- igualmente persiste el riesgo de contagio. “Así como se ha ido avanzando, también se puede retroceder. Es por eso que estamos acá, revisando las medidas, conversando con los locatarios y la gente, en general, para que tomen conciencia que es fundamental adoptar estas medidas”, señaló.

En esta misma línea, Carmen Salazar, una de las locatarias de esta feria, criticó la postura irresponsable de algunos asistentes, en cuanto al autocuidado que deben asumir para evitar la propagación de esta pandemia.

Uno de los visitantes, Fernando Santana, consideró que es riesgoso asistir a la misma por el estado actual de la crisis sanitaria, a pesar de que no se ve gente sin mascarillas, sumado a la instalación de dispensadores de alcohol gel y puestos para el lavado constante de las manos.

LOCATARIOS FELICES
Carmen Salazar afirmó que la decisión de reaperturar de la Feria de las Pulgas fue una decisión acertada por parte de las autoridades, al manifestar que la gran mayoría de los locatarios constituyen a los grupos sociales de más bajos recursos. “Este es el único ingreso que muchas familias tiene para poder subsistir”, indicó.

También manifestó su total aprobación a las exigencias establecidas para la reapertura de esta instancia comercial, las cuales consideró como imprescindibles para resguardar su salud de los comerciantes y asistentes.

En tanto, otra locataria, María Eugenia Ayala, se manifestó agradecida por la reapertura de esta feria, añadiendo que representa una fuente de ingreso vital para su familia, luego de instaurar el protocolo sanitario.

Lo anterior fue ratificado por Lucía Barahona, presidenta del sindicato de locatarios “Nuevo Amanecer”. “Muchos de los que trabajamos aquí son gente esforzada que no tiene otra entrada que no sea ésta, por lo que necesitábamos que se abriera”, afirmó.

También explicó que los mismos comerciantes tomaron conciencia y solo van a poder vender aquellos más necesitados, los cuales contabilizan menos del 50% del total de locatarios.

Algo muy similar sostuvo Raquel Moraga, presidenta del sindicato “El Puente”, donde están afiliados muchos adultos mayores entre sus 75 integrantes, lo cual explica que tan solo 18 locatarios se hayan reincorporado a las ventas los fines de semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here