Gendarmería frustró ingreso de drogas a unidad penal

Procedimiento se llevó a cabo en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Cauquenes.

En las zapatillas que se trató de ingresar al penal se ocultaba un pequeño cargamento de marihuana.

Dos procedimientos realizó personal de Gendarmería en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Cauquenes que se tradujeron en decomisos de drogas.
Según informó la institución, ambos hallazgos se produjeron en la misma semana, donde la actuación del personal de turno logró desarticular los intentos por ingresar droga que, en dos oportunidades, realizaron ciudadanas que venían a entregar encomiendas.

Los hechos se produjeron la última semana del mes de junio y, según reveló Gendarmería, tuvieron como elemento de ingreso de la droga un par de zapatillas, las cuales serían entregadas a un interno del penal.
En el otro caso frustrado, se trató de un tarro de adhesivo del tipo neoprén que, supuestamente, sería entregado con fines laborales a otro sujeto privado de libertad, para la elaboración de cinturones.

VISITAS SUSPENDIDAS
Ante estos hechos, el director regional de Gendarmería, coronel José Luis Meza, explicó que “actualmente las visitas a los penales están suspendidas producto de la pandemia, por lo cual, la forma de ingresar elementos prohibidos es por medio de la encomienda o la técnica del ‘pelotazo’ que ocurre en otros recintos”.
“Por ello, quiero felicitar al personal del penal de Cauquenes, por cuanto gracias a sus estrictos protocolos y trabajo minucioso de sus funcionarios en la revisión de encomiendas, evitaron el ingreso de drogas, lo que pudo haber atentado en contra del régimen interno”, añadió.

TELÉFONOS CELULARES
Por su parte, el jefe del establecimiento penitenciario, mayor Rubén Sáez, explicó que “luego del hallazgo por parte de los funcionarios que estaban de guardia, se realizó la prueba de campo con personal de equipo de canes adiestrados a las especies sospechosas”.
“Se encontraron para el caso de las zapatillas 21 gramos de cannabis sativa y, para el caso del tarro de neoprén, otros 20.4 gramos de cannabis sativa, además de un gramo de cocaína, tres teléfonos celulares y un cargador para conectar a la luz eléctrica.

A LA JUSTICIA
El jefe del penal añadió que se dio aviso a la fiscalía local, donde se ordenaron una serie de diligencias para investigar lo ocurrido.
Tras las pesquisas, en el caso de la mujer que intentó ingresar la droga mediante la encomienda de zapatillas, quedó en calidad de detenida por el delito de tráfico de drogas en pequeñas cantidades.

Por su parte, la otra mujer que intentó ingresar elementos prohibidos mediante el tarro de neoprén, fue también detenida y entregada a la justicia, donde se dictaminaron en su contra la medida cautelar de prohibición de ingresar a cualquier unidad penal de país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here