“Funebreros” completaron con éxito una extraordinaria campaña solidaria

200 canastas lograron armar en Aurora de Chile, ayuda que fue a parar en jugadores, ex jugadores, socios e hinchas de la institución deportiva, pero también en los vecinos de la población que lleva el mismo nombre.

Más de un mes estuvieron batallando, primero los directivos, pero después todos los entes del Club Aurora de Chile en una cruzada solidaria que fue en ayuda de socios, hinchas, jugadores y ex peloteros que sudaron la tricota funebrera, además de las familias de la propia población que lleva el nombre de esta institución y que la están pasando malena.

Estos muchachines se pegaron el alcachofazo y le dieron sentido al nombre de pila de esta institución que es Club Deportivo y “Social” Aurora de Chile. Fue por esto mismito que uno de los emblemáticos de la institución, como lo es Óscar Montecino, comenzó a meter ruido en la directiva, con que era necesario hacer algo, porque iba haber muchas familias que no lo pasarían bien.

“Nos dimos cuenta de la necesidad de la gente ante los sucesos. Dijimos esto viene crítico, afectará a los hogares chilenos y lo recogimos, porque sabíamos que también iba a afectar a nuestra gente. Como Club somos numerosos, entonces entendemos la labor social y nos correspondía asumir. Teníamos que llegar con una respuesta a nuestros socios y ahí dijimos que la forma más práctica era hacerlo con la elaboración de canastas”, sostuvo este personaje que está vinculado hace 32 años a la tienda talquina.

La campaña contó con el apoyo de todos los estamentos del Club, por lo que en los funebreros están más felices que perros con dos colas.
Estos muchachines se pegaron el alcachofazo y le dieron sentido al nombre de pila de esta institución que es Club Deportivo y “Social” Aurora de Chile.

VUELO
Al final, todos los estamentos del Club quisieron ser parte de esta cruzada. “A medida que fue transcurriendo el tiempo y se fue conociendo esta iniciativa por las redes sociales, lo que estábamos consiguiendo con recursos y alimentos, se fue entusiasmando más gente, por lo cual logramos generar un clima como organización y eso nos llevó a que fuera algo muy familiar, entonces cuando se acercó la fecha de entrega, dejó de ser un imperativo de la directiva, sino que ya después fue del Club completo y eso nos enorgulleció mucho”, expuso Montecino.

En total, fueron 200 cajas familiares las que se pudieron completar, en un trabajo que duró más de un mes y que consistió en la recolección de los alimentos y, posteriormente, el envasado y distribución del mismo.

En definitiva, en esta primera vuelta, los funebreros entregaron cerca de 140 cajitas y este jueves se reunirán para hacer el balance y ver dónde se destinarán las restantes. Un tremendo trabajo de esta institución, que le metió un golazo al Coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here