Fiscalía formalizó a un civil como presunto autor del homicidio de José Uribe

Fiscales argumentaron que pruebas científicas y testigos establecen que soldado no tuvo participación en la muerte del joven manifestante, pero sí un empresario que, esa misma noche, había baleado a dos jóvenes en la Alameda de Curicó

publicado por

Avatar
12 de diciembre de 2019
237

Dos audiencias judiciales formaron parte del drástico vuelco que tuvo la investigación en torno a la muerte de José Miguel Uribe Antipani, de 25 años, en el contexto de las manifestaciones sociales.

En el Juzgado de Garantía de Curicó se decretó la libertad para el soldado que había sido formalizado como presunto autor del crimen. Y en contrapunto, se ratificó la prisión preventiva para una persona que habría realizado el disparo que le costó la vida al joven curicano.

CONVOY MILITAR
Los hechos en cuestión se registraron en la noche del lunes 21 de octubre pasado, cuando José Miguel Uribe participaba de manifestaciones en la ruta Cinco Sur, frente a la Alameda de Curicó.

Allí recibió un disparo en la cabeza que le quitó la vida en el trayecto al hospital de emergencia de esta ciudad. Minutos antes, coincidentemente, por el sector transitaba integrantes de un batallón militar que regresada desde Chillán a Santiago.

DOS DISPAROS
Tras detener su viaje debido a una barricada, los soldados bajaron del bus que los transportaba y, algunos de ellos, percutaron disparos disuasivos de salva, para disipar al grupo de manifestantes.

Uno de los militares, Juan Carlos Reyes, de 24 años, utilizó un proyectil no real y, luego, una munición de guerra percutada desde un fusil. Las primeras diligencias lo situaron en el lugar y ejecutando el disparo, por lo cual, fue formalizado como el presunto autor del delito de homicidio de José Miguel Uribe.

DISPARO INJUSTIFICADO
Esta tesis, luego de más de 45 días días en que el militar estuvo en prisión preventiva, terminó por derrumbarse definitivamente, cuando este miércoles los fiscales, Miguel Gajardo y Jaime Rojas, expusieron que Reyes -a causa del segundo disparo incurrió en “el delito de disparo injustificado de arma de guerra”, pero no por la muerte del joven curicano.

“Consecuente con lo anterior la fiscalía va a dejar sin efecto la formalización del 23 de octubre por el delito de homicidio” dijo Miguel Gajardo, por lo cual, solicitó que se reemplazara la prisión preventiva por la medida de arresto domiciliario nocturno, lo cual fue rechazado por el abogado, Rodrigo Flores, de la Defensoría Penal Pública.

El juez, Patricio Navarro, desestimó la petición de los fiscales y decretó la libertad absoluta del soldado, Juan Carlos Reyes, por estimar que su acción habría tenido justificación, tal como lo planteó la defensa penal.

NUEVO IMPUTADO
Luego, en la segunda audiencia judicial, se conocieron los antecedentes de la investigación que establece que el empresario curicano, Francisco Fuenzalida Calvo, de 60 años de edad, correspondería al autor del disparo que terminó con la vida de José Miguel Uribe.

De hecho, esta persona se encuentra en prisión preventiva desde el pasado 23 de octubre, luego de haber disparado contra dos jóvenes que se manifestaban en la Alameda de Curicó, minutos antes de la muerte de Uribe, también en el marco de las manifestaciones sociales.

El fiscal Rojas planteó que testigos, en distintos lugares donde se registraron los incidentes esa noche, coinciden en haber observado la camioneta de Fuenzalida y también al conductor, percutando disparos en el área en que José Miguel Uribe fue abatido.

Así se formalizaron cargos criminales por los delitos de homicidio, porte ilegal de arma de fuego y por daños en un vehículo particular, todos con el mismo tipo de proyectil balístico, por lo cual, a solicitud de los fiscales, el juez decretó la prisión preventiva anticipada del imputado.

HABLA LA DEFENSA
El abogado, Mauricio González, defensor particular del segundo imputado, ahora formalizado por homicidio, calificó como “errática” y “precipitada la decisión del Ministerio Público de formalizar a nuestro cliente. Creemos que es para minimizar lo ocurrido en la audiencia anterior, donde se libera de los cargos al cabo Reyes, y ante la opinión pública aparecer con otro culpable, para suavizar el efecto de esa desformalización”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here